Elegibilidad

Las personas con enfermedades renales crónicas que cumplen con ciertos criterios de función renal y aquellas personas que reciben diálisis son quienes pueden tratarse de forma más adecuada con un trasplante de riñón. Las enfermedades renales crónicas pueden ser causadas por muchos trastornos, por ejemplo:

  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Diabetes
  • Glomerulonefritis
  • Enfermedad renal poliquística
  • Enfermedades de los riñones y las vías urinarias presentes desde el nacimiento (congénitas)

El equipo de trasplante te evaluará para determinar si el trasplante de riñón es seguro y beneficioso para ti. La evaluación integral incluirá análisis de sangre, exploraciones de diagnóstico por imágenes y otros exámenes. Los médicos te revisarán para detectar otros trastornos graves, como infecciones crónicas, cáncer y enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos (cardiovasculares).

La mayoría de las personas evaluadas resultan ser elegibles para un trasplante de riñón. Tus médicos y el equipo de trasplantes trabajarán contigo para promover el bienestar, reducir los riesgos y mejorar tus resultados después del trasplante de riñón. Un miembro del equipo de atención médica hablará contigo acerca de la importancia de tomar los medicamentos inmunosupresores (contra el rechazo) para evitar que tu cuerpo rechace el riñón.

May 07, 2019