A menudo, las fracturas por sobrecarga se producen como consecuencia de la sobrecarga repetitiva en los huesos de las piernas por actividades físicas, como:

  • Correr
  • Ballet
  • Básquetbol
  • Caminar

Los deportes de contacto, como el hockey y el fútbol, también pueden suponer un riesgo de golpes directos en las piernas que pueden ocasionar fracturas.

Las fracturas por sobrecarga que no son ocasionadas por la práctica de un deporte son más frecuentes en las personas que tienen:

  • Menor densidad ósea (osteoporosis)
  • Diabetes
  • Artritis reumatoide
May 30, 2014