Descripción general

La insuficiencia hepática aguda es la pérdida de función del hígado que ocurre de forma rápida, en días o semanas, generalmente en personas sin enfermedades hepáticas preexistentes. La insuficiencia hepática aguda es menos frecuente que la insuficiencia hepática crónica, que se manifiesta de forma más lenta.

La insuficiencia hepática aguda, que también se conoce como «insuficiencia hepática fulminante», puede causar complicaciones graves, como sangrado excesivo y aumento de la presión en el cerebro. Es una urgencia médica que requiere hospitalización.

Según la causa, en ocasiones, la insuficiencia hepática aguda puede revertirse con tratamiento. Sin embargo, en muchas situaciones, un trasplante de hígado puede ser la única cura.

Síntomas

Los signos y síntomas de la insuficiencia hepática aguda son:

  • Pigmentación amarilla de la piel y los globos oculares (ictericia)
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Hinchazón abdominal
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensación de malestar general
  • Desorientación o confusión
  • Somnolencia

Cuándo consultar al médico

La insuficiencia hepática aguda puede presentarse rápidamente en una persona saludable y puede poner en riesgo la vida. Si tú o alguien que conoces manifiesta de repente una coloración amarilla de los ojos o la piel; dolor ligero en la parte superior del abdomen; o cambios inusuales del estado mental, la personalidad o el comportamiento, busca atención médica de inmediato.

Causas

La insuficiencia hepática aguda ocurre cuando las células del hígado están considerablemente dañadas y ya no funcionan. Algunas de las causas potenciales son:

  • Sobredosis de paracetamol. Tomar demasiado paracetamol (Tylenol y otros) es la causa más frecuente de la insuficiencia hepática aguda en los Estados Unidos. La insuficiencia hepática aguda puede ocurrir después de una dosis muy grande de paracetamol o por dosis más grandes que las recomendadas todos los días durante varios días.

    Si tú o alguien que conoces tomaron una sobredosis de paracetamol, busca atención médica lo más rápido posible. No esperes a que aparezcan los signos de insuficiencia hepática.

  • Medicamentos con receta. Algunos medicamentos con receta, como los antibióticos, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides y los anticonvulsivos, pueden provocar insuficiencia hepática aguda.
  • Suplementos de hierbas. Algunos medicamentos y suplementos de hierbas, como el kava, la efedra, la Scutellaria y el poleo, se han vinculado con la insuficiencia hepática aguda.
  • Hepatitis y otros virus. La hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis E pueden provocar insuficiencia hepática aguda. Otros virus que pueden provocar insuficiencia hepática aguda son el virus de Epstein-Barr, el citomegalovirus y el virus de herpes simple.
  • Toxinas. Una de las toxinas que pueden causar insuficiencia hepática aguda es el hongo silvestre venenoso Amanita phalloides, que, en ocasiones, se confunde con uno que es apto para el consumo. El tetracloruro de carbono es otra toxina que puede causar insuficiencia hepática aguda. Se trata de una sustancia química industrial que se encuentra en los refrigerantes y en los solventes para ceras, barnices y otros materiales.
  • Enfermedad autoinmunitaria. La insuficiencia hepática también puede producirse por hepatitis autoinmunitaria, enfermedad que hace que el sistema inmunitario ataque las células del hígado, lo que provoca inflamación y lesiones.
  • Enfermedades de las venas del hígado. Algunas enfermedades vasculares, como el síndrome de Budd-Chiari, pueden producir bloqueos en las venas del hígado y provocar insuficiencia hepática aguda.
  • Enfermedad metabólica. Algunas alteraciones metabólicas poco frecuentes, como la enfermedad de Wilson y el hígado graso agudo durante el embarazo, causan, en raras ocasiones, insuficiencia hepática aguda.
  • Cáncer. El cáncer que se origina o disemina en el hígado puede causar insuficiencia hepática.
  • Choque. Una infección desmesurada (septicemia) y un choque pueden obstaculizar gravemente el flujo de sangre hacia el hígado, lo que produce insuficiencia hepática.

Muchos casos de insuficiencia hepática aguda no tienen causa aparente.

Complicaciones

La insuficiencia hepática aguda suele provocar complicaciones, entre ellas:

  • Exceso de líquido en el cerebro (edema cerebral). La presencia de demasiada cantidad de líquido puede provocar un aumento de presión en el cerebro.
  • Sangrado y trastornos hemorrágicos. Cuando el hígado no funciona adecuadamente, no puede producir suficientes factores de coagulación, que ayudan a coagular la sangre. El sangrado en el tubo gastrointestinal es frecuente en esta enfermedad y puede ser difícil de controlar.
  • Infecciones. Las personas con insuficiencia hepática aguda son más propensas a presentar infecciones, particularmente, en la sangre y las vías urinarias y respiratorias.
  • Insuficiencia renal. La insuficiencia renal suele ocurrir después de la insuficiencia hepática, especialmente, si tuviste una sobredosis de paracetamol, que daña tanto el hígado como los riñones.

Prevención

Reduce el riesgo de padecer insuficiencia hepática aguda cuidando tu hígado.

  • Sigue las instrucciones de los medicamentos. Si tomas paracetamol u otros medicamentos, revisa el prospecto para conocer la dosis recomendada, y no tomes más que eso. Si ya tienes una enfermedad hepática, pregúntale al médico si es seguro tomar paracetamol en cualquier cantidad.
  • Habla con el médico sobre tus medicamentos. Incluso los medicamentos de venta libre y a base de hierbas pueden interferir en el efecto de las medicinas recetadas que tomas.
  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación. Limita la cantidad de alcohol que consumes a no más de una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y no más de dos copas por día para los hombres más jóvenes.
  • Evita las conductas de riesgo. Si usas drogas ilegales por vía intravenosa, busca ayuda. No compartas agujas. Utiliza preservativos durante las relaciones sexuales. Si te haces tatuajes o piercings en el cuerpo, asegúrate de que la tienda que elijas sea limpia y segura. No fumes.
  • Vacúnate. Si tienes una enfermedad hepática crónica, antecedentes de haber padecido hepatitis de cualquier tipo o un riesgo mayor de contraer hepatitis, pregúntale al médico cómo darte la vacuna contra la hepatitis B. También hay una vacuna disponible para la hepatitis A.
  • Evita el contacto con la sangre u otros líquidos corporales de otras personas. Los pinchazos accidentales de agujas o la limpieza inadecuada de la sangre u otros líquidos corporales pueden propagar los virus de la hepatitis. Compartir cuchillas de afeitar o cepillos de dientes también puede propagar la infección.
  • No comas champiñones silvestres. Puede ser difícil diferenciar un champiñón venenoso de uno que se puede comer de forma segura.
  • Ten cuidado con los aerosoles. Cuando uses un limpiador en aerosol, asegúrate de que la habitación esté ventilada o ponte una máscara. Toma las mismas medidas cuando rocíes insecticidas, fungicidas, pintura u otros productos químicos tóxicos. Sigue las instrucciones del producto al pie de la letra.
  • Ten cuidado con lo que toca tu piel. Cuando utilices insecticidas y otros productos químicos tóxicos, protégete la piel con guantes, mangas largas, un sombrero y una máscara.
  • Mantener un peso saludable. La obesidad puede producir una afección denominada «enfermedad por hígado graso no alcohólico», que puede consistir en hígado graso, hepatitis y cirrosis.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. The Liver Transplant a Hurricane Couldn't Stop

    When Hurricane Matthew blew into the East Coast, the storm brought significant destruction with it. But it couldn't derail Robert Gall's liver transplant and his second chance for a healthy life.? When it struck the United States in October 2016, Hurricane Matthew brought significant destruction and devastation, especially to people along the East Coast. But [...]

Aug. 29, 2017
References
  1. Goldberg E, et al. Acute liver failure in adults: Etiology, clinical manifestations and diagnosis (Insuficiencia hepática aguda: etiología, manifestaciones clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de marzo de 2017.
  2. Goldberg E, et al. Acute liver failure in adults: Management and prognosis (Insuficiencia hepática aguda en adultos: tratamiento y pronóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de marzo de 2017.
  3. Liver wellness (Bienestar del hígado). American Liver Foundation (Fundación Estadounidense del Hígado). http://www.liverfoundation.org/education/downloads/. Último acceso: 7 de marzo de 2017.
  4. Ferri FF. Acute liver failure (Insuficiencia hepática aguda). En: Ferri’s Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 7 de marzo de 2017.
  5. Bernal W, et al. Acute liver failure (Insuficiencia hepática aguda). New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra). 2013;369:2525.
  6. Bernsten A, et al., eds. Liver Failure (Insuficiencia hepática). En: Oh's Intensive Care Manual (Manual de cuidado intensivo de Oh), 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 26 de abril de 2017.
  7. Flamm SL, et al. American Gastroenterological Association Institute Guidelines for the Diagnosis and Management of Acute Liver Failure (Pautas del Instituto de la Asociación Americana de Gastroenterología para el Diagnóstico y el Tratamiento de la Insuficiencia Hepática Aguda). Gastroenterology (Gastroenterología). 2017;152:644.
  8. Roy-Chowdhury N, et al. Hepatocyte transplantation (Trasplante de hepatocitos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 24 de marzo de 2017.
  9. Cooper DK, et al. Pig liver xenotransplantation: A review of progress toward the clinic (Xenotrasplante de hígado de cerdo: revisión del progreso respecto de la clínica). Transplantation (Trasplante). 2016;100:2039.
  10. Karvellas CJ, et al. Current evidence for extracorporeal liver support systems in acute liver failure and acute-on-chronic liver failure (Evidencia actual acerca de los sistemas extracorporales de asistencia hepática para la insuficiencia hepática aguda y la insuficiencia hepática crónica agudizada). Critical Care Clinics (Atención Clínica de Cuidados Críticos). 2016;32:439.
  11. Yin M, et al. Distinguishing between hepatic inflammation and fibrosis with MR elastography (Distinguir entre la inflamación hepática y la fibrosis con elastografía por resonancia magnética). Radiology (Radiología). En prensa. Último acceso: 24 de marzo de 2017.
  12. Carbon tetrachloride (Tetracloruro de carbono). Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency). https://www.epa.gov/foia/carbon-tetrachlorideox-frequently-asked-question Último acceso: 17 de abril de 2017.
  13. Picco M (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 17 de abril de 2017.
  14. Rajan E (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 17 de abril de 2017.