Descripción general

La asbestosis es una enfermedad pulmonar crónica causada por la inhalación de fibras de asbesto. La exposición prolongada a estas fibras puede causar cicatrización del tejido pulmonar y falta de aire. Los síntomas de la asbestosis pueden ser de leves a graves, y generalmente no aparecen hasta muchos años después de la exposición inicial.

El asbesto es un producto mineral natural que es resistente al calor y la corrosión. En el pasado, se usaba ampliamente en productos como materiales de aislamiento, cemento y algunas baldosas para el suelo.

La mayoría de las personas con asbestosis desarrollaron esta afección durante el trabajo antes de que el gobierno federal comenzara a regular el uso de asbesto y productos de asbesto en la década de 1970. En la actualidad, su manipulación está estrictamente regulada. Desarrollar asbestosis es extremadamente poco probable si sigues los procedimientos de seguridad de tu empleador. Solo los profesionales capacitados y acreditados del asbesto deben manipular los productos de asbesto. El tratamiento se centra en aliviar los síntomas.

Síntomas

Los efectos de la exposición al asbesto a largo plazo no suelen aparecer hasta 10 a 40 años después de la exposición inicial. La gravedad de los síntomas puede variar.

Estos son algunos de los signos y síntomas de la asbestosis:

  • Falta de aire
  • Tos seca y persistente
  • Dolor u opresión del pecho
  • Sonidos crepitantes y secos en los pulmones al inhalar
  • Las puntas de los dedos de las manos y de los pies parecen más anchos y redondos de lo normal (dedos en palillo de tambor)

Cuándo consultar al médico

Si tienes antecedentes de exposición al asbesto y sientes una mayor falta de aire, habla con el proveedor de atención médica sobre la posibilidad de tener asbestosis.

Causas

Si te expones a altos niveles de polvo de asbesto durante un largo período de tiempo, algunas de las fibras transportadas por el aire pueden alojarse dentro de tus alvéolos: los diminutos sacos que se encuentran en los pulmones donde el oxígeno se intercambia por el dióxido de carbono en la sangre. Las fibras de asbesto irritan y cicatrizan el tejido pulmonar, lo que provoca que los pulmones se vuelvan rígidos. Esto dificulta la respiración.

A medida que la asbestosis progresa, más y más tejido pulmonar se cicatriza. Con el tiempo, el tejido pulmonar se vuelve tan rígido que no puede contraerse y expandirse normalmente.

Fumar parece aumentar la retención de las fibras de asbesto en los pulmones, y a menudo resulta en una progresión más rápida de la enfermedad.

Factores de riesgo

Las personas que trabajaron en la minería, la molienda, la fabricación, y la instalación o la eliminación de productos de asbesto antes de finales de la década de 1970 son quienes corren el mayor riesgo de contraer asbestosis. Algunos ejemplos incluyen los siguientes:

  • Mineros de asbesto
  • Mecánicos de aeronaves y automóviles
  • Operadores de calderas
  • Albañiles
  • Electricistas
  • Trabajadores ferroviarios
  • Trabajadores de refinerías y molinos
  • Trabajadores de astilleros
  • Trabajadores que retiran el aislamiento de asbesto alrededor de las tuberías de vapor en edificios antiguos

El riesgo de asbestosis suele estar relacionado con la cantidad y la duración de la exposición al asbesto. Cuanto mayor es la exposición, mayor es el riesgo de daño pulmonar.

Es posible que la exposición pasiva afecte a los miembros del hogar de los trabajadores expuestos, ya que las fibras de asbesto pueden llevarse a casa en la ropa. Las personas que viven cerca de las minas también pueden estar expuestas a las fibras de asbesto liberadas en el aire.

Complicaciones

Si tienes asbestosis, corres un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, especialmente si fumas o si fumaste en el pasado. En raras ocasiones, el mesotelioma maligno, un cáncer del tejido alrededor del pulmón, puede presentarse muchos años después de la exposición al asbesto.

Prevención

Reducir la exposición al asbesto es la mejor prevención contra la asbestosis. En los Estados Unidos, la ley federal exige que los empleadores de las industrias que trabajan con productos de asbesto, como la construcción, tomen medidas de seguridad especiales.

Muchas casas, escuelas y otros edificios construidos antes de la década de 1970 tienen materiales como tuberías y baldosas que contienen asbesto. En general, no hay riesgo de exposición mientras el asbesto esté encerrado e inalterado. Cuando se dañan los materiales que contienen asbesto, existe el peligro de que las fibras de asbesto se liberen en el aire y se inhalen. Debes pedirle a un profesional capacitado y acreditado del asbesto que inspeccione y repare o retire los productos que tienen asbesto.

Feb. 11, 2022
  1. AskMayoExpert. Asbestos-related pulmonary disease (adult). Mayo Clinic; 2020.
  2. Learn about asbestos. United States Environmental Protection Agency. https://www.epa.gov/asbestos/learn-about-asbestos. Accessed Oct. 15, 2021.
  3. Asbestos and your health. Agency for Toxic Substances and Disease Registry. https://www.atsdr.cdc.gov/asbestos/overview.html. Accessed Oct. 15, 2021.
  4. Asbestosis symptoms and diagnosis. American Lung Association. https://www.lung.org/lung-health-diseases/lung-disease-lookup/asbestosis/symptoms-diagnosis. Accessed Oct. 10, 2021.
  5. Asbestosis. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/pulmonary-disorders/environmental-pulmonary-diseases/asbestosis?query=Asbestosis. Accessed Oct. 15, 2021.
  6. Protect your family from exposures to asbestos. United States Environmental Protection Agency. https://www.epa.gov/asbestos/protect-your-family-exposures-asbestos. Accessed Oct. 15, 2021.
  7. Ferri FF. Asbestosis. In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 15, 2021.
  8. Asbestos-related lung diseases. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/asbestos-related-lung-diseases. Accessed Oct. 15, 2021.
  9. Mason RJ, et al. Pneumoconioses. In: Murray & Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 7th ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 15, 2021.
  10. Secondhand smoke (SHS) facts. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/secondhand_smoke/general_facts/index.htm. Accessed Oct. 16, 2021.
  11. Kin TE Jr. Asbestos-related pleuropulmonary disease. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 16, 2021.
  12. Baqir M (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 29, 2021.
  13. COVID-19: Underlying medical conditions. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/clinical-care/underlyingconditions.html. Accessed Oct. 29, 2021.