Diagnóstico

Para diagnosticar angina de pecho, el proveedor de atención médica hará una exploración física y te preguntará sobre los síntomas. También te preguntará si tienes factores de riesgo, como antecedentes familiares de enfermedades cardíacas.

Entre las pruebas que se usan para diagnosticar y confirmar la angina de pecho se incluyen las siguientes:

  • Electrocardiograma. Esta prueba rápida e indolora mide la actividad eléctrica del corazón. Se colocan parches adhesivos (electrodos) en el pecho y, a veces, en los brazos y las piernas. Estos electrodos tienen cables que los conectan a una computadora que muestra los resultados. Un electrocardiograma puede mostrar si el corazón late demasiado rápido, si late demasiado lento o si no late. Es posible que el proveedor de atención médica también observe si existen patrones en el ritmo cardíaco para saber si el flujo sanguíneo en el corazón es más lento o está interrumpido.
  • Radiografía de tórax. La radiografía de tórax muestra el estado del corazón y de los pulmones. Es posible que se tome una radiografía de tórax para determinar si otras afecciones provocan síntomas de dolor en el pecho y para observar si el corazón se agrandó.
  • Análisis de sangre. Cuando el músculo cardíaco se daña, como sucede después de un ataque cardíaco, ciertas enzimas del corazón ingresan en el torrente sanguíneo. Un análisis de sangre de enzimas cardíacas puede ayudar a detectar estas sustancias.
  • Prueba de esfuerzo. A veces, la angina de pecho es más fácil de diagnosticar cuando el corazón funciona con más intensidad. Una prueba de esfuerzo comúnmente consiste en caminar sobre una cinta o pedalear en una bicicleta fija mientras se controla el corazón. Es posible que se hagan otras pruebas al mismo tiempo que se hace una prueba de esfuerzo. Si no puedes hacer ejercicio, es posible que se te den medicamentos que imiten el efecto del ejercicio en el corazón.
  • Ecocardiograma. Un ecocardiograma usa ondas sonoras para crear imágenes del corazón en movimiento. Estas imágenes pueden mostrar el modo en que fluye la sangre a través del corazón. Se puede hacer un ecocardiograma durante una prueba de esfuerzo.
  • Prueba de esfuerzo nuclear. Una prueba de esfuerzo nuclear mide el flujo sanguíneo al músculo cardíaco en reposo y durante el esfuerzo. Es similar a una prueba de esfuerzo de rutina, aunque durante la prueba de esfuerzo nuclear, se inyecta un marcador radioactivo en el torrente sanguíneo. Un escáner especial muestra el desplazamiento del marcador por las arterias del corazón. Las zonas que no tienen o tienen pocas cantidades del marcador sugieren un mal flujo sanguíneo.
  • Tomografía computarizada del corazón. Para esta prueba, habitualmente te debes acostar en una camilla dentro de una máquina con forma de dona. Dentro de la máquina, un tubo de rayos X gira alrededor del cuerpo y obtiene imágenes del corazón y del pecho. Una tomografía computarizada del corazón también muestra si el corazón está agrandado o si las arterias del corazón se estrecharon.
  • Resonancia magnética cardíaca. En esta prueba, se usan campos magnéticos y ondas de radio para crear imágenes detalladas del corazón. Por lo general, debes acostarte en una camilla dentro de una máquina tubular larga que produce imágenes detalladas de la estructura del corazón y los vasos sanguíneos.
  • Angiografía coronaria. La angiografía coronaria usa imágenes radiográficas para analizar el interior de los vasos sanguíneos del corazón. Forma parte de un grupo general de procedimientos que se conocen como cateterismo cardíaco.

    Un proveedor de atención médica introduce un tubo delgado (catéter) a través de un vaso sanguíneo en el brazo o la ingle hasta una arteria del corazón e inyecta una sustancia de contraste a través del catéter. Esta sustancia de contraste hace que las arterias del corazón se vean más claramente en una radiografía. El proveedor de atención médica podría referirse a este tipo de radiografía como angiografía.

Tratamiento

El tratamiento de la angina de pecho puede incluir lo siguiente:

  • Cambios en el estilo de vida
  • Medicamentos
  • Angioplastia y colocación de estents
  • Cirugía a corazón abierto (cirugía de baipás coronario)

Los objetivos del tratamiento de la angina de pecho son reducir la frecuencia y la gravedad de los síntomas, y disminuir el riesgo de ataque cardíaco y de muerte.

Si tienes angina de pecho inestable o un dolor de angina de pecho que es diferente de los que solías tener, necesitarás tratamiento inmediato.

Medicamentos

Si los cambios en el estilo de vida, como una alimentación saludable y el ejercicio, no mejoran la salud cardíaca ni alivian el dolor de la angina de pecho, es posible que se requieran medicamentos. Los medicamentos para tratar la angina de pecho pueden incluir los siguientes:

  • Nitratos. Los nitratos suelen utilizarse para tratar la angina de pecho. Estos medicamentos relajan y ensanchan los vasos sanguíneos para que fluya más sangre al corazón. La forma más común de nitrato utilizada para tratar la angina de pecho es la nitroglicerina. La pastilla de nitroglicerina se coloca bajo la lengua. El proveedor de atención médica podría recomendar que tomes nitrato antes de hacer actividades que normalmente te provocan angina de pecho (como el ejercicio) o para la prevención a largo plazo.
  • Aspirina. La aspirina disminuye la formación de coágulos, lo que facilita el flujo de sangre a través de las arterias estrechadas del corazón. La prevención de los coágulos sanguíneos reduce el riesgo de tener un ataque cardíaco. No debes comenzar a tomar una aspirina por día sin antes consultar con el proveedor de atención médica.
  • Medicamentos para prevenir la formación de coágulos. Ciertos medicamentos, como el clopidogrel (Plavix), el prasugrel (Effient) y el ticagrelor (Brilinta), disminuyen las probabilidades de que las plaquetas se aglutinen para que la sangre no coagule. Si no puedes tomar aspirina, pueden recomendarte alguno de los medicamentos que se indican a continuación.
  • Betabloqueadores. Los betabloqueadores hacen que el corazón lata más despacio y con menos fuerza, lo que disminuye la presión arterial. Estos medicamentos también relajan los vasos sanguíneos, lo cual mejora el flujo de sangre.
  • Estatinas. Las estatinas son medicamentos que se administran para disminuir el nivel de colesterol en la sangre. El colesterol alto es un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas y la angina de pecho. Las estatinas bloquean una sustancia que necesita el cuerpo para producir colesterol. Ayudan a prevenir la obstrucción de los vasos sanguíneos.
  • Bloqueadores de los canales de calcio. Los bloqueadores de los canales de calcio, también denominados antagonistas del calcio, relajan y ensanchan los vasos sanguíneos para mejorar el flujo sanguíneo.
  • Otros medicamentos para la presión arterial. Otros medicamentos para bajar la presión arterial incluyen los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) o antagonistas de receptores de angiotensina II (ARA-II). Si tienes presión arterial alta, diabetes, signos de insuficiencia cardíaca o enfermedad renal crónica, es posible que el proveedor de atención médica te recete alguno de estos medicamentos.
  • Ranolazina (Ranexa). Este medicamento se puede recetar para la angina de pecho estable crónica que no mejora con otros medicamentos. Puede administrarse sola o con otros medicamentos para la angina de pecho, como los bloqueadores de los canales de calcio, los betabloqueadores o la nitroglicerina.

Terapias

A veces, se puede recomendar una opción no farmacológica denominada "contrapulsación externa mejorada" para aumentar el flujo sanguíneo al corazón. Para la contrapulsación externa mejorada, se colocan brazaletes como los de la presión arterial alrededor de las pantorrillas, los muslos y la pelvis. La contrapulsación externa mejorada requiere varias sesiones de tratamiento y puede ayudar a reducir los síntomas en las personas que tienen angina de pecho frecuente no controlada (angina de pecho refractaria).

Cirugía y procedimientos

Si los cambios en el estilo de vida, los medicamentos u otras terapias no reducen el dolor de la angina de pecho, puede ser necesario un procedimiento de cateterismo o una cirugía a corazón abierto.

Las cirugías y los procedimientos usados para tratar la angina de pecho y la enfermedad de las arterias coronarias incluyen los siguientes:

  • Angioplastia con colocación de estents. Durante la realización de una angioplastia (también denominada intervención coronaria percutánea [ICP]), se inserta un pequeño globo en la arteria estrechada. El globo se infla para ensanchar la arteria, y luego se inserta una pequeña bobina de malla metálica (estent) para mantener abierta la arteria.

    La angioplastia con colocación de estents mejora el flujo sanguíneo en el corazón y reduce o elimina la angina de pecho. La angioplastia con colocación de estents puede ser una buena opción de tratamiento para quienes tienen angina de pecho inestable, o si los cambios en el estilo de vida y los medicamentos no tratan de manera eficaz tu angina de pecho estable crónica.

  • Cirugía a corazón abierto (cirugía de baipás de la arteria coronaria). Durante una cirugía de baipás de la arteria coronaria, una vena o una arteria de alguna otra parte del cuerpo se utilizan para esquivar una arteria cardíaca obstruida o estrechada. La cirugía de baipás aumenta el flujo sanguíneo al corazón. Es una opción de tratamiento tanto para la angina de pecho inestable como para la angina de pecho estable que no responde a otros tratamientos.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

A menudo, las enfermedades cardíacas son la causa de la angina de pecho. Hacer cambios en el estilo de vida para mantener el corazón sano es una parte importante del tratamiento de la angina de pecho. Prueba estas estrategias:

  • No fumes y evita la exposición al humo de segunda mano. Si necesitas ayuda para dejar de fumar, habla con el proveedor de atención médica sobre el tratamiento para dejar de fumar.
  • Haz ejercicio y controla el peso. Como objetivo general, procura hacer al menos 30 minutos de actividad física moderada todos los días. Si tienes sobrepeso, habla con el proveedor de atención médica sobre las opciones seguras para perder peso. Pregúntale cuál sería el peso ideal en tu caso.
  • Sigue una dieta saludable baja en sal y grasas trans y saturadas y rica en granos integrales, frutas y verduras.
  • Controla otras afecciones médicas. La diabetes, la presión arterial alta y el nivel alto de colesterol en la sangre pueden derivar en angina de pecho.
  • Practica técnicas para aliviar el estrés. Hacer más ejercicio, practicar la atención plena y conectarte con los demás en grupos de apoyo son algunas maneras de reducir el estrés emocional.
  • Evita o limita el consumo de alcohol. Si eliges beber alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, beber con moderación significa una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres.

Preparación para la consulta

Si sientes un dolor repentino en el pecho (angina de pecho inestable), llama de inmediato al 911 o al número local de emergencias.

Si tienes antecedentes familiares de enfermedades cardíacas, pide una cita médica con tu proveedor de atención médica.

Las citas médicas pueden ser breves y suele haber mucho por hablar, por ello es aconsejable ir bien preparado. A continuación, incluimos información que te ayudará a prepararte y a saber qué puedes esperar de tu proveedor de atención médica.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la cita médica. Cuando programes la cita médica, pregunta si hay algo que debas hacer por adelantado, como restringir tu dieta. Por ejemplo, podría ser necesario que evites comer o beber durante un período para un análisis de colesterol.
  • Anota cualquier síntoma que tengas, incluido cualquier síntoma que pueda no estar relacionado con la angina de pecho.
  • Anota la información personal más importante, incluidos cualquier antecedente familiar de angina de pecho, dolor de pecho, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, presión arterial alta o diabetes y cualquier situación de estrés importante o cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que tomes, junto con las dosis.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que se te proporciona durante una cita médica. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que tú pasaste por alto u olvidaste.
  • Prepárate para hablar sobre tus hábitos alimenticios y de actividad física. Si no sigues una dieta o no tienes una rutina de ejercicio, habla con el proveedor de atención médica sobre los desafíos que podrías enfrentar para comenzar a hacerlo.
  • Anota las preguntas que quieras hacerle al proveedor de atención médica.

Tu tiempo con el proveedor de atención médica es limitado; por eso, preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar al máximo ese momento. Algunas preguntas básicas para hacerle al proveedor de atención médica sobre la angina de pecho incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de los síntomas de dolor de pecho?
  • ¿Qué clase de pruebas necesito hacerme? ¿Cómo tengo que prepararme para estas pruebas?
  • ¿Qué tratamientos recomienda y por qué?
  • ¿Qué tipo y cantidad de actividad física son más seguros para mí?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas en conjunto?
  • ¿Con que frecuencia necesito seguimiento por la angina de pecho?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa?
  • ¿Qué sitios web recomienda visitar?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta que tengas durante la cita médica.

Qué esperar del médico

Es probable que el proveedor de atención médica te haga algunas preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo que podrás usar para hablar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. Es posible que el proveedor de atención médica te pregunte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Cómo describirías el dolor de pecho?
  • ¿Dónde se siente el dolor?
  • ¿El dolor se extiende hacia otras partes del cuerpo, como el cuello y los brazos?
  • ¿Cómo y cuándo comenzó el dolor?
  • ¿Hubo algo específico que pareciera desencadenar el dolor de pecho?
  • ¿El dolor comienza progresivamente o de forma repentina?
  • ¿Cuánto dura el dolor?
  • ¿Hay algo que empeore el dolor de pecho?
  • ¿Qué lo alivia?
  • ¿Tienes otros síntomas junto con el dolor, como náuseas o mareos?
  • ¿Tienes dificultad para tragar?
  • ¿Tienes antecedentes de acidez estomacal? (La acidez estomacal puede parecerse a la sensación de angina de pecho)

Qué puedes hacer mientras tanto

Nunca es demasiado pronto para hacer cambios saludables en el estilo de vida. Prueba hacer lo siguiente:

  • Deja de fumar.
  • Come alimentos saludables.
  • Haz más ejercicio.
May 18, 2022
  1. Bonow RO, et al., eds. Stable ischemic heart disease. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 12th ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 21, 2021.
  2. Goldman L, et al., eds. Angina pectoris and stable ischemic heart disease. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 23, 2021.
  3. Angina. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/angina. Accessed Dec. 21, 2021.
  4. Angina in women can be different than men. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/heart-attack/angina-chest-pain/angina-in-women-can-be-different-than-men. Accessed Dec. 21, 2021.
  5. Warning signs of a heart attack. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/heart-attack/warning-signs-of-a-heart-attack/heart-attack-symptoms-in-women. Accessed Dec. 21, 2021.
  6. AskMayoExpert. Stable ischemic heart disease. Mayo Clinic; 2020.
  7. Simons M, et al. New therapies for angina. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 21, 2021.
  8. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic. Feb. 24, 2020.
  9. Ferri FF. Angina pectoris. In: Ferri's Clinical Advisor 2022. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 23, 2021.
  10. Lopez-Jimenez F (expert opinion). Mayo Clinic. Jan. 21, 2022.