Panorama general

Una fisura anal es un pequeño desgarro en el tejido delgado y húmedo (mucosa) que recubre el ano. La fisura anal puede producirse cuando evacúas heces grandes y duras. Las fisuras anales suelen provocar dolores y sangrado durante la evacuación intestinal. También podrías sentir espasmos en el anillo de músculo que está en el extremo del ano (esfínter anal).

Las fisuras anales son muy frecuentes en los bebés pequeños, aunque también pueden afectar a personas de cualquier edad. La mayoría de las fisuras anales mejoran con tratamientos simples, como una mayor ingesta de fibra o baños de asiento. Algunas personas con fisura anal podrían necesitar medicamentos o, en ocasiones, cirugía.

Síntomas

Entre los signos y los síntomas de la fisura anal se pueden incluir los siguientes:

  • Dolor, algunas veces intenso, durante la evacuación intestinal
  • Dolor luego de la evacuación intestinal que puede durar varias horas
  • Sangre roja brillante en las heces o en el papel higiénico luego de la evacuación intestinal
  • Una grieta visible en la piel alrededor del ano
  • Un bulto pequeño o un fibroma blando en la piel cercana a la fisura anal

Cuándo consultar con el médico

Consulta al doctor si sientes dolor al evacuar o si notas sangre en las heces o el papel higiénico después de una evacuación intestinal.

Causas

Las causas frecuentes de la fisura anal son las siguientes:

  • Evacuar heces grandes y duras
  • Estreñimiento y esfuerzo durante la evacuación
  • Diarrea crónica
  • Sexo anal
  • Parto

Las causas menos frecuentes de las fisuras anales son las siguientes:

  • Enfermedad de Crohn u otra enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Cáncer anal
  • VIH
  • Tuberculosis
  • Sífilis

Factores de riesgo

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar fisura anal se incluyen los siguientes:

  • Estreñimiento. El esfuerzo durante la evacuación intestinal y la defecación de heces duras aumentan el riesgo de desgarros.
  • Parto. Las fisuras anales son más frecuentes en las mujeres luego de haber dado a luz.
  • Enfermedad de Crohn. Esta enfermedad intestinal inflamatoria causa inflamación crónica del tracto intestinal, lo que puede hacer que el revestimiento del canal anal sea más vulnerable al desgarro.
  • Sexo anal.
  • La edad. Las fisuras anales se pueden formar a cualquier edad, pero son más comunes en jóvenes y adultos de mediana edad.

Complicaciones

Las complicaciones de la fisura anal pueden incluir las siguientes:

  • Imposibilidad de curación. Una fisura anal que no se cura en ocho semanas se considera crónica y puede necesitar tratamiento adicional.
  • Recurrencia. Una vez que experimentaste una fisura anal, eres propenso a tener otra.
  • Un desgarro que se extiende a los músculos circundantes. Una fisura anal puede extenderse hacia el anillo muscular que mantiene el ano cerrado (esfínter anal interno), lo cual dificulta la cicatrización de la fisura anal. Una fisura no cicatrizada puede desencadenar un ciclo de molestias que puede requerir medicamentos o cirugía para reducir el dolor y reparar o eliminar la fisura.

Prevención

Es posible prevenir las fisuras anales si adoptas algunas medidas para evitar el estreñimiento o la diarrea. Consume alimentos ricos en fibra, bebe mucho líquido y haz ejercicio de manera regular para evitar esfuerzos al momento de defecar.

Fisura anal - atención en Mayo Clinic

Feb. 05, 2019
  1. Feldman M, et al. Diseases of the anorectum. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 10th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 20, 2018.

  2. Anal fissure. American Society of Colon and Rectal Surgeons. https://www.fascrs.org/patients/disease-condition/anal-fissure-expanded-information. Accessed Oct. 20, 2018.
  3. Wald A, et al. ACG Clinical Guideline: Management of benign anorectal disorders. American Journal of Gastroenterology. 2014;109:1141.
  4. Breen E, et al. Anal fissure: Clinical manifestations, diagnosis, prevention. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 20, 2018.
  5. Ferri FF. Anal fissure. In: Ferri's Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 20, 2018.
  6. Brady JT, et al. Treatment for anal fissure: Is there a safe option? The American Journal of Surgery. 2017;214:623.
  7. Nelson RL, et al. Non surgical therapy for anal fissure. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://www.cochranelibrary.com/. Accessed Oct. 20, 2018.
  8. Cook AJ. AllScripts EPSi. Rochester, Minn. Oct. 22, 2018.
  9. Anoscopy and sigmoidoscopy. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal-disorders/diagnostic-and-therapeutic-gi-procedures/anoscopy-and-sigmoidoscopy. Accessed Nov. 1, 2018.
  10. Rajan E (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Nov. 1, 2018.