Descripción general

Los cálculos vesicales son masas duras de minerales que se encuentran en la vejiga. Se desarrollan cuando los minerales en la orina concentrada se cristalizan y forman cálculos. Esto suele suceder cuando tienes problemas para vaciar completamente la vejiga.

Los cálculos vesicales pequeños pueden pasar sin tratamiento, pero a veces necesitan medicamentos o cirugía. Si no se tratan, los cálculos vesicales pueden provocar infecciones y otras complicaciones.

Síntomas

Algunas veces, los cálculos en la vejiga, incluso los grandes, no causan problemas. Pero si un cálculo irrita la pared de la vejiga o bloquea el flujo de orina, los signos y síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en la parte baja del abdomen
  • Dolor al orinar
  • Necesidad de orinar a menudo
  • Dificultad para orinar o interrupción del flujo de orina
  • Sangre en la orina
  • Orina turbia o de un color oscuro anormal

Causas

Los cálculos vesicales se pueden desarrollar cuando la vejiga no se vacía completamente. Esto hace que la orina se convierta en orina concentrada, tras lo cual puede cristalizarse y formar cálculos.

Algunas infecciones pueden conducir a la formación de cálculos vesicales y, a veces, una afección de fondo que afecta la capacidad de la vejiga para retener, almacenar o eliminar la orina puede dar lugar a la formación de dichos cálculos. Cualquier material extraño presente en la vejiga tiende a causar cálculos vesicales.

Las afecciones más frecuentes que causan cálculos vesicales son las siguientes:

  • Agrandamiento de la glándula prostática. Un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o HPB) puede causar cálculos vesicales en los hombres. El agrandamiento de la próstata puede obstruir el flujo de orina, e impedir que la vejiga se vacíe completamente.
  • Nervios dañados. Por lo general, los nervios transmiten mensajes del cerebro a los músculos de la vejiga y les ordenan que se contraigan o se relajen. Si estos nervios se dañan —por un accidente cerebrovascular, por una lesión en la médula espinal o por otro problema de salud— es probable que la vejiga no se vacíe por completo. Esto se conoce como vejiga neurogénica.

Otras causas posibles de cálculos vesicales incluyen lo siguiente:

  • Inflamación. La inflamación de la vejiga, algunas veces causada por infecciones del tracto urinario o radioterapia en la pelvis, puede llevar a que se presenten cálculos vesicales.
  • Dispositivos médicos. Las sondas vesicales, tubos delgados insertados a través de la uretra para ayudar a drenar la orina de la vejiga, pueden causar cálculos vesicales. También lo pueden hacer los objetos que accidentalmente migran a la vejiga, como un dispositivo anticonceptivo o un estent urinario. Los cristales minerales, que más tarde se convierten en piedras, tienden a formarse en las superficies de estos dispositivos.
  • Cálculos renales. Los cálculos que se forman en los riñones son diferentes de los que se forman en la vejiga. Se desarrollan de diferentes maneras. Pero los cálculos renales pequeños pueden viajar por los uréteres hasta la vejiga y, si no se expulsan, pueden convertirse en cálculos vesicales.

Factores de riesgo

Los hombres, especialmente los mayores de 50 años, tienen más probabilidades de padecer cálculos en la vejiga.

Estas son las condiciones que pueden aumentar el riesgo de tener cálculos en la vejiga:

  • Una obstrucción. Cualquier afección que bloquee el flujo de orina desde la vejiga hasta la uretra, el tubo que lleva la orina hacia fuera del cuerpo, puede provocar la formación de cálculos vesicales. Existen varias causas, pero la más común es el agrandamiento de la próstata.
  • Lesión a los nervios. Accidente cerebrovascular, lesiones en la médula espinal, enfermedad de Parkinson, hernia de disco y otros problemas pueden dañar los nervios que controlan la función de la vejiga.

Es posible que se presente daño nervioso y una afección que cause la obstrucción de la salida de la vejiga. El hecho de tenerlos juntos aumenta aún más el riesgo de padecer cálculos.

Complicaciones

Los cálculos en la vejiga que no se eliminan, incluso los que no causan síntomas, pueden causar complicaciones, como las siguientes:

  • Problemas crónicos de la vejiga. Los cálculos en la vejiga no tratados pueden causar dificultades urinarias a largo plazo, como dolor o necesidad de orinar con mayor frecuencia. Los cálculos en la vejiga también se pueden alojar en la abertura por donde pasa la orina de la vejiga a la uretra y bloquear el flujo de la orina.
  • Infecciones de las vías urinarias. Los cálculos en la vejiga también pueden causar infecciones bacterianas recurrentes en las vías urinarias.

Prevención

Los cálculos vesicales generalmente son causados por una afección de fondo que es difícil de prevenir, pero puedes disminuir las probabilidades de tener cálculos vesicales si sigues estos consejos:

  • Habla con el médico acerca de síntomas urinarios inusuales. El diagnóstico y tratamiento oportunos del agrandamiento de la próstata u otra afección urológica pueden reducir el riesgo de desarrollar cálculos vesicales.
  • Bebe mucho líquido. Beber más líquido, especialmente agua, puede ayudar a evitar los cálculos vesicales, ya que el líquido diluye la concentración de minerales en la vejiga. La cantidad de agua que debes tomar depende de tu edad, tamaño, salud y nivel de actividad. Pregúntale al médico cuál es la cantidad adecuada de líquido para ti.

Dec. 14, 2019
  1. Urinary calculi. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/genitourinary_disorders/urinary_calculi/urinary_calculi.html. Accessed June 21, 2019.
  2. McAninch JW, et al. Urinary stone disease. In: Smith & Tanagho's General Urology. 18th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2013. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed June 24, 2019.
  3. Walls RM, et al., eds. Selected urologic disorders. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 22, 2019.
  4. Ludwig WW, et al. Urinary stone disease. Medical Clinics of North America. 2018;102:265.
  5. Tintinalli JE, et al., eds. Urologic stone disease. In: Tintinalli's Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 8th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2016. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed June 24, 2019.
  6. Tintinalli JE, et al., eds. Acute urinary retention. In: Tintinalli's Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 8th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2016. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed June 25, 2019.
  7. Hosseinkhani A, et al. Urinary bladder stone passing using a Persian herbal recipe. Journal of Evidence-Based Integrative Medicine. 2018;23:1.
  8. Curhan GC, et al. Diagnosis and acute management of suspected nephrolithiasis in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed June 25, 2019.
  9. Wein AJ, et al., eds. Evaluation and medical management of urinary lithiasis. In: Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 22, 2019.
  10. Humphreys MR (expert opinion). Mayo Clinic, Phoenix/Scottsdale, Ariz. July 17, 2019.