Diagnóstico

Análisis de detección

Es más probable que el cáncer de cuello uterino que se detecte de forma temprana se pueda tratar con éxito. La mayoría de las guías sugieren que las mujeres comienzan a hacerse las pruebas para detección de cáncer de cuello uterino y cambios precancerosos a la edad de 21 años.

Las pruebas de detección incluyen las siguientes:

  • Papanicolaou. Durante el Papanicolaou, tu médico raspa y cepilla células del cuello del útero, y luego las examina en un laboratorio para detectar anomalías.

    El Papanicolaou permite detectar células anormales en el cuello del útero, incluidas las células cancerígenas y células que muestran cambios que aumentan el riesgo de cáncer de cuello uterino.

  • Prueba de ADN para VPH. La prueba de ADN para VPH incluye el análisis de las células extraídas del cuello del útero para detectar la infección por uno de los distintos tipos de VPH que presentan más probabilidades de producir cáncer de cuello uterino. Esta prueba puede ser una opción para las mujeres de 30 años o más, o para las mujeres más jóvenes que obtengan un resultado anormal en el Papanicolaou.

Diagnóstico

Si el médico sospecha que tienes cáncer de cuello uterino, es probable que, como primera medida, examine completamente el cuello uterino. Se utiliza un instrumento de aumento especial (colposcopio) para buscar células anormales.

Durante el examen colposcópico, es probable que el médico tome una muestra de las células del cuello uterino (biopsia) para que sea analizada en el laboratorio. Para extirpar tejido, el médico puede utilizar las siguientes técnicas:

  • Biopsia por punción, que consiste en el uso de una herramienta puntiaguda para tomar pequeñas muestras de tejido del cuello uterino.
  • Raspado endocervical, que consiste en el uso de un instrumento pequeño con forma de cuchara (raspador) o un cepillo delgado para tomar una muestra de tejido del cuello uterino.

Si la biopsia por punción o el raspado endocervical arroja resultados alarmantes, el médico puede realizar alguna de las siguientes pruebas:

  • Asa de alambre eléctrico, que es un procedimiento mediante el cual se usa un alambre eléctrico delgado de bajo voltaje para obtener una pequeña muestra de tejido. Por lo general, este procedimiento se lleva a cabo en el consultorio del médico y la paciente recibe anestesia local.
  • Conización quirúrgica, que es un procedimiento mediante el cual el médico puede obtener capas más profundas de células del cuello uterino para que luego sean analizadas en el laboratorio. Este procedimiento se realiza en el hospital y la paciente recibe anestesia local.

Estadificación

Si el médico determina que tienes cáncer de cuello uterino, deberás realizarte más pruebas para saber qué extensión tiene el tumor (en qué estadio se encuentra la enfermedad). El estadio del cáncer es un factor clave para identificar el tratamiento adecuado.

Los exámenes de estadificación son los siguientes:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Esta clase de pruebas, como las radiografías, las tomografías computarizadas (TC), las resonancias magnéticas (RM) y las tomografías por emisión de positrones (TEP), ayudan al médico a determinar si el cáncer se ha diseminado fuera del cuello uterino.
  • Inspección visual de la vejiga y el recto. El médico puede usar instrumentos especiales para ver el interior de la vejiga y el recto.

Los estadios del cáncer de cuello uterino son los siguientes:

  • Estadio I. El cáncer está restringido al cuello del útero.
  • Estadio II. El cáncer está presente en el cuello del útero y en la parte superior de la vagina.
  • Estadio III. El cáncer se ha diseminado a la parte inferior de la vagina o a la pared lateral de la pelvis, a nivel interno.
  • Estadio IV. El cáncer se ha diseminado a los órganos cercanos, como la vejiga o el recto, o a otras partes del cuerpo, como los pulmones, el hígado o los huesos.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de cuello de útero depende de varios factores, como el estadio del cáncer, otros problemas de salud que puedas tener y tus preferencias. Puede usarse la cirugía, la radiación, la quimioterapia o una combinación de las tres.

Cirugía

El cáncer de cuello uterino en estadio temprano por lo general se trata con cirugía para extirpar el útero (histerectomía). Una histerectomía puede curar el cáncer de cuello uterino en estadio temprano y evitar la reaparición de la enfermedad. Sin embargo, la extirpación del útero imposibilita futuros embarazos.

El médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Histerectomía simple. Se extirpa el útero y el cuello del útero junto con el cáncer. La histerectomía simple (también llamada total) generalmente es una opción solamente en casos de cáncer de cuello uterino en estadio muy temprano.
  • Histerectomía radical. Se extirpa el útero, el cuello del útero, parte de la vagina y los ganglios linfáticos de la zona junto con el cáncer.

La cirugía mínimamente invasiva puede ser una opción en casos de cáncer de cuello uterino en estadio temprano.

La cirugía que preserva la posibilidad de quedar embarazada también puede ser una opción si tienes cáncer de cuello uterino en estadio muy temprano, sin afectación de los ganglios linfáticos.

Radiación

La radioterapia usa haces de alta energía, como rayos X o protones, para matar las células cancerosas. La radioterapia puede usarse sola o junto con la quimioterapia antes de la cirugía, para achicar el tumor, o después de la cirugía para matar las células cancerosas que hayan quedado.

La radioterapia puede administrarse:

  • De forma externa, al dirigir el haz de radiación a la zona del cuerpo afectada (radioterapia de haz externo)
  • De forma interna, al colocar un dispositivo lleno de material radioactivo dentro de la vagina, generalmente solo durante unos pocos segundos (braquiterapia)
  • De forma externa e interna a la vez

Las mujeres premenopáusicas podrían dejar de menstruar y entrar en la menopausia como resultado de la radioterapia. Si quieres quedar embarazada después de la radioterapia, consulta a tu médico acerca de formas en que puedes preservar tus óvulos antes de comenzar el tratamiento.

Quimioterapia

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos, que generalmente se inyectan en una vena, para destruir células cancerosas. Se suelen combinar dosis bajas de quimioterapia con radioterapia, ya que la quimioterapia puede mejorar los efectos de la radiación. Se utilizan dosis más elevadas de quimioterapia para controlar el cáncer de cuello uterino avanzado que puede no tener cura.

Atención de seguimiento

Luego de completar el tratamiento, tu médico te recomendará chequeos regulares. Pregúntale al médico con qué frecuencia debes hacerte los exámenes de seguimiento.

Cuidados paliativos (atención compasiva)

Los cuidados paliativos consisten en atención médica especializada que se centra en proporcionar alivio del dolor y otros síntomas de una enfermedad grave. Los especialistas en cuidados paliativos trabajan junto a ti, tu familia y tus otros médicos a fin de proporcionar un nivel de apoyo adicional que complemente tu atención continua.

Cuando los cuidados paliativos se brindan con todos los otros tratamientos adecuados, las personas con cáncer pueden sentirse mejor y vivir más tiempo.

Los cuidados paliativos provienen de un equipo de médicos, personal de enfermería y otros profesionales especialmente capacitados. Los equipos de cuidados paliativos buscan mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer y la de sus familias. Esta forma de atención se ofrece junto con los tratamientos curativos o de otro tipo que puedas estar recibiendo.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Nadie puede estar preparado para un diagnóstico de cáncer. Sin embargo, puedes tratar de manejar el shock y el miedo que sientas siguiendo algunos pasos para controlar lo que puedes hacer en dicha situación.

Todos sobrellevan un diagnóstico de cáncer cervical a su manera. Con el tiempo, descubrirás qué te ayuda a sobrellevarlo. Hasta ese momento, puedes empezar por tomar el control intentando lo siguiente:

  • Aprende lo suficiente sobre el cáncer cervical para tomar decisiones sobre tu atención. Escribe las preguntas que te surjan y llévalas a tu próxima consulta para hacérselas a tu médico. Busca a un amigo o familiar para que te acompañe a las consultas y tome notas. Pídele al equipo de atención médica que te dé más fuentes de información.
  • Busca a alguien con quien hablar. Puedes desahogarte con un amigo o familiar y contarles cómo te sientes, o quizás prefieras reunirte con un grupo de apoyo formal. Los grupos de apoyo para las familias de sobrevivientes del cáncer también están disponibles.
  • Deja que las personas te ayuden. Los tratamientos del cáncer pueden ser agotadores. Permite que tus amigos y familiares sepan qué tipo de ayuda sería la más útil para ti.
  • Define objetivos razonables. El hecho de tener objetivos te ayuda a sentir que tienes el control y puede brindarte un propósito. Pero elige objetivos que puedas cumplir.
  • Tómate tiempo para ti. Comer bien, relajarte y descansar lo suficiente puede ayudarte a combatir el estrés y la fatiga del cáncer.

Preparación para la consulta

Consulta con tu médico si tienes algún signo o síntoma que te esté preocupando. Si se sospecha que tienes cáncer de cuello de útero, pueden derivarte a un médico especialista en el tratamiento de los distintos tipos de cáncer ginecológico (oncólogo ginecólogo).

A continuación encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta, junto con lo que debes esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta, por ejemplo, no comer ningún alimento sólido el día anterior a la consulta.
  • Toma nota de tus síntomas, incluidos los que parezcan no guardar relación con el motivo para programar la consulta.
  • Anota tu información médica clave, incluidas otras afecciones.
  • Anota tu información personal más importante, incluido cualquier factor que aumente tu riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual, como actividad sexual temprana, varias parejas o relaciones sexuales sin protección.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos, vitaminas o suplementos.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe para que te ayude a recordar lo que te dice el médico.
  • Anota preguntas para hacerle a tu médico.

Preguntas para hacerle a tu médico

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y qué efectos secundarios puedo esperar?
  • ¿Qué es el pronóstico?
  • ¿Con qué frecuencia es necesario hacer consultas de seguimiento una vez que finalice el tratamiento?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle al médico, no dudes en hacer cualquier otra pregunta que se te ocurra.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede dejar tiempo para repasar los puntos sobre los que deseas hablar en mayor profundidad. Te pueden preguntar:

  • ¿Qué síntomas tienes? ¿Qué tan graves son?
  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas? ¿Han cambiado con el tiempo?
  • ¿Te has realizado pruebas de Papanicolaou en forma regular desde que comenzaste a tener relaciones sexuales? ¿Alguna vez has tenido resultados anormales en las pruebas de Papanicolaou?
  • ¿Alguna vez has recibido tratamiento por una afección del cuello uterino?
  • ¿Alguna vez te han diagnosticado una infección de transmisión sexual?
  • ¿Alguna vez has tomado medicamentos que inhiben el sistema inmunitario?
  • ¿Alguna vez has fumado o fumas? ¿Cuánto?
  • ¿Quieres tener hijos en un futuro?
Aug. 23, 2017
References
  1. What you need to know about cervical cancer (Lo que necesitas saber sobre el cáncer de cuello uterino). Instituto Nacional del Cáncer. http://www.cancer.gov/publications/patient-education/wyntk-cervical-cancer. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  2. Lentz GM, et al. Malignant diseases of the cervix: Microinvasive and invasive carcinoma: Diagnosis and management (Enfermedades malignas del cuello uterino: carcinoma microinvasivo e invasivo. Diagnóstico y tratamiento). En: Comprehensive Gynecology (Ginecología integral). 6.ª ed. Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  3. Frumovitz M. Invasive cervical cancer: Epidemiology, risk factors, clinical manifestations, and diagnosis (Cáncer invasivo de cuello uterino: epidemiología, factores de riesgo, manifestaciones clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  4. Niederhuber JE, et al., eds. Cancers of the cervix, vulva, and vagina (Cáncer de cuello uterino, de vulva y de vagina). En: Abeloff's Clinical Oncology (Oncología clínica de Abeloff). 5.ª ed. Filadelfia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  5. Feldman S, et al. Screening for cervical cancer. (Análisis para detección del cáncer de cuello uterino). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  6. Saslow D, et al. American Cancer Society, American Society for Colposcopy and Cervical Pathology, and American Society for Clinical Pathology screening guidelines for prevention and early detection of cervical cancer. (Pautas de análisis para la prevención y la detección temprana del cáncer de cuello uterino de la Sociedad Americana contra el Cáncer, la Sociedad Estadounidense de Colposcopia y Patología Cervical y la Sociedad Estadounidense de Patología Clínica). American Journal of Clinical Pathology (Revista estadounidense de patología clínica). 2012;137:516.
  7. Straughn JM, et al. Management of early-stage cervical cancer (Tratamiento del cáncer de cuello uterino en estadio temprano). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  8. Cervical cancer (Cáncer de cuello uterino). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 3 de enero de 2016.
  9. Straughn JM, et al. Management of locally advanced cervical cancer (Tratamiento del cáncer de cuello uterino localmente avanzado). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  10. Genital HPV infection: Fact sheet (Infección genital por VPH: hoja informativa). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv.htm. Último acceso: 1 de abril de 2016.
  11. AskMayoExpert. Cervical cancer screening (Análisis para la detección del cáncer de cuello uterino). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  12. Palliative care (Cuidados paliativos). Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network (Red Nacional Integral del Cáncer). http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Último acceso: 22 de abril de 2016.