Diagnóstico

Es probable que el dentista sienta el aliento de tu boca y el de tu nariz, y clasifique el olor de acuerdo con una escala. Debido a que la parte trasera de la lengua es a menudo el origen del olor, el dentista también puede rasparla y clasificar el olor.

Existen detectores sofisticados que pueden identificar las sustancias químicas responsables del mal aliento, aunque no están siempre disponibles.

Tratamiento

Para reducir el mal aliento, prevenir las caries y disminuir tu riesgo de sufrir enfermedades de las encías, mantén siempre una buena higiene bucal. El tratamiento posterior para el mal aliento puede variar, según la causa. Si se piensa que tu mal aliento se debe a una afección no diagnosticada, es probable que el dentista te derive a tu médico de cabecera.

Si se trata de causas relacionadas con la salud bucal, el dentista trabajará contigo para ayudarte a controlar mejor esa afección. El tratamiento dental puede incluir:

  • Enjuagues bucales y dentífricos. Si tu mal aliento se debe a una acumulación de bacterias (placa) en los dientes, el dentista puede recomendarte un enjuague bucal que elimine las bacterias. El dentista también puede recomendarte un dentífrico que contenga un agente antibiótico para eliminar las bacterias que causan la acumulación de placa.
  • Tratamiento de enfermedades dentales. Si tienes una enfermedad de las encías, es posible que te deriven a un especialista en encías (periodoncista). Las enfermedades de las encías pueden hacer que las encías se replieguen y se alejen de los dientes, lo que deja huecos profundos que se llenan de bacterias causantes de olores. A veces solo una limpieza profesional puede eliminar estas bacterias. El dentista también podría recomendarte el reemplazo de restauraciones defectuosas de piezas dentales, un caldo de cultivo para las bacterias.

Estilo de vida y remedios caseros

Cómo reducir o prevenir el mal aliento:

  • Lávate los dientes después de comer. Llévate un cepillo de dientes al trabajo para usarlo después de comer. Lávate los dientes con un dentífrico con flúor por lo menos dos veces al día, especialmente después de las comidas. Se ha demostrado que los dentífricos con propiedades antibacterianas reducen los olores del mal aliento.
  • Usa hilo dental al menos una vez al día. El uso correcto del hilo dental elimina partículas de alimentos y placa bacteriana entre los dientes y ayuda a controlar el mal aliento.
  • Cepíllate la lengua. La lengua contiene bacterias y cepillártela con cuidado puede reducir el olor. Las personas que tienen una lengua recubierta de un crecimiento significativo de bacterias (por fumar o por sequedad de boca, por ejemplo) pueden beneficiarse con el uso de un rascador lingual. O usa un cepillo de dientes que tenga un limpiador de lengua incorporado.
  • Limpia la dentadura postiza o los aparatos de ortodoncia. Si usas un puente o una dentadura postiza, límpialos completamente al menos una vez por día o según lo que te indique el dentista. Si tienes un retenedor de ortodoncia o un protector bucal, límpialos siempre que te los coloques en la boca. El dentista puede recomendarte el mejor producto de limpieza.
  • Evita la sequedad de boca. Para mantener la boca húmeda, evita fumar y bebe mucha agua: no bebas café, refrescos ni alcohol, que pueden provocar una boca más seca. Mastica goma de mascar o chupa un caramelo (preferentemente sin azúcar) para estimular la saliva. Para la sequedad de boca crónica, el dentista o el médico puede recetar una preparación de saliva artificial o un medicamento oral que estimule el flujo de saliva.
  • Ajusta tu dieta. Evita alimentos como cebollas y ajo que pueden causar mal aliento. Comer muchos alimentos azucarados también está relacionado con el mal aliento.
  • Compra un cepillo de dientes nuevo con regularidad. Cambia tu cepillo de dientes cuando esté desgastado, cada tres a cuatro meses aproximadamente, y elige un cepillo de cerdas suaves.
  • Programa controles dentales regulares. Visita a tu dentista de manera regular, generalmente dos veces por año, para que revise y limpie tus dientes o dentadura postiza.

Preparación para la consulta

Si vas a ver al dentista para que te revise el mal aliento, estos consejos pueden ser de utilidad:

  • Por lo general, los dentistas prefieren las consultas durante la mañana para revisar el mal aliento a fin de reducir las probabilidades de que los alimentos que comas durante el día dificulten el examen.
  • No uses perfume, lociones perfumadas, lápiz o brillo labiales perfumados para ir a la consulta, ya que estos productos pueden disimular o tapar los olores.
  • Si tomaste antibióticos durante el último mes, pregúntale al dentista si necesitas reprogramar la consulta.

Qué esperar del dentista

Probablemente tu dentista comience con una evaluación de tu historia clínica y te realice preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener mal aliento?
  • El mal aliento, ¿es ocasional o continuo?
  • ¿Con qué frecuencia te cepillas los dientes o limpias tu dentadura postiza?
  • ¿Con qué frecuencia usas el hilo dental?
  • ¿Qué tipos de alimentos ingieres más a menudo?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas?
  • ¿Qué enfermedades padeces?
  • ¿Respiras a través de la boca?
  • ¿Roncas?
  • ¿Eres alérgico o tienes problemas sinusales?
  • ¿Cuál crees que es la causa de tu mal aliento?
  • ¿Se dieron cuenta otras personas y te dijeron algo sobre su mal aliento?

Prepárate para responder estas preguntas de modo que puedas aprovechar al máximo la consulta.

March 10, 2018
References
  1. Bad breath: Causes and tips for controlling it (Mal aliento: causas y consejos para controlarlo). The Journal of the American Dental Association (Revista de la Asociación Dental Americana). 2012;143:1053.
  2. Mark AM. Targeting bad breath (Cómo tratar el mal aliento). The Journal of the American Dental Association (Revista de la Asociación Dental Americana). 2015;146:932.
  3. What is halitosis? (¿Qué es la halitosis?). Academy of General Dentistry (Academia de Odontología General). http://www.knowyourteeth.com/infobites/abc/article/?abc=H&iid=306&aid=1254. Último acceso: 14 de enero de 2016.
  4. Dry mouth (Sequedad de boca). Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (National Institute of Dental and Craniofacial Research). http://www.nidcr.nih.gov/oralhealth/topics/drymouth/drymouth.htm. Último acceso: 14 de enero de 2016.
  5. Should I floss? (¿Debo usar hilo dental?). Academy of General Dentistry (Academia de Odontología General). http://www.knowyourteeth.com/infobites/abc/article/?abc=f&iid=302&aid=1244. Último acceso: 14 de enero de 2016.
  6. Diagnosing and treating bad breath (Diagnóstico y tratamiento del mal aliento). Dental Abstracts (Resúmenes dentales). 2014;59:203.
  7. Tongue scrapers only slightly reduce bad breath (Los rascadores linguales reducen levemente el mal aliento). Academy of General Dentistry (Academia de Odontología General). http://www.knowyourteeth.com/infobites/abc/article/?abc=t&iid=306&aid=3192. Último acceso: 14 de enero de 2016.
  8. Bollen CML, et al. Halitosis: The multidisciplinary approach (Halitosis: el enfoque multidisciplinario). International Journal of Oral Science (Revista internacional de Ciencia Oral). 2012;4:55.
  9. Salinas TJ (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 13 de febrero de 2016.