Descripción general

El organismo microscópico Blastocystis hominis puede hallarse en las heces de personas sanas que no tienen ningún síntoma digestivo. El agente Blastocystis hominis a veces también se encuentra en las heces de personas que tienen diarrea, dolor abdominal u otros problemas gastrointestinales.

Los investigadores aún no comprenden por completo la función que cumple el Blastocystis hominis como causante de una infección, si es que cumple alguna. Determinadas formas de Blastocystis hominis probablemente estén más relacionadas con una infección con síntomas. A veces, el organismo simplemente vive en el tubo digestivo de una persona sin causar daños.

La infección por Blastocystis hominis suele desaparecer por sí sola. No hay tratamientos de eficacia comprobada para estas infecciones. Sin embargo, si los síntomas no mejoran, el médico puede recomendarte que pruebes determinados medicamentos.

Síntomas

Los signos y síntomas que pueden estar relacionados con la blastocistosis incluyen:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Calambres abdominales
  • Hinchazón
  • Gas excesivo (flatulencias)
  • Urticaria
  • Pérdida de apetito
  • Fatiga

Cuándo consultar con el médico

Consulta con tu médico si tienes signos y síntomas, como diarrea o calambres, que duren más de tres días.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico si tienes signos y síntomas, como diarrea o calambres, que duren más de tres días.

Causas

Si bien se consideraba un hongo levaduriforme inofensivo, el blastocystis es un parásito: un organismo unicelular microscópico (protozoico). Muchos protozoicos suelen habitar el tubo digestivo y son inofensivos e incluso beneficiosos, mientras que otros generan enfermedades.

No se logró un consenso respecto a si el blastocystis es un tipo de protozoico que genera enfermedades. Si bien las personas portadoras de blastocystis no presentan signos ni síntomas, el organismo también se encuentra en personas que tienen diarrea y otros problemas digestivos. El blastocystis suele aparece junto con otros organismos, por lo que no resulta claro si provoca enfermedades por sí solo o es un organismo inocente.

También es posible que muchas personas sean portadoras de blastocystis. Estos portadores no presentan signos ni síntomas de infección. Y la incidencia de los síntomas no aumenta si se incrementan la cantidad de parásitos.

Si bien nadie sabe con certeza cómo ingresa el blastocystis al sistema digestivo, los expertos creen que el blastocystis puede ingresar al tubo digestivo mediante el contacto oral con la materia fecal. Esto puede ocurrir cuando una persona no se lava las manos de forma minuciosa luego de usar el baño y antes de preparar una comida. La prevalencia de blastocystis aumenta en lugares con condiciones higiénicas inadecuadas y mala higiene personal.

Factores de riesgo

La blastocistosis es frecuente y cualquier persona puede tener el organismo en sus heces. Es posible que tengas mayor riesgo si viajas o vives en lugares donde las condiciones de higiene no son las adecuadas o en los que el agua no es segura.

Complicaciones

Si tienes diarrea asociada con blastocistosis, es probable que se resuelva de forma espontánea. Sin embargo, siempre que se tiene diarrea, se pierden líquidos, sales y minerales fundamentales, lo que puede llevar a la deshidratación. Los niños son especialmente vulnerables a la deshidratación.

Prevención

Podrás prevenir la blastocistosis u otras infecciones gastrointestinales tomando una serie de precauciones cuando viajas por países de alto riesgo.

Ten cuidado con lo que comes

La regla general es la siguiente: Si no puedes hervirlo, cocinarlo o pelarlo, evítalo. Intenta recordar estos consejos más específicos:

  • Evita las comidas de puestos callejeros.
  • Evita la leche y productos lácteos no pasteurizados, incluidos los helados.
  • Evita la carne de vaca, pescado y mariscos que esté cruda o poco cocida.
  • Evita las comidas húmedas a temperatura ambiente, como las salsas o comidas tipo bufé.
  • Ingiere alimentos bien cocidos que se sirvan calientes.
  • Consume frutas y vegetales que puedas pelar, tales como bananas, naranjas y aguacates. Evita las ensaladas y frutas que no se pueden pelar, como las uvas y las bayas.
  • Evita las paletas heladas y los hielos saborizados.
  • Evita las salsas a base de ingredientes frescos.

No bebas el agua del lugar

Cuando visites países de alto riesgo, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Evita el agua no esterilizada, ya sea del grifo, un pozo o un arroyo. Si debes consumir agua local, hiérvela al menos durante tres minutos y luego déjala enfriar a temperatura ambiente.
  • Evita cubos de hielo o jugos de fruta realizados con agua corriente.
  • Evita las frutas cortadas en trozos que puedan haber sido lavadas con agua contaminada.
  • No nades en agua que podría estar contaminada.
  • Mantén la boca cerrada mientras te bañas.
  • Puedes tomar bebidas en latas o botellas en sus envases originales (entre ellas, agua, gaseosas, cerveza o vino), siempre y cuando rompas los sellos de seguridad del envase tú mismo. Limpia cualquier lata o botella antes de beber o servir su contenido.
  • Usa agua embotellada para lavarte los dientes.
  • Usa agua embotellada o hervida para mezclar la leche maternizada.
  • Asegúrate de que las bebidas calientes, como el café o el té, hayan hervido.

Si no es posible comprar agua embotellada o hervir el agua, lleva algún dispositivo de purificación de agua: busca filtros con la designación de purificador de agua de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (Environmental Protection Agency). Si bien la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos no verifica estos filtros de forma independiente, la designación significa que deben filtrar cientos de bacterias, virus y parásitos.

Otro enfoque es desinfectar el agua con químicos como yodo o cloro. El yodo suele ser más eficaz, pero resérvalo para los viajes cortos debido a que el exceso de yodo puede dañar el cuerpo.

Toma medidas para evitar la transmisión del parásito a otras personas

Si tienes blastocystis u otra infección gastrointestinal, una buena higiene personal puede ayudarte a evitar el contagio de la infección a otras personas:

  • Lávate las manos con agua y jabón con frecuencia, especialmente luego de utilizar el baño y antes de tocar alimentos. Debes frotar las manos húmedas y enjabonadas durante al menos 20 segundos antes de enjuagarlas. Si no dispones de agua ni jabón, utiliza un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Lávate las manos correctamente luego de cambiar pañales, especialmente si trabajas en un centro de cuidado de niños, sin importar si usas guantes.

Jan. 03, 2018
References
  1. Leder K, et al. Blastocystis species (Especies de blastocystis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 31 de octubre de 2015.
  2. Longo DL, et al., eds. Protozoal infections (Infecciones protozoicas). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 31 de octubre de 2015.
  3. Turkeltaub JA, et al. The intestinal protozoa: Emerging impact on global health and development (Los protozoarios intestinales: impacto emergente en el desarrollo y la salud mundial). Current Opinion in Gastroenterology (Opinión actual en gastroenterología). 2015;31:38.
  4. Feldman M, et al. Intestinal protozoa (Protozoarios intestinales). En: Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management (Enfermedades gastrointestinales y hepáticas de Sleisenger y Fordtran: fisiopatología, diagnóstico y tratamiento). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 31 de octubre de 2015.
  5. Oral rehydration solutions: Made at home (Soluciones de rehidratación oral: productos caseros). Rehydration Project. http://rehydrate.org/solutions/homemade.htm. Último acceso: 1 de noviembre de 2015.
  6. Food and water safety (Seguridad en los alimentos y el agua). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://wwwnc.cdc.gov/travel/page/food-water-safety. Último acceso: 1 de noviembre de 2015.
  7. Backer HD. Water disinfection for travelers (Desinfección del agua para viajeros). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2016/the-pre-travel-consultation/water-disinfection-for-travelers. Último acceso: 1 de noviembre de 2015.
  8. Watson JC, et al. Food and water precautions (Precauciones para los alimentos y el agua). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2016/the-pre-travel-consultation/food-water-precautions. Último acceso: 1 de noviembre de 2015.
  9. Handwashing: Clean hands save lives (Lavarse las manos: las manos limpias salvan vidas). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/handwashing/when-how-handwashing.html. Último acceso: 1 de noviembre de 2015.

Infección por blastocystis hominis