Descripción general

La parálisis facial provoca debilidad repentina en tus músculos faciales. Esto hace que parezca que se te cae la mitad del rostro. Sonríes solamente de un lado, y el ojo que se encuentra de ese lado se resiste a cerrarse.

La parálisis facial, también denominada «parálisis de Bell», se puede producir a cualquier edad. No se conoce la causa exacta, pero se cree que es el resultado de la hinchazón e inflamación del nervio que controla los músculos de un lado del rostro. Puede ser una reacción que tiene lugar luego de una infección viral.

En la mayoría de las personas, la parálisis facial es temporal. Por lo general, los síntomas mejoran a las pocas semanas, y la recuperación total se produce aproximadamente en seis meses. Una pequeña cantidad de personas continúan teniendo algunos de los síntomas de la parálisis facial durante toda la vida. Rara vez puede volver a ocurrir una parálisis facial.

Síntomas

Los signos y síntomas de la parálisis facial son repentinos y pueden comprender lo siguiente:

  • Comienzo repentino de debilidad leve a parálisis total en un lado de la cara, que puede ocurrir en horas o días
  • Caída facial y dificultad para realizar expresiones faciales, como cerrar el ojo o sonreír
  • Babeo
  • Dolor alrededor de la mandíbula o detrás de la oreja del lado afectado
  • Incremento de la sensibilidad al sonido en el lado afectado
  • Dolor de cabeza
  • Disminución de la capacidad de sentir el gusto
  • Alteraciones en la cantidad de lágrimas y saliva que produces

Rara vez, la parálisis facial puede afectar los nervios que se encuentran en ambos lados de la cara.

Cuándo consultar al médico

Busca ayuda inmediata si presentas algún tipo de parálisis debido a que puedes estar teniendo un accidente cerebrovascular. La parálisis facial no se produce a causa de una accidente cerebrovascular.

Consulta con el médico si presentas debilidad o caída facial para determinar la causa oculta y la gravedad de la enfermedad.

Causas

Si bien la causa exacta de la parálisis facial no está clara, por lo general, se asocia con la exposición a una infección viral. Los virus que se vinculan a la parálisis facial son los que causan lo siguiente:

  • Herpes labial y genital (herpes simple)
  • Varicela y herpes zóster
  • Mononucleosis (Epstein-Barr)
  • Infecciones por citomegalovirus
  • Enfermedades respiratorias (adenovirus)
  • Sarampión alemán (rubéola)
  • Paperas (el virus de las paperas)
  • Influenza (influenza B)
  • Enfermedad de manos, pies y boca (coxsackievirus)

En el caso de la parálisis facial, el nervio que controla los músculos faciales y que pasa por un conducto estrecho de hueso en su camino hacia la cara se inflama y se hincha; por lo general, esto se relaciona con una infección viral. Además de los músculos faciales, el nervio afecta las lágrimas, la saliva, el gusto y el huesillo que se encuentra en medio del oído.

Factores de riesgo

La parálisis facial se presenta más seguido en personas a las que les ocurre lo siguiente:

  • Están embarazadas, sobre todo, durante el tercer trimestre, o que están en la primera semana posterior al parto
  • Tienen una infección en las vías respiratorias superiores, como influenza o un resfrío
  • Tienen diabetes

Asimismo, algunas personas que tienen ataques recurrentes de parálisis facial, los cuales son raros, tienen antecedentes familiares de ataques recurrentes. En estos casos, es posible que haya una predisposición genética a la parálisis facial.

Complicaciones

Los casos leves de parálisis facial normalmente desaparecen dentro de un mes, pero la recuperación de los casos más graves que provocan parálisis total es distinta. Las complicaciones pueden ser las siguientes:

  • Daño irreversible a los nervios faciales
  • El rebrote mal direccionado de las fibras nerviosas, que provoca la contracción involuntaria de ciertos músculos cuando tratas de mover otros (sincinesia). Por ejemplo, cuando sonríes, puede que se cierre el ojo del lado afectado
  • Ceguera parcial o total del ojo que no se cierra por exceso de sequedad y fricción sobre la córnea, que es la capa protectora transparente del ojo
Feb. 24, 2018
References
  1. Bope ET, et al. Conn's Current Therapy. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 14, 2014.
  2. Glass GE, et al. Bell's palsy: A summary of current evidence and referral algorithm. Family Practice. In press. Accessed Nov. 14, 2014.
  3. Ferri FF. Ferri's Clinical Advisor 2015: 5 Books in 1. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 14, 2014.
  4. Bell's palsy fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/bells/detail_bells.htm. Accessed Nov. 14, 2014.
  5. Ronthal M. Bell's palsy: Pathogenesis, clinical features, and diagnosis in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed Nov. 15, 2014.
  6. Ronthal M. Bell's palsy: Prognosis and treatment in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed Nov. 15, 2014.
  7. Facial nerve palsy. The Merck Manual Professional Edition. http://www.merckmanuals.com/professional/neurologic_disorders/neuro-ophthalmologic_and_cranial_nerve_disorders/facial_nerve_palsy.html?qt=&sc=&alt=. Accessed Nov.16, 2014.
  8. AskMayoExpert. What is the initial therapy recommended for patients with Bell palsy? Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.