Diagnóstico

Con el fin de diagnosticar una fístula arteriovenosa en los brazos o las piernas, el médico usará un estetoscopio para oír el flujo sanguíneo a través del área en la cual cree que está la fístula. La sangre que pasa por una fístula arteriovenosa hace un sonido similar a un chasquido o al murmullo de una máquina.

Si el médico cree que hay una fístula, pedirá otros análisis para confirmar el diagnóstico. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Ecografía dúplex. La ecografía dúplex es la forma más común y efectiva para buscar una fístula arteriovenosa en los vasos sanguíneos de las piernas o los brazos. Durante la ecografía dúplex, se presiona un instrumento llamado transductor contra la piel del área sospechosa.

    El transductor produce ondas de sonido de alta frecuencia, que rebotan de los glóbulos rojos. La ecografía dúplex puede estimar qué tan rápido fluye la sangre al medir la velocidad de cambio de su tono (frecuencia).

  • Angiografía por tomografía computarizada (TC). El angiograma por tomografía computarizada le permite al médico ver las arterias para comprobar que el flujo sanguíneo evita los capilares. Te pondrán una inyección con un tinte que se ve en las imágenes de tomografía computarizada, y el escáner de TC con forma de rosquilla se moverá para tomar imágenes de la arteria que el médico cree que está estrechada. Las imágenes pasan a un monitor de computadora para que el médico las vea.
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM). Es posible que el médico emplee la angiografía por resonancia magnética si cree que tienes una fístula arteriovenosa en una arteria ubicada profundamente bajo la piel. Este análisis le permite al médico ver los tejidos blandos del cuerpo. Usa la misma técnica que el diagnóstico por imágenes de resonancia magnética (RM) pero también incluye un tinte especial que ayuda a crear imágenes de los vasos sanguíneos.

    Durante una imagen por RM o angiografía por RM, debes recostarte sobre una camilla dentro de una máquina con forma de tubo largo que produce un campo magnético. La máquina de imágenes por resonancia magnética utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes detalladas de los tejidos corporales. Al usar las imágenes del análisis, el médico puede ver la fístula arteriovenosa.

Tratamiento

Es posible que el médico sugiera solo controlar tu fístula arteriovenosa, especialmente si es pequeña y no causa ningún otro problema de salud. Algunas fístulas arteriovenosas pequeñas se cierran solas sin tratamiento.

Si tu fístula arteriovenosa requiere tratamiento, el médico puede recomendar lo siguiente:

  • Compresión con guía ecográfica. Si tienes una fístula arteriovenosa en las piernas y esta se observa fácilmente en la ecografía, el tratamiento con compresión con guía ecográfica puede ser una opción para ti. En este tratamiento, se utiliza una sonda ecográfica para comprimir la fístula y bloquear el flujo sanguíneo a los vasos sanguíneos dañados.

    Este procedimiento se hace en solo 10 minutos. Pero solo da resultado en 1 de cada 3 personas.

  • Embolización con catéter. En este procedimiento, se introduce un catéter en una arteria cerca del lugar de la fístula arteriovenosa. Los médicos utilizan radiografías y otras técnicas de diagnóstico por imágenes para guiar el catéter hacia la fístula, y se coloca un pequeño espiral o stent en el lugar de la fístula para redirigir el flujo sanguíneo. Muchas personas que se someten a una embolización con catéter permanecen en el hospital durante 24 horas o menos y pueden retomar sus actividades cotidianas en el plazo de una semana.
  • Cirugía. Las fístulas arteriovenosas grandes que no pueden tratarse con embolización con catéter pueden requerir cirugía. El tipo de cirugía que necesites depende del tamaño y la ubicación de la fístula arteriovenosa.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Preparación para la consulta

Si piensas que puedes tener una fístula arteriovenosa, pide una consulta con el médico de atención primaria. Sin embargo, es posible que luego te deriven con un especialista de los vasos sanguíneos (médico vascular) o con un especialista del corazón (cardiólogo).

Debido a que la consulta puede ser breve, y por lo general hay muchos temas que tratar, es una buena idea ir a la consulta bien preparado. A continuación incluimos información que te ayudará a prepararte y a saber qué puedes esperar del médico.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al momento de programar la consulta, asegúrate de preguntar si necesitas hacer algo con anticipación, como cuidarte con las comidas. Dado que las pruebas para detectar una fístula arteriovenosa, generalmente, comprenden una ecografía, es posible que tengas que hacer ayuno durante varias horas antes de la consulta.
  • Anota todos los síntomas que tengas, incluso si no parecen relacionados con la fístula arteriovenosa.
  • Anota tu información personal más importante, como lesiones punzantes previas o antecedentes familiares de fístula arteriovenosa u otras enfermedades de los vasos sanguíneos.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Si es posible, pídele a un familiar o un amigo que te acompañen. A veces puede ser difícil recordar toda la información que te proporcionan durante una consulta. Quizás la persona que te acompaña recuerda información que tú pasaste por alto u olvidaste.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

El tiempo con el médico es limitado, por lo que preparar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar el tiempo al máximo. Para la fístula arteriovenosa, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Hay otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué clase de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y cuál me recomienda?
  • ¿Cuál sería un nivel adecuado de actividad física?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cómo puedo manejar mejor estas enfermedades en conjunto?
  • ¿Mis hijos u otros parientes consanguíneos deberían hacerse análisis para detectar esta enfermedad?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas. Estar preparado para responderlas te permitirá reservar tiempo para repasar los puntos en los que quieras detenerte. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas fueron constantes, o aparecían y desaparecían?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar los síntomas?
Nov. 20, 2018
References
  1. Kaspar DL, et al., eds. Arterial diseases of the extremities. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://www.accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 12, 2018.
  2. Stone CK, et al., eds. Vascular emergencies. In: Current Diagnosis & Treatment: Emergency Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2017. http://www.accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 12, 2018.
  3. Eidt J, et al. Acquired arteriovenous fistula of the lower extremity. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 12, 2018.
  4. Cameron AM, et al., eds. Pseudoaneurysms and arteriovenous fistulas. In: Current Surgical Therapy. 12th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 12, 2018.
  5. Gossage JR, et al. Pulmonary arteriovenous malformations: Clinical features and diagnostic evaluation in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 13, 2018.