Descripción general

El albinismo comprende un grupo de trastornos hereditarios que se caracterizan por poca producción o la falta de producción del pigmento melanina. El tipo y la cantidad de melanina que el cuerpo produce determinan el color de la piel, el cabello y los ojos. La mayoría de las personas con albinismo son sensibles a la exposición solar y tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel.

Aunque no existe cura para el albinismo, las personas con este trastorno pueden tomar medidas para proteger la piel y maximizar la visión. Algunas personas con albinismo se sienten socialmente aisladas y sufren discriminación.

Síntomas

Por lo general, los signos de albinismo son evidentes en el color de la piel, el cabello y los ojos de las personas, aunque este no es siempre el caso. Sin embargo, todas las personas con ese trastorno presentan problemas de visión.

Piel

Si bien la forma de albinismo más identificable se manifiesta con el cabello blanco y la piel rosada, el color de la piel (pigmentación) puede oscilar entre blanco y marrón, y puede ser casi igual que el de padres o hermanos que no sean albinos.

En algunas personas albinas, la pigmentación de la piel nunca cambia. En otras, es posible que la producción de melanina comience o aumente durante la infancia y la adolescencia, lo que provoca ligeros cambios en la pigmentación. Con la exposición al sol, algunas personas pueden desarrollar:

  • Pecas
  • Lunares, con o sin pigmentación; los lunares sin pigmentación generalmente son de color rosa
  • Manchas grandes similares a las pecas (lentigos)
  • Capacidad de broncearse

Cabello

El color del cabello puede oscilar entre completamente blanco y marrón. Las personas albinas de ascendencia africana o asiática tienen un color de cabello amarillo, colorado o marrón. El color del cabello también puede oscurecerse en los primeros años de la adultez.

Color de ojos

El color de ojos puede oscilar entre azul claro y marrón y puede cambiar con la edad.

La falta de pigmento en la parte de color de los ojos (iris) los hace algo translúcidos. Esto significa que los iris no pueden bloquear el ingreso de la luz por completo. Es por ello que los ojos muy claros pueden parecer rojizos con ciertos tipos de iluminación. Esto ocurre porque puedes ver la luz reflejada desde el fondo del ojo que pasa nuevamente a través del iris —un fenómeno similar al que ocurre en una foto con flash—.

Vista

Los signos y síntomas del albinismo asociados a la actividad de los ojos comprenden:

  • Movimiento rápido e involuntario hacia atrás y hacia adelante de los ojos (nistagmo)
  • Incapacidad de que ambos ojos se mantengan dirigidos a un mismo punto o se muevan al unísono (estrabismo)
  • Miopía o hipermetropía extremas
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Curvatura anormal de la superficie frontal del ojo o del cristalino en el interior del ojo (astigmatismo) que causa visión borrosa

Cuándo consultar con el médico

Si, al nacer, tu hijo carece de pigmentación en el cabello o en la piel que afecta las pestañas y las cejas —como suele ser el caso de los bebés albinos—, el médico probablemente solicitará un examen oftalmológico y llevará un control minucioso de cualquier cambio en la pigmentación del niño.

En algunos bebés, el primer signo de albinismo es un seguimiento deficiente con los ojos. Esto puede continuar, a los 3 o 4 meses de edad, con un movimiento rápido hacia adelante y hacia atrás de los ojos (nistagmo). Si observas estos signos en tu bebé, infórmaselo a tu médico.

Consulta con el médico si tu hijo albino tiene episodios frecuentes de sangrado nasal, tendencia a la formación de hematomas o infecciones crónicas. Estos signos y síntomas pueden indicar la presencia de los síndromes de Hermansky-Pudlak o de Chediak-Higashi, que son trastornos genéticos poco frecuentes pero graves.

Causas

El albinismo es causado por una mutación en uno de varios genes. Cada uno de estos genes proporciona instrucciones para producir una de las diversas proteínas involucradas en la producción de la melanina. La melanina es producida por células llamadas «melanocitos», que se encuentran en la piel y en los ojos. Una mutación puede provocar la ausencia total de melanina o una reducción importante en la cantidad de melanina.

En algunos tipos de albinismo, una persona debe heredar dos copias de un gen mutado —una de cada padre— para tener el trastorno (herencia recesiva).

Efecto en el desarrollo de los ojos

Independientemente de qué mutación del gen haya ocurrido, el deterioro de la visión es una característica clave de todos los tipos de albinismo. Estos deterioros son causados por el desarrollo irregular de las vías del nervio óptico desde el ojo hasta el cerebro y por el desarrollo anormal de la retina.

Tipos de albinismo

Los tipos de albinismo, que se basan principalmente en qué gen mutado provocó el trastorno, comprenden:

  • Albinismo oculocutáneo. El albinismo oculocutáneo es causado por una mutación en uno de cuatro genes. Las personas que padecen albinismo oculocutáneo de tipo 1 tienen la piel y el cabello completamente blancos y los ojos celestes al nacer. Algunas personas con albinismo oculocutáneo de tipo 1 nunca experimentan un aumento en la pigmentación, mientras que otras comienzan a producir melanina durante los primeros años de la infancia. El cabello se puede tornar rubio, castaño o colorado, y los iris pueden cambiar de color y perder algo de translucencia.

    El albinismo oculocutáneo de tipo 2 es más frecuente entre los africanos subsaharianos, los afroamericanos y los indígenas estadounidenses. El cabello puede ser rubio, castaño rojizo, anaranjado o colorado; los ojos, de color celeste verdoso o tostado; y la piel es blanca al nacer. Con la exposición al sol, pueden aparecer pecas, lunares o lentigos en la piel a lo largo del tiempo.

    Las personas que padecen albinismo oculocutáneo de tipo 3, especialmente sudafricanos negros, por lo general, tienen la piel marrón rojiza, el cabello anaranjado o colorado y los ojos color marrón o pardo. El albinismo oculocutáneo de tipo 4 tiene un aspecto similar al de tipo 2 y ocurre con mayor frecuencia en personas de ascendencia del sudeste asiático.

  • Albinismo ligado al cromosoma X. La causa del albinismo ocular ligado al cromosoma X, que ocurre casi exclusivamente en hombres, es una mutación genética en el cromosoma X. Las personas que padecen albinismo ocular tienen problemas de visión, pero su color de piel, cabello y ojos está generalmente dentro de la variedad normal o es ligeramente más claro en comparación con los demás miembros de la familia.
  • Síndrome de Hermansky-Pudlak. El síndrome de Hermansky-Pudlak es un tipo poco frecuente de albinismo causado por una mutación en uno de al menos ocho genes diferentes. El trastorno es mucho más frecuente en Puerto Rico. Las personas que padecen este trastorno presentan signos y síntomas similares a los del albinismo oculocutáneo, pero también podrían sufrir enfermedades pulmonares o intestinales, o un trastorno hemorrágico.
  • Síndrome de Chediak-Higashi. El síndrome de Chediak-Higashi es una forma poco frecuente de albinismo asociada con una mutación en el gen LYST. Con signos y síntomas similares a los del albinismo oculocutáneo, el cabello suele ser castaño o rubio con un brillo plateado y la piel, blanca cremosa a grisácea. Las personas que padecen este síndrome tienen un defecto en los glóbulos blancos que aumenta su riesgo de contraer infecciones.

Complicaciones

Entre las complicaciones del albinismo están los trastornos de la piel, así como también los desafíos sociales y emocionales.

Trastornos de la piel

Una de las complicaciones más graves asociadas con el albinismo es el riesgo de una quemadura de sol y de cáncer de piel.

Factores sociales y emocionales

Las reacciones de otras personas hacia aquellas que tienen albinismo suelen tener un impacto negativo sobre las personas que tienen el trastorno.

  • Los niños con albinismo pueden recibir insultos, burlas o preguntas sobre su apariencia, sus anteojos o los dispositivos de ayuda visual.
  • Muchas personas con albinismo encuentran la palabra «albino» hiriente porque son etiquetados simplemente en función de su apariencia en lugar de ser considerados como individuos.
  • Las personas con albinismo generalmente se ven muy diferentes de los miembros de sus propias familias o grupos étnicos, por lo que se pueden sentir marginados o ser tratados como forasteros.

Todos estos factores pueden contribuir al aislamiento social, la baja autoestima y el estrés.

Prevención

Sin un miembro de la familia es albino, un asesor en genética puede ayudarte a comprender tus probabilidades de tener un hijo con albinismo. También puede explicarte las pruebas que están disponibles, y ayudarte a entender sus ventajas y desventajas para tu familiar.

April 19, 2014
References
  1. Wolff K, et al. Fitzpatrick’s Dermatology in General Medicine (Dermatología en medicina general de Fitzpatrick). 8.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. www.accessmedicine.com/resourceTOC.aspx?resourceID=740. Último acceso: 21 de noviembre de 2013.
  2. Albinism (Albinismo). The Merck Manuals: The Merck Manual for Health Care Professionals (Manual Merck para profesionales del cuidado de la salud). http://www.merckmanuals.com/professional/dermatologic_disorders/pigmentation_disorders/albinism.html?qt=&sc=&alt=. Último acceso: 21 de noviembre de 2013.
  3. Levin AV, et al. Albinism for the busy clinician (Albinismo para profesionales clínicos de salud ocupados). Journal of AAPOS (Revista de la Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo). 2011;1:59.
  4. What is albinism? (¿Qué es el albinismo?). Organización Nacional sobre el Albinismo y la Hipopigmentación (National Organization for Albinism and Hypopigmentation, NOAH). http://www.albinism.org/publications/2010/What_is_Albinism.pdf. Último acceso: 21 de noviembre de 2013.
  5. Summers CG. Albinism: Classification, clinical characteristics and recent findings (Albinismo: clasificación, características clínicas y hallazgos recientes). Optometry and Vision Science (Optometría y ciencia de la visión). 2009;86:659.
  6. Gronskov K, et al. Oculocutaneous albinism (Albinismo oculocutáneo). Orphanet Journal of Rare Diseases (Revista sobre enfermedades poco frecuentes de Orphanet). 2007;2:43.
  7. Brodsky MC (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 15 de diciembre de 2013.
  8. Hand JL (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 13 de diciembre de 2013.