Diagnóstico

Las pruebas y procedimientos que se usan para diagnosticar la insuficiencia hepática aguda son:

  • Análisis de sangre. Para determinar el buen funcionamiento del hígado, se realizan análisis de sangre. Una prueba de tiempo de protrombina mide cuánto tarda la sangre en coagularse. Si se padece una insuficiencia hepática aguda, la sangre no se coagula tan rápido como debería.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. El médico puede recomendarte una ecografía para observar el hígado. Esta prueba puede indicar si el hígado está dañado y ayudar al médico a determinar la causa de tus problemas hepáticos. El médico también puede recomendarte una exploración por tomografía computarizada o resonancia magnética para observar el hígado y los vasos sanguíneos. Estas pruebas sirven para observar determinadas causas de la insuficiencia hepática aguda, como el síndrome de Budd-Chiari o tumores. Se pueden utilizar si el médico cree que hay un problema, aunque la ecografía haya sido negativa.
  • Examen del tejido hepático. El médico puede recomendar extraer una porción pequeña de tejido del hígado (biopsia hepática). De este modo, el médico puede comprender por qué el hígado no funciona correctamente. Debido a que las personas que sufren insuficiencia hepática aguda presentan el riesgo de tener sangrado durante la biopsia, el médico puede realizar una biopsia transyugular del hígado. El médico hace una incisión diminuta en el lado derecho del cuello y coloca un tubo también diminuto (sonda) en la vena del cuello que pasa a través del corazón y llega hasta una vena del hígado. Luego, inserta una aguja en la sonda y toma una muestra de tejido hepático.

Tratamiento

Las personas con insuficiencia hepática aguda a menudo reciben tratamiento en la unidad de cuidados intensivos de un hospital en un centro preparado para realizar un trasplante de hígado, si es necesario. Es posible que tu médico intente tratar el daño hepático en sí mismo, pero en muchos casos el tratamiento implica controlar las complicaciones y darle tiempo al hígado para sanar.

Entre los tratamientos para la insuficiencia hepática aguda, se pueden incluir los siguientes:

  • Medicación para revertir la intoxicación La insuficiencia hepática aguda causada por una sobredosis de acetaminofén se trata con un medicamento llamado acetilcisteína. Este medicamento también puede ayudar a tratar otras causas de insuficiencia hepática aguda. Las intoxicaciones por hongos y otras intoxicaciones también pueden tratarse con medicamentos que pueden revertir los efectos de la toxina y reducir el daño hepático.

    El médico también trabajará para controlar los signos y síntomas que estás experimentando y tratará de prevenir las complicaciones causadas por la insuficiencia hepática aguda. Tu cuidado puede incluir lo siguiente:

  • Liberación de presión causada por el exceso de fluido en el cerebro Un edema cerebral causado por insuficiencia hepática aguda puede aumentar la presión en tu cerebro. Los medicamentos pueden ayudar a reducir la acumulación de fluido en tu cerebro.
  • Trasplante de hígado Cuando la insuficiencia hepática aguda no se puede revertir, el único tratamiento puede ser un trasplante de hígado. Durante un trasplante de hígado, el cirujano extirpa el hígado dañado y lo reemplaza por el hígado sano de un donante.
  • Exámenes de detección de infecciones El equipo médico tomará muestras de sangre y orina de vez en cuando para saber si hay infección. Si tu médico sospecha que tienes una infección, recibirás medicamentos para tratarla.
  • Prevención de sangrado grave Tu médico puede darte medicamentos para reducir el riesgo de sangrado. Si pierdes mucha sangre, el médico puede realizar pruebas para encontrar el origen de la pérdida. Es posible que necesites transfusiones de sangre.
  • Apoyo nutricional Si no puedes comer, es posible que necesites suplementos para tratar las deficiencias nutricionales.

Tratamientos futuros

Los científicos continúan investigando nuevos tratamientos para la insuficiencia hepática aguda, especialmente aquellos que podrían reducir o retrasar la necesidad de un trasplante de hígado. Si bien hay varios posibles tratamientos futuros en desarrollo, es importante recordar que son experimentales y podrían no estar disponibles todavía.

Los tratamientos que están en estudio son los siguientes:

  • Dispositivos de asistencia hepática artificial. Una máquina haría el trabajo del hígado, del mismo modo que lo hace la diálisis cuando los riñones dejan de funcionar. Hay muchos tipos diferentes de dispositivos en estudio. Según las investigaciones, algunos dispositivos, pero no todos, pueden mejorar la supervivencia. Un ensayo multicéntrico bien controlado mostró que un sistema, llamado sistema de apoyo hepático extracorpóreo, ayudó a algunas personas con insuficiencia hepática aguda a sobrevivir sin un trasplante. El tratamiento también se conoce como intercambio de plasma de alto volumen. Sin embargo, se necesitan más estudios para esta terapia.
  • Trasplante de hepatocitos. Trasplantar solo las células del hígado, no todo el órgano, puede retrasar temporalmente la necesidad de un trasplante de hígado. En algunos casos, podría permitir una recuperación total. Este tratamiento se ve limitado por la escasez de hígados de buena calidad de donantes.
  • Trasplante hepático auxiliar. Este procedimiento implica la extracción de una pequeña porción de tu hígado y su reemplazo por un injerto de tamaño similar. Esto permite que tu propio hígado se regenere sin la necesidad de medicamentos inmunosupresores. En este momento, el trasplante hepático auxiliar es un procedimiento difícil que necesita más tiempo de evaluación.
  • Xenotrasplante. Este tipo de trasplante reemplaza el hígado humano por uno de origen animal o no humano. Los médicos realizaron trasplantes de hígado experimentales con hígados de cerdo hace varias décadas, pero los resultados fueron decepcionantes. Sin embargo, los avances en la medicina inmunológica y de trasplantes han llevado a los investigadores a considerar este tratamiento nuevamente. Puede ayudar a brindar apoyo a quienes esperan un trasplante de hígado humano.

Más información

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Preparación para la consulta

Si el médico sospecha que tienes insuficiencia hepática aguda, es probable que debas hospitalizarte para recibir tratamiento. La mayoría de las personas con insuficiencia hepática aguda reciben tratamiento en una unidad de cuidados intensivos.

Qué puedes hacer

Si te diagnosticaron insuficiencia hepática aguda, estas son algunas de las preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Qué provocó la insuficiencia hepática aguda?
  • ¿Se puede revertir?
  • Si se puede revertir, ¿el hígado se curará por completo?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Necesitaré un trasplante de hígado?
  • ¿Este hospital cuenta con una unidad de trasplante de hígado?
  • ¿Debería trasladarme a un hospital que realice trasplantes de hígado?

Qué esperar del médico

El médico te hará preguntas a ti o a tu familia para intentar determinar la causa de tu insuficiencia hepática aguda. El médico puede preguntarte:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Qué medicamentos de venta bajo receta tomas?
  • ¿Qué medicamentos de venta libre tomas?
  • ¿Qué suplementos de hierbas tomas?
  • ¿Consumes drogas ilegales?
  • ¿Tuviste problemas hepáticos anteriormente?
  • ¿Te diagnosticaron hepatitis o ictericia?
  • ¿Tienes antecedentes de depresión o pensamientos suicidas?
  • ¿Qué cantidad de alcohol bebes?
  • ¿Empezaste a tomar nuevos medicamentos recientemente?
  • ¿Tomas paracetamol? ¿Cuánto?
  • ¿Tienes familiares que padezcan problemas hepáticos?
Oct. 21, 2020
  1. Feldman M, et al., eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 11th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 4, 2020.
  2. Acute liver failure. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/hepatic-and-biliary-disorders/approach-to-the-patient-with-liver-disease/acute-liver-failure#. Accessed Sept. 4, 2020.
  3. Stravitz RT, et al. Acute liver failure. The Lancet. 2019; doi:10.1016/S0140-6736(19)31894-X.
  4. Goldberg E, et al. Acute liver failure in adults: Management and prognosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 4, 2020.
  5. Bezinover D, et al., eds. Liver assist systems for bridging to transplantation: Devices and concepts. In: Critical Care for Potential Liver Transplant Candidates. Springer; 2019.
  6. 13 ways to a healthy liver. American Liver Foundation. https://liverfoundation.org/13-ways-to-a-healthy-liver/. Accessed Sept. 4, 2020.
  7. Picco MF (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 6, 2020.