Diagnósticos

La colitis isquémica a menudo puede confundirse con otros trastornos porque sus síntomas coinciden, especialmente la enfermedad intestinal inflamatoria. Según los signos y los síntomas, el médico puede recomendar estas pruebas de diagnóstico por imágenes:

  • Ecografía y tomografía abdominal computarizada, para brindar imágenes del colon que pueden ser útiles para descartar otros trastornos, como la enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Análisis de las heces, para descartar la infección como una causa de los síntomas.
  • Angiografía por tomografía computarizada o por resonancia magnética, para brindar imágenes detalladas del flujo sanguíneo en el intestino delgado y para buscar las arterias bloqueadas. En general, esta prueba se utiliza solo si se sospecha de isquemia en el intestino delgado y en el colon.
  • Colonoscopia. Esta prueba, que brinda imágenes detalladas del colon, puede ser útil para diagnosticar la colitis isquémica. La colonoscopia también puede utilizarse para detectar el cáncer y para ver cómo funciona el tratamiento.

Tratamientos

El tratamiento de la colitis isquémica depende de la gravedad de la enfermedad.

En los casos leves, los signos y síntomas suelen disminuir en dos o tres días. No obstante, el médico puede recomendarte:

  • Antibióticos para prevenir infecciones
  • Líquidos intravenosos si estás deshidratado
  • Tratamiento de una enfermedad preexistente, como una insuficiencia cardíaca congestiva o latidos irregulares del corazón
  • Suspensión de los medicamentos que provocan constricción de los vasos sanguíneos, como los medicamentos contra las migrañas, medicamentos hormonales y algunos medicamentos para el corazón

El médico programará colonoscopias de seguimiento para supervisar el proceso de recuperación y ver si hay complicaciones.

Cirugía

Pese a que, en la mayoría de los casos, la enfermedad se resuelve en forma natural, si los síntomas son graves o si el colon sufrió lesiones, es posible que deban realizarte una cirugía para:

  • Extirpar el tejido muerto
  • Reparar un orificio en el colon
  • Derivar una obstrucción de una arteria intestinal
  • Extirpar una parte del colon que se haya vuelto más estrecha por la formación de cicatrices y que cause una obstrucción

La probabilidad de que deban practicarte una cirugía puede ser mayor si tienes una enfermedad de fondo, como una enfermedad cardíaca o presión arterial baja.

Preparación para la consulta

Acude a la sala de urgencias si sientes un dolor abdominal intenso que te hace sentir tan mal que no puedes sentarte en posición derecha. Es posible que te deriven a una cirugía inmediata para que diagnostiquen y traten la enfermedad.

Si los signos y síntomas son moderados y ocasionales, llama al médico y solicita una consulta. Después de una evaluación inicial, te pueden derivar a un médico que se especialice en trastornos digestivos (gastroenterólogo) o en trastornos de los vasos sanguíneos (cirujano vascular).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta, como no comer después de la medianoche en la noche previa a la consulta.
  • Anota los síntomas, no olvides contarle cuándo comenzaron y de qué manera se modificaron o empeoraron con el tiempo.
  • Anota la información médica clave, como otras enfermedades que te hayan diagnosticado.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Cuál es la causa más probable de la enfermedad que padezco?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta?
  • Si necesito cirugía, ¿cómo será la recuperación?
  • ¿Cómo será mi dieta y el cambio en la forma de vida después de someterme a la cirugía?
  • ¿Qué atención de seguimiento necesitaré?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas sobre los síntomas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Dónde sientes más los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
Oct. 13, 2015
References
  1. Brandt LJ, et al. ACG clinical guideline: Epidemiology, risk factors, patterns of presentation, diagnosis, and management of colon ischemia (CI) (Guía clínica del American College of Gastroenterology [Colegio Estadounidense de Gastroenterología]: epidemiología, factores de riesgo, patrones de presentación, diagnóstico y tratamiento de la isquemia del colon). American Journal of Gastroenterology (Revista Estadounidense de Gastroenterología). 2015;110:18.
  2. Grubel P, et al. Colonic ischemia (Isquemia del colon). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 27 de julio de 2015.
  3. Navid K, et al. Ischemic colitis (Colitis isquémica). Hospital Medicine Clinics (Revista Hospital Medicine Clinics). 2015;4:216.
  4. Yaddav S, et al. A population-based study of incidence, risk factors, clinical spectrum, and outcomes of ischemic colitis (Un estudio poblacional sobre la incidencia, los factores de riesgo, el espectro clínico y los resultados de la colitis isquémica). Clinical Gastroenterology and Hepatology (Gastroenterología y Hepatología Clínica). 2015;13:731.
  5. Picco MF (opinión de un experto). Mayo Clinic, Jacksonville, Fla. 29 de julio de 2015.