Diagnóstico

Para diagnosticar el penfigoide ampolloso, el médico puede tomar una pequeña muestra de la piel afectada para analizarla en el laboratorio.

El médico puede derivarte a un médico que se especialice en enfermedades de la piel (dermatólogo) u ojos (oftalmólogo), según tus signos y síntomas y los resultados de los análisis de laboratorio.

More Information

Tratamiento

El tratamiento se centra en curar la piel y aliviar la picazón, al mismo tiempo que se minimizan los efectos secundarios de los medicamentos. Es posible que el médico te recete un medicamento o una combinación de estos:

  • Corticoesteroides. El tratamiento más frecuente consiste en prednisona, que se consigue en forma de pastilla. Sin embargo, su consumo a largo plazo puede aumentar el riesgo de debilitamiento óseo, diabetes, presión arterial alta, colesterol alto e infecciones. El ungüento con corticoesteroides se puede aplicar en la piel afectada y causa menos efectos secundarios.
  • Medicamentos sin esteroides. Estos medicamentos afectan el sistema inmunitario mediante la inhibición de la producción de glóbulos blancos que combaten enfermedades. Algunos ejemplos incluyen azatioprina (Azasan, Imuran) y micofenolato mofetil (CellCept). Si los signos y síntomas afectan a los ojos o al sistema digestivo superior, se puede administrar rituximab (Rituxan) cuando otros enfoques no han resultado útiles.
  • Otros medicamentos que combaten la inflamación. Un ejemplo es metotrexato (Trexall).

Estilo de vida y remedios caseros

Si tienes penfigoide bulloso, puedes ayudar a tu afección con las siguientes estrategias de cuidado personal:

  • Cuidado de heridas. Sigue los consejos de tu médico para el cuidado diario de las ampollas.
  • De ser necesario, limita las actividades. Las ampollas en los pies y las manos pueden dificultar el caminar o la realización de las actividades diarias. Es posible que debas cambiar tu rutina hasta que las ampollas estén bajo control.
  • Evita la exposición al sol. Evita la exposición prolongada al sol en cualquier área de la piel afectada por el penfigoide bulloso.
  • Vístete con ropa holgada de algodón. Esto ayuda a protegerte la piel.
  • Cuida lo que comes. Si tienes ampollas en la boca, evita comer alimentos duros y crujientes, como papas fritas y frutas y verduras crudas, ya que estos tipos de alimentos podrían agravar los síntomas.

Preparación para la consulta

Puedes comenzar por visitar al médico de atención primaria. El médico puede derivarte a otro que se especialice en el tratamiento de trastornos de la piel (dermatólogo). Puedes pedirle a algún familiar o a un amigo que te acompañe a la consulta. Además de brindarte apoyo, esta persona puede anotar la información que te dé tu médico o el personal de la clínica durante la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, haz una lista con lo siguiente:

  • Síntomas que hayas tenido y durante cuánto tiempo
  • El nombre y la información de contacto de cualquier médico que hayas visto recientemente o que veas periódicamente
  • Todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomes, incluidas las dosis.
  • Preguntas para hacerle al médico

Para el penfigoide ampolloso, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Necesito realizarme alguna prueba?
  • ¿Cuánto duran estos cambios en la piel?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuál me recomiendas?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar del tratamiento?

Qué esperar del médico

Your doctor will likely ask you a number of questions. Prepárate para responder lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Dónde se encuentran las ampollas? ¿Producen picazón?
  • ¿Has observado alguna supuración, drenaje de pus o sangrado?
  • Have you recently started new medications?
  • ¿Has tenido fiebre?
Feb. 05, 2019
References
  1. AskMayoExpert. Pemphigoid disorders. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Bullous pemphigoid. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2001.
  3. Peraza DM. Bullous pemphigoid. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/dermatologic-disorders/bullous-diseases/bullous-pemphigoid. Accessed Oct. 4, 2018.
  4. Leiferman KM. Clinical features and diagnosis of bullous pemphigoid and mucous membrane pemphigoid. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 4, 2018.
  5. Leiferman KM. Epidemiology and pathogenesis of bullous pemphigoid and mucous membrane pemphigoid. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 4, 2018.
  6. Murrell DF, et al. Management and prognosis of bullous pemphigoid. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 4, 2018.
  7. Saag KG, et al. Major side effects of systemic glucocorticoids. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 19, 2018.