Diagnóstico

No hay una definición clara del quimiocerebro, de modo que no existen estudios para diagnosticar esta afección. Generalmente, el puntaje de los sobrevivientes de cáncer que presentan estos síntomas está dentro de los valores normales de las pruebas de memoria.

Tu médico puede recomendar análisis de sangre, exploraciones del cerebro u otros estudios para descartar otras causas de los problemas de memoria. Sin embargo, si no es posible encontrar una causa aparente de los síntomas, tu médico puede derivarte a un especialista que te ayude a afrontar los cambios de la memoria.

Tratamiento

La causa del quimiocerebro no es clara, y no se ha identificado ninguna cura. En la mayoría de los casos, los problemas de memoria relacionados con el cáncer son temporales, de modo que el tratamiento se centra en hacer frente a los síntomas.

No se ha desarrollado un tratamiento estándar para los problemas de memoria relacionados con el cáncer. Dado que los síntomas y la gravedad difieren de una persona a otra, tu médico puede trabajar contigo para desarrollar un enfoque personalizado para afrontar dichos problemas.

Cómo controlar otras causas de los problemas de memoria

El cáncer y el tratamiento del cáncer pueden dar comienzo a otras afecciones, como anemia, depresión, problemas del sueño y menopausia precoz, lo que puede contribuir a los problemas de memoria. Controlar estos otros factores podría hacer que superar estos síntomas resulte más fácil.

Aprender a adaptarse y a afrontar los cambios de la memoria

Un neuropsicólogo, que se especializa en el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos que afectan la memoria y el pensamiento, puede crear un plan para ayudarte a afrontar los síntomas del quimiocerebro. A veces, los médicos se refieren a esto como rehabilitación o recuperación cognitiva.

Aprender a adaptarse y a afrontar los cambios de la memoria puede incluir lo siguiente:

  • Ejercicios repetitivos para entrenar el cerebro. Los ejercicios de la memoria y el pensamiento pueden ayudar a que tu cerebro repare los circuitos rotos que pueden contribuir al quimiocerebro.
  • Hacer el seguimiento y comprender qué factores influyen en los problemas de memoria. El seguimiento cuidadoso puede revelar maneras de enfrentar los problemas de memoria. Por ejemplo, si te distraes con mayor facilidad cuando tienes hambre o estás cansado, podrías programar las tareas difíciles que exigen un nivel más alto de concentración para el momento del día en el que te sientes mejor.
  • Aprender estrategias de afrontamiento. Puedes aprender nuevas formas de realizar las tareas cotidianas para ayudar a que te concentres. Por ejemplo, puedes aprender a tomar notas o a preparar un esquema de materiales escritos a medida que lees. O bien, un terapeuta puede ayudarte a aprender formas de hablar que te ayuden a memorizar las conversaciones y luego recuperar esos recuerdos más tarde.
  • Técnicas para aliviar el estrés. Las situaciones estresantes pueden aumentar la probabilidad de que se presenten problemas de memoria. Y tener problemas de memoria puede ser estresante. Para poner fin al ciclo, puedes aprender técnicas de relajación. Estas técnicas, como la relajación muscular progresiva, pueden ayudarte a identificar el estrés y a afrontarlo.

Medicamentos

No se ha aprobado ningún medicamento para el tratamiento del quimiocerebro. Sin embargo, se puede considerar la posibilidad de usar los medicamentos aprobados para otras enfermedades si tú y tu médico están de acuerdo en que pueden ofrecer algún beneficio.

Los medicamentos que a veces se administran a las personas que tienen estos síntomas incluyen los siguientes:

  • Metilfenidato (Concerta, Ritalin u otros), un medicamento que se usa para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
  • Donepezilo (Aricept), un medicamento que se usa en las personas con enfermedad de Alzheimer
  • Modafinilo (Provigil), un medicamento que se usa en las personas con determinados trastornos del sueño
  • Memantina (Namenda), un medicamento que se usa para mejorar la memoria en las personas con enfermedad de Alzheimer, y que puede ayudar durante la radioterapia en el cerebro

Es necesario realizar más estudios para comprender si estos medicamentos pueden ser útiles para las personas con estos tipos de problemas de memoria, o de qué manera pueden ser de ayuda.

Estilo de vida y remedios caseros

Puedes tomar medidas para aliviar los síntomas de «quimiocerebro» por ti mismo. Intenta, por ejemplo:

  • Controlar todo aquello que puedas controlar de tu ambiente laboral. Si el ruido y el alboroto están distrayéndote, intenta buscar un rincón tranquilo en el que puedas concentrarte. La música suave puede ayudarte a ahogar otros ruidos.
  • Prepárate para el éxito. Antes de poner manos a la obra con una tarea complicada que exija concentración, toma las medidas necesarias para asegurarte de que tendrás todas las oportunidades de éxito. Come algo, de modo que el apetito no te distraiga. Escoge un momento del día en el que estés más alerta. Duerme bien por la noche. Haz un plan para saber exactamente qué tendrás que hacer para completar la tarea.
  • Permanece organizado. Usa calendarios o agendas para organizarte con la tarea. De ese modo, no desperdiciarás tiempo preguntándote si estás olvidando alguna cita o alguno de los puntos en tu lista de cosas por hacer. Anota todo en tu agenda. Haz de la organización una prioridad, tanto en casa como en el trabajo. Si tu espacio de trabajo está organizado, podrás destinar más tiempo a las tareas que debes concluir.
  • Aparta las distracciones de tu mente. Cuando te asalten pensamientos que te distraen, anótalos en tu agenda. Registrar tus pensamientos te ayudará a quitarlos de tu mente y a saber que los recordarás más tarde.
  • Tómate descansos frecuentes. Divide tus tareas en partes que puedas manejar y tómate un descanso cada vez que termines una parte. Permítete un breve descanso de modo que puedas continuar más tarde.
  • Ejercita tu cerebro. Prueba hacer crucigramas o juegos con números para ejercitar tu cerebro. Adopta un nuevo pasatiempo o adquiere una nueva habilidad, como aprender a tocar un instrumento musical o aprender un idioma.
  • Ejercita tu cuerpo. El ejercicio moderado, como caminar ágilmente, puede ayudarte a lidiar con el estrés, el cansancio y la depresión. Todo contribuye a los problemas de memoria. Si no has estado activo en los últimos tiempos, primero pide al médico que te dé su aprobación.

Medicina alternativa

No se han descubierto tratamientos alternativos para evitar o curar el quimiocerebro. Si tienes interés en probar tratamientos alternativos para los síntomas, habla sobre los riesgos y los beneficios con tu médico.

Los tratamientos alternativos para otros tipos de problemas de memoria también se promocionan como eficaces para el quimiocerebro, por ejemplo:

  • Ginkgo. Los suplementos que contienen hojas de ginkgo han demostrado ser una opción prometedora para el tratamiento de los cambios de la memoria relacionados con la edad en los adultos mayores, pero es necesario realizar más estudios. Generalmente, los suplementos de ginkgo son seguros, pero pueden interferir en el efecto de algunos medicamentos de uso frecuente, entre ellos, los anticoagulantes. Habla con tu médico antes de empezar a tomar suplementos de ginkgo.
  • Vitamina E. La vitamina E puede ser beneficiosa para las células cerebrales, pero es necesario realizar más estudios. Generalmente, los suplementos de vitamina E son seguros cuando se los toma en las dosis recomendadas, pero pueden interferir en el efecto de los medicamentos de uso frecuente, entre ellos, los anticoagulantes y los medicamentos de quimioterapia. Puede ser más fácil y más seguro elegir los alimentos que tienen alto contenido de vitamina E, como los aceites vegetales y los huevos.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Los síntomas de la quimioterapia en el cerebro pueden ser frustrantes y debilitantes. Con el tiempo, encontrarás formas de adaptarte, para concentrarte con más facilidad y que los problemas de memoria se atenúen. Hasta ese momento, hay modos de enfrentarlo. Intenta lo siguiente:

  • Ten en cuenta que todas las personas tienen problemas de memoria. Más allá de las mejores estrategias para enfrentar los cambios de memoria, seguirás teniendo lapsus ocasionales. Esto le sucede a todos. Si bien puedes tener poco control sobre los cambios de memoria relacionados con el tratamiento del cáncer, puedes controlar otras causas de los lapsus que son frecuentes para todas las personas, como estar demasiado cansado, distraído o desorganizado.
  • Tómate un tiempo para relajarte todos los días. El estrés puede contribuir a los problemas de memoria y concentración. Destina un tiempo cada día a una actividad que reduzca el estrés, como hacer ejercicios, escuchar música, meditar o escribir un diario.
  • Sé sincero con los demás acerca de tus síntomas. Sé abierto y sincero con las personas cercanas acerca de los síntomas de la quimioterapia en el cerebro. Explícales los síntomas a tus amigos y familiares, y sugiéreles formas de ayudarte. Por ejemplo, podrías pedirle a un amigo que te haga acordar de tus planes tanto por teléfono como por correo electrónico.

Preparación para la consulta

Si actualmente recibes tratamiento para el cáncer, habla con tu oncólogo sobre los signos y los síntomas que presentas. Si has terminado el tratamiento, lo primero que puedes hacer es pedir una consulta con tu médico de cabecera. En algunos casos, pueden derivarte a un profesional que se especializa en ayudar a que las personas afronten los problemas de memoria (neuropsicólogo).

Debido a que las consultas pueden ser breves y a que siempre hay mucho que abarcar, es aconsejable ir bien preparado. A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta y saber qué debes esperar de tu médico.

Qué puedes hacer

  • Lleva un diario de tus lapsos de memoria. Describe las situaciones en las que se te presentan los problemas de memoria. Anota qué estabas haciendo y qué tipo de dificultad se te presentó.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que tomes.
  • Lleva a un familiar o amigo de confianza, o un grabador. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que se proporciona durante una consulta. Alguien que te acompañe puede recordar algún detalle que tú olvidaste mencionar. Graba la conversación con tu médico, para que puedas escucharla más tarde.
  • Anota preguntas para hacerle a tu médico.

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo la visita. Ordena las preguntas de la más importante a la menos importante, por si se acaba el tiempo. Para el caso de quimiocerebro, algunas de las preguntas básicas que debes hacer al médico incluyen:

  • ¿Qué puede estar causando mis síntomas?
  • ¿Cuánto tiempo duran los síntomas normalmente?
  • ¿Qué pruebas ayudarían a determinar si mis síntomas son causados por el tratamiento para el cáncer?
  • ¿Debería ver a un neuropsicólogo? ¿Cuánto costará? ¿Lo cubrirá mi seguro?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mis síntomas?
  • ¿Hay cosas que yo mismo pueda hacer, además del tratamiento que usted sugiere, para ayudar a mejorar mis problemas de memoria?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Tengo que programar una visita de seguimiento?
  • Si necesito que me apliquen rayos en el cerebro, ¿se puede proteger mi hipocampo de la radiación?
  • ¿Tendré que tomar memantina (Namenda) durante la radiación en el cerebro?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle al médico, no dudes en hacer cualquier otra pregunta que se te ocurra.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede dejar tiempo para repasar los puntos que más te interesa analizar. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuándo tuviste estos síntomas por primera vez?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cómo afectan los síntomas tu vida diaria?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore tus síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore tus síntomas?
May 16, 2018
References
  1. Asher A, et al. The effect of cancer treatment on cognitive function. Clinical Advances in Hematology and Oncology (El efecto del tratamiento oncológico en la función cognitiva. Avances clínicos en Hematología y Oncología.). 2015;13:1.
  2. Niederhuber JE, et al., eds. Neurologic complications (Complicaciones neurológicas). En: Abeloff’s Clinical Oncology (Oncología clínica de Abeloff). 5.ª ed. Filadelfia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 30 de septiembre de 2015.
  3. Wefel JS, et al. Clinical characteristics, pathophysiology, and management on noncentral nervous system cancer-related cognitive impairment in adults (Características clínicas, fisiopatología y tratamiento del deterioro cognitivo relacionado con el cáncer que no afecta el sistema nervioso central en adultos). CA: A Cancer Journal for Clinicians (CA: Una revista sobre cáncer para profesionales clínicos de salud). 2015;65:123.
  4. Survivorship (Supervivencia). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 1 de octubre de 2015.
  5. Improving your concentration: Three key steps (Cómo mejorar la concentración: tres pasos clave). CancerCare. http://www.cancercare.org/publications/71-improving_your_concentration_three_key_steps. Último acceso: 21 de octubre de 2015.
  6. Combating chemobrain: Keeping your memory sharp (Cómo combatir los efectos de la quimioterapia en el cerebro: mantener la memoria ágil). CancerCare. http://www.cancercare.org/publications/70-combating_chemobrain_keeping_your_memory_sharp. Último acceso: 21 de octubre de 2015.
  7. Attention, thinking, or memory problems (Problemas de atención, razonamiento o memoria). Cancer.Net. http://www.cancer.net/navigating-cancer-care/side-effects/attention-thinking-or-memory-problems. Último acceso: 21 de octubre de 2015.
  8. Ginkgo. Natural Medicines Comprehensive Database (Base de Datos Exhaustiva de Medicamentos Naturales). http://www.naturaldatabase.therapeuticresearch.com. Último acceso: 21 de octubre de 2015.
  9. Vitamin E (Vitamina E). Natural Medicines Comprehensive Database (Base de Datos Exhaustiva de Medicamentos Naturales). http://www.naturaldatabase.therapeuticresearch.com. Último acceso: 21 de octubre de 2015.
  10. DeVita VT Jr, et al. Neurocognitive effects (Efectos neurocognitivos). En: DeVita, Hellman, and Rosenberg's Cancer: Principles & Practice of Oncology (Cáncer por DeVita, Hellman y Rosenberg: principios y práctica de la oncología). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Wolters Kluwer Health Lippincott Williams & Wilkins; 2015. http://www.ovid.com/site/index.jsp. Último acceso: 30 de septiembre de 2015.
  11. Ganz PA. Late effects of cancer treatments (Efectos tardíos de los tratamientos oncológicos). En: Cancer Survivorship: Today and Tomorrow (Supervivencia después del cáncer: hoy y mañana). Nueva York, N.Y.: Springer; 2007:59.
  12. Feuerstein M. Management of chemotherapy-related cognitive dysfunction (Tratamiento de la disfunción cognitiva relacionada con la quimioterapia). En: Handbook of Cancer Survivorship (Manual de supervivencia después del cáncer). Nueva York, N.Y.: Springer; 2007:287.
  13. Brown PD, et al. Memantine for the prevention of cognitive dysfunction in patients receiving whole-brain radiotherapy: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial (Memantina para la prevención de la disfunción cognitiva en pacientes que reciben radioterapia holocraneal: ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo). Neuro-oncology (Neuroncología). 2013;15:1429.
  14. Gondi V, et al. Preservation of memory with conformal avoidance of the hippocampal neural stem-cell compartment during whole-brain radiotherapy for brain metastases (RTOG 0933): A phase II multi-institutional trial (Conservación de la memoria con la protección conformacional del nicho de células madre neuronales del hipocampo durante la radioterapia holocraneal para metástasis cerebrales [RTOG 0933]: ensayo multiinstitucional de fase II). Journal of Clinical Oncology (Revista de Oncología clínica). 2014;32:3810.