Descripción general

La colecistitis es una infamación de la vesícula. La vesícula es un órgano pequeño, con forma de pera, ubicado en la zona derecha del abdomen, debajo del hígado. La vesícula contiene líquido digestivo (bilis) que se libera al intestino delgado.

En la mayoría de los casos, la colecistitis se produce por cálculos biliares que obstruyen el tubo que sale de la vesícula. Esto se da como consecuencia de una acumulación de bilis que puede causar inflamación. Otras causas de la colecistitis comprenden problemas con el conducto biliar, tumores, enfermedades graves y ciertas infecciones.

Si no se la trata, la colecistitis puede producir complicaciones graves que, a veces, pueden poner en peligro la vida, como la rotura de la vesícula. El tratamiento de la colecistitis suele consistir en la extirpación de la vesícula.

Síntomas

Los signos y síntomas de la colecistitis son:

  • Dolor intenso en la parte superior derecha o en el centro del abdomen
  • Dolor que se extiende al hombro derecho o a la espalda
  • Dolor con la palpación del abdomen
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre

Los signos y síntomas de la colecistitis ocurren generalmente después de las comidas, en especial, si son abundantes o grasosas.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si tienes algún signo o síntoma alarmante. Si el dolor abdominal que sientes es tan intenso que no puedes quedarte sentado ni encontrar una posición cómoda, pídele a alguien que te lleve a una sala de urgencias.

Causas

La colecistitis ocurre cuando la vesícula se inflama. Las causas de la inflamación de la vesícula pueden ser:

  • Cálculos biliares. Con mayor frecuencia, la colecistitis se produce a causa de partículas duras que se forman en la vesícula (cálculos biliares). Los cálculos biliares pueden obstruir el tubo (conducto cístico) por el que fluye la bilis cuando sale de la vesícula. La bilis se acumula y causa la inflamación.
  • Tumor. Un tumor puede evitar que la bilis drene de la vesícula de forma adecuada, lo que causa la acumulación de bilis que puede provocar colecistitis.
  • Obstrucción de las vías biliares. La torsión o la formación de cicatrices de las vías biliares pueden causar obstrucciones que provoquen colecistitis.
  • Infecciones. El sida y ciertas infecciones virales pueden ocasionar la inflamación de la vesícula.
  • Problemas en los vasos sanguíneos. Una enfermedad muy grave puede dañar los vasos sanguíneos y disminuir el flujo de sangre hacia la vesícula, lo que da lugar a la colecistitis.

Factores de riesgo

Tener cálculos biliares es el principal factor de riesgo de padecer colecistitis.

Complicaciones

La colecistitis puede ocasionar una serie de complicaciones graves, entre ellas:

  • Infección en la vesícula. Si se acumula bilis en la vesícula, lo que provoca colecistitis, esta se puede infectar.
  • Muerte del tejido de la vesícula. Si la colecistitis no se trata, puede provocar la muerte del tejido de la vesícula (gangrena). Es la complicación más frecuente, especialmente, en las personas mayores, las que tienen diabetes y quienes esperan para recibir tratamiento. Esto puede provocar un desgarro o una rotura en la vesícula.
  • Desgarro de la vesícula. Un desgarro (una perforación) en la vesícula se puede producir a partir de una inflamación, una infección o la muerte del tejido de la vesícula.

Prevención

Puedes reducir el riesgo de padecer colecistitis tomando las medidas que se indican a continuación para evitar la formación de cálculos biliares:

  1. Baja de peso paulatinamente. El adelgazamiento rápido puede aumentar el riesgo de cálculos biliares. Si debes adelgazar, apunta a bajar 1 o 2 libras (0,5 a 900 g) por semana.
  2. Mantén un peso saludable. Tener sobrepeso aumenta la probabilidad de tener cálculos biliares. Para alcanzar un peso saludable, reduce las calorías y aumenta la actividad física. Mantén un peso saludable alimentándote bien y haciendo ejercicio.
  3. Optar por una dieta saludable. Las dietas con alto contenido de grasa y poco contenido de fibras pueden aumentar el riesgo de tener cálculos biliares. Para reducir el riesgo, elige una dieta rica en frutas, vegetales y cereales integrales.
Oct. 24, 2017
References
  1. Zakko SF, et al. Acute cholecystitis: Pathogenesis, clinical features and diagnosis (Colecistitis aguda: patogenia, características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 10 de mayo de 2017.
  2. Vollmer CM, et al. Treatment of acute calculous cholecystitis (Tratamiento de la colecistitis calculosa aguda). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 10 de mayo de 2017.
  3. Acute cholecystitis (Colecistitis aguda). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/hepatic_and_biliary_disorders/gallbladder_and_bile_duct_disorders/acute_cholecystitis.html?qt=cholecystitis&alt=sh 2011. Último acceso: 10 de mayo de 2017.
  4. Gallstones (Cálculos biliares). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales) http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/gallstones/index.aspx. Último acceso: 10 de mayo de 2017.
  5. Soper NJ, et al. Laparoscopic cholecystectomy (Colecistectomía laparoscópica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 10 de mayo de 2017.
  6. Laparoscopic gallbladder removal (cholecystectomy) patient information from SAGES (Información para el paciente sobre la extirpación laparoscópica de la vesícula [colecistectomía] de SAGES). Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons (Sociedad Americana de Cirujanos Gastrointestinales y Endoscópicos). https://www.sages.org/publications/patient-information/patient-information-for-laparoscopic-gallbladder-removal-cholecystectomy-from-sages/. Último acceso: 12 de mayo de 2017.
  7. Ferri FF. Cholecystitis (Colecistitis). En: Ferri’s Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de mayo de 2017.
  8. Rejan E (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 16 de mayo de 2017.