La leucemia linfocítica aguda se produce cuando una célula de la médula ósea presenta errores en su ADN. Los errores le indican a la célula que continúe creciendo y dividiéndose, mientras que una célula sana normalmente dejaría de dividirse y finalmente moriría. Cuando esto sucede, la producción de células sanguíneas se vuelve anormal. La médula ósea produce células inmaduras que se transforman en glóbulos blancos con leucemia denominados «linfoblastos». Estas células anormales son incapaces de funcionar adecuadamente y pueden proliferar y desplazar a las células sanas.

La causa de las mutaciones de ADN que pueden dar lugar a la leucemia linfocítica aguda no está clara. Pero los médicos han hallado que la mayoría de los casos de leucemia linfocítica aguda no son hereditarios.

Jan. 28, 2016