Diagnóstico

Es posible que el proveedor de atención médica presione suavemente la parte exterior de la nariz y alrededor de ella. Puede observar dentro de las fosas nasales para detectar obstrucciones y otros signos de huesos rotos.

Es posible que te administren un medicamento anestésico para que la nariz no te cause molestias durante el examen.

En general, no es necesario realizar radiografías ni otros estudios por imágenes. Sin embargo, el proveedor de atención médica puede recomendarte una tomografía computarizada (TC) si la gravedad de las lesiones imposibilita que te hagan un examen físico o si sospecha que puedes tener otras lesiones.

Tratamiento

Si tienes una fractura menor que no haya torcido la nariz ni la haya deformado, es posible que no necesites tratamiento médico profesional. Es posible que solo aplicar hielo en la zona y tomar analgésicos de venta libre sea suficiente.

Realineación manual

Si la rotura desplazó los huesos y el cartílago de la nariz, es posible que el proveedor de atención médica pueda realinearlos en forma manual. Esto debe hacerse dentro de los 14 días después de que se produjera la fractura, preferentemente, antes de ese tiempo.

Durante este procedimiento, te administrarán un medicamento anestésico en la nariz. En algunos casos, el médico puede reposicionar la nariz empujándola con los dedos. A veces, es posible que necesite usar herramientas especiales para realinear los huesos rotos y el cartílago.

Pueden colocarte una férula en la nariz con taponamiento en el interior y un vendaje en el exterior. A veces, también se necesita una férula interna por un período breve. En general, si se usa taponamiento, debe dejarse dentro de la nariz durante una semana. El vendaje se puede dejar durante hasta dos semanas.

También es posible que te receten antibióticos para prevenir una infección por las bacterias que normalmente se encuentran en la nariz.

Cirugía

Las fracturas graves, múltiples o que no se han tratado durante más de 14 días pueden requerir una cirugía. La cirugía puede realinear los huesos y volver a darle forma a la nariz, si es necesario.

Si la fractura ha dañado el tabique nasal (la parte media de la nariz que divide los orificios), puedes sentir que la respiración está obstruida o que tienes congestión nasal. Se puede recomendar una cirugía reconstructiva.

Más información

Estilo de vida y remedios caseros

Si piensas que tienes la nariz fracturada, toma estas medidas para reducir el dolor y la hinchazón:

  • Actúa con rapidez. En cuanto se produzca la fractura, respira por la boca e inclínate hacia adelante para reducir la cantidad de sangre que se drena a la garganta.
  • Usa hielo. Aplica compresas frías o hielo inmediatamente después de la lesión y, luego, al menos cuatro veces por día en las primeras 24 a 48 horas para reducir la hinchazón. Mantén la compresa fría o el hielo sobre la nariz durante 10 a 15 minutos en cada aplicación. Envuelve el hielo en un paño para evitar la congelación. Intenta no aplicar demasiada presión, ya que puede producir más dolor o daños en la nariz.
  • Alivia el dolor. Toma analgésicos de venta libre, tales como acetaminofén (Tylenol y otros), ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) o naproxeno sódico (Aleve y otros), según sea necesario.
  • Mantén la cabeza levantada. Eleva la cabeza (especialmente para dormir) a fin de no empeorar la hinchazón y la sensación pulsátil.
  • Limita tus actividades. En las primeras dos semanas posteriores al tratamiento, no practiques ningún deporte. Evita los deportes de contacto por al menos seis semanas después de la lesión.

Preparación para la consulta

Si tu lesión es grave, no tendrás tiempo para prepararte para la cita médica porque necesitarás buscar atención médica de inmediato.

Si la lesión en la nariz es menos grave (presenta solamente hinchazón y dolor moderado) es posible que elijas esperar antes de buscar atención médica. Esto permite que la hinchazón disminuya con el tiempo, lo que facilita la evaluación de la lesión.

Sin embargo, es mejor no esperar más de tres a cinco días antes de consultar con el proveedor de atención médica si los signos y síntomas persisten. Durante la espera, busca atención médica si sucede lo siguiente:

  • El dolor o la hinchazón no mejoran progresivamente.
  • Tu nariz luce deforme o torcida luego de que haya disminuido la hinchazón.
  • No puedes respirar bien por la nariz incluso después de que la hinchazón disminuya.
  • Te sangra la nariz de forma recurrente y con frecuencia.
  • Tienes fiebre.

Cuando programes una cita médica, puedes comenzar por consultar con el proveedor principal de atención médica. Es posible que este te remita a un especialista en trastornos del oído, la nariz y la garganta.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la cita médica y a saber qué puedes esperar.

Lo que puedes hacer

  • Anota todos los síntomas que tengas y lo que estabas haciendo en el momento de la lesión.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes.
  • Si es posible, lleva una foto tuya antes de la lesión para comparar.
  • Anota las preguntas que quieras hacer.

Preparar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo el tiempo con el proveedor de atención médica. En el caso de una fractura de nariz, estas son algunas preguntas básicas para hacer:

  • ¿Debo realizarme alguna prueba, como radiografías?
  • ¿Por cuánto tiempo tendré hinchazón y hematomas?
  • ¿Mi nariz se verá igual?
  • ¿Necesito cirugía?
  • ¿Tengo que restringir mis actividades?
  • ¿Qué tipo de analgésicos puedo tomar?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda para obtener información adicional?

Qué esperar de tu médico

Es posible que el proveedor de atención médica te pregunte lo siguiente:

  • ¿Cómo y cuándo se produjo la lesión?
  • ¿Han mejorado tus síntomas desde el momento de la lesión?
  • ¿Te parece que tu nariz se ve igual o diferente?
  • ¿Puedes respirar por la nariz con facilidad?
  • ¿Practicas deportes de contacto? De ser así, ¿cuánto tiempo tienes pensado practicar este deporte?
Aug. 11, 2022
  1. Stone CK, et al. Maxillofacial and neck trauma. In: Current Diagnosis & Treatment: Emergency Medicine. 8th ed. McGraw Hill; 2017. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 26, 2022.
  2. Mayersak R. Initial evaluation and management of facial trauma in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 26, 2022.
  3. Mendez DR, et al. Nasal trauma and fractures in children and adolescents. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 26, 2022.
  4. Fractures of the nose. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/injuries-poisoning/facial-trauma/fractures-of-the-nose?query=fractures%20of%20the%20nose. Accessed March 26, 2022.
  5. Doherty GM, ed. Plastic and reconstructive surgery. In: Current Diagnosis & Treatment: Surgery. 15th ed. McGraw Hill; 2020. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 26, 2022.
  6. Nasal fractures. American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery. https://www.enthealth.org/conditions/nasal-fractures. Accessed March 26, 2022.
  7. Tintinalli JE, et al., eds. Nose and sinuses. In: Tintinalli's Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 9th ed. McGraw Hill; 2020. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 2, 2022.
  8. Flint PW, et al., eds. Nasal fractures. In: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 7th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 2, 2022.
  9. Alter H. Approach to the adult with epistaxis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 2, 2022.