Descripción general

El carcinoma de células escamosas de la piel es un tipo de cáncer que comienza como una proliferación de células en la piel. Comienza en unas células denominadas células escamosas. Las células escamosas constituyen las capas media y externa de la piel. El carcinoma de células escamosas es un tipo frecuente de cáncer de piel.

El carcinoma de células escamosas de la piel no suele ser mortal. Pero si no se trata, el carcinoma de células escamosas de la piel puede crecer o extenderse a otras partes del cuerpo. El crecimiento del cáncer puede causar complicaciones graves.

La mayoría de los carcinomas epidermoides de la piel están causados por un exceso de radiación ultravioleta (UV). La radiación UV proviene de la luz solar o de las camas o lámparas bronceadoras. Proteger la piel de la luz UV puede ayudar a reducir el riesgo de carcinoma de células escamosas de la piel y otras formas de cáncer de piel.

Los carcinomas de células escamosas pueden aparecer en cualquier parte de la piel. En las personas que se queman fácilmente con el sol, el cáncer suele aparecer en zonas de la piel que han estado muy expuestas al sol. En las personas de piel negra y morena, los carcinomas epidermoides tienen más probabilidades de aparecer en la piel que no está expuesta al sol, como los genitales.

Síntomas

El carcinoma epidermoide de la piel se produce con mayor frecuencia en la piel expuesta al sol. Esto incluye el cuero cabelludo, el dorso de las manos, las orejas o los labios. pero puede producirse en cualquier parte del cuerpo. Puede aparecer incluso en el interior de la boca, en la planta de los pies o en los genitales. Cuando el carcinoma epidermoide de la piel se da en personas de piel negra y morena, tiende a producirse en lugares que no están expuestos al sol.

Los síntomas del carcinoma epidermoide de la piel incluyen:

  • Un bulto firme en la piel, llamado nódulo. El nódulo puede ser del mismo color que la piel o tener un aspecto diferente. Puede tener un aspecto rosado, rojo, negro o marrón, según el color de la piel.
  • Una llaga plana con una costra escamosa.
  • Una nueva llaga o zona elevada sobre una antigua cicatriz o llaga.
  • Una mancha áspera y escamosa en el labio que puede convertirse en una llaga abierta.
  • Una llaga o mancha áspera en el interior de la boca.
  • Una mancha elevada o úlcera verrugosa en el ano o en los genitales.

Cuándo debes consultar con un médico

Pide cita con un profesional de atención médica en caso de tener una llaga o costra que no se cure en unos dos meses o una zona plana de piel escamosa que no desaparezca.

Causas

El carcinoma de células escamosas de la piel se produce cuando las células escamosas de la piel presentan alteraciones en su ADN. El ADN de las células contiene las instrucciones que indican a las células lo que deben hacer. Los cambios indican a las células escamosas que se multipliquen rápidamente. Las células permanecen vivas, mientras que las células sanas mueren como parte de su ciclo de vida natural.

Esto causa un exceso de células, Las células pueden invadir y destruir los tejidos sanos del cuerpo. Con el tiempo, las células pueden desprenderse y diseminarse a otras partes del cuerpo.

La radiación ultravioleta (UV) causa la mayoría de los cambios en el ADN de las células de la piel. La radiación UV puede proceder de la luz solar, las lámparas bronceadoras y las camas bronceadoras.

Pero los tipos de cáncer de piel también pueden crecer en pieles que no suelen estar expuestas a la luz solar. Esto significa que hay otros factores que pueden aumentar el riesgo para cáncer de piel. Uno de esos factores puede ser padecer una enfermedad que debilite el sistema inmunitario.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de carcinoma de células escamosas de la piel incluyen:

  • Tener una piel que se quema fácilmente con el sol. Cualquier persona con cualquier color de piel puede padecer un carcinoma de células escamosas de la piel. Pero es más común en las personas que tienen bajos niveles de melanina en la piel. La melanina es una sustancia que da color a la piel. También ayuda a proteger la piel de la radiación ultravioleta (UV) perjudicial. Las personas de piel negra o morena tienen más melanina que las de piel blanca.

    El riesgo de carcinoma de células escamosas es mayor en las personas que tienen el pelo rubio o son pelirrojas, tienen los ojos claros y pecas, y se queman fácilmente con el sol.

  • Estar demasiado expuesto al sol. La radiación UV del sol aumenta el riesgo de carcinoma de células escamosas de la piel. Cubrirse la piel con ropa o crema solar puede ayudar a reducir el riesgo.
  • Usar camas bronceadoras. Las personas que utilizan camas bronceadoras de interior tienen un mayor riesgo de padecer carcinoma de células escamosas de la piel.
  • Tener antecedentes de quemaduras solares. Haber tenido una o más quemaduras por el sol que levantaron ampollas de niño o adolescente aumenta el riesgo de desarrollar carcinoma de células escamosas de la piel en la edad adulta. Las quemaduras por el sol en la edad adulta también son un factor de riesgo.
  • Tener antecedentes de lesiones cutáneas precancerosas. Algunos tipos de úlceras cutáneas pueden convertirse en cáncer de piel. Algunos ejemplos son la queratosis actínica o la enfermedad de Bowen. Padecer una de estas afecciones aumenta el riesgo de carcinoma de células escamosas.
  • Tener antecedentes de cáncer de piel. Las personas que han padecido carcinoma de células escamosas de la piel una vez tienen muchas más probabilidades de volver a padecerlo.
  • Tener el sistema inmunitario debilitado. Las personas con un sistema inmunitario debilitado tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Esto incluye a las personas que padecen leucemia o linfoma y a quienes toman medicamentos para controlar el sistema inmunitario, como a aquellas personas que se han sometido a trasplantes de órganos.
  • Padecer un trastorno genético poco frecuente. Las personas con xeroderma pigmentoso, que causa una gran sensibilidad a la luz solar, tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar cáncer de piel.
  • Tener una infección por el virus del papiloma humano (VPH). Esta infección común, que se transmite por contacto sexual, aumenta el riesgo de carcinoma de células escamosas de la piel.
  • Tener cicatrices o heridas duraderas en la piel. El carcinoma de células escamosas de la piel puede formarse en cicatrices, quemaduras y llagas que no cicatrizan.

Complicaciones

El carcinoma de células escamosas de la piel sin tratar puede destruir el tejido sano cercano. Puede extenderse a los ganglios linfáticos o a otros órganos y puede ser mortal, aunque no es frecuente.

El riesgo de que el carcinoma de células escamosas de la piel se extienda puede ser mayor si el cáncer:

  • Crece muy grande o profundo.
  • Afecta las membranas mucosas, como los labios.
  • Se produce en una persona con un sistema inmunitario debilitado. Algunos ejemplos de causas de un sistema inmunitario debilitado son la leucemia crónica o la toma de medicamentos para controlar el sistema inmunitario después de un trasplante de órganos.

Prevención

La mayoría de los carcinomas epidermoides de la piel pueden prevenirse. Para protegerte, haz lo siguiente:

  • Mantente alejado del sol durante las horas centrales del día. En gran parte de Norteamérica, los rayos solares son más intensos entre las 10:00 y las 15:00 horas. Planifica las actividades al aire libre en otros momentos del día, incluso en invierno o cuando el cielo esté nublado. Cuando estés al aire libre, permanece a la sombra lo más posible.
  • Usa protector solar durante todo el año. Usa un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar de al menos 30, incluso en días nublados. Aplica una buena cantidad de protector solar. Vuelve a aplicarlo cada dos horas, o con más frecuencia si estás nadando o sudando.
  • Usa ropa protectora. Lleva ropa oscura y ajustada que cubra brazos y piernas. Lleva un sombrero de ala ancha que te dé sombra en la cara y las orejas. No olvides los anteojos de sol. Busca unas gafa que bloqueen ambos tipos de radiación UV: rayos UVA y UVB.
  • No uses camas bronceadoras. Las luces de las camas bronceadoras emiten radiación UV. El uso de camas bronceadoras aumenta el riesgo para cáncer de piel.
  • Revísate la piel a menudo e informa los cambios a tu equipo de atención médica. Observa tu piel a menudo en busca de nuevos tumores. Busca cambios en lunares, pecas, protuberancias y marcas de nacimiento. Utiliza espejos para revisarte la cara, el cuello, las orejas y el cuero cabelludo.

    Mírate el pecho y el tronco y la parte superior e inferior de los brazos y las manos. Mira la parte delantera y trasera de las piernas y los pies. Fíjate en la planta de los pies y en los espacios entre los dedos. Revisa también la zona genital y entre los glúteos.

Carcinoma epidermoide de la piel - atención en Mayo Clinic

Dec. 28, 2023

Living with carcinoma epidermoide de la piel?

Connect with others like you for support and answers to your questions in the Cancer support group on Mayo Clinic Connect, a patient community.

Cancer Discussions

Colleen Young, Connect Director
Diagnosed with sarcoma? Let's share

734 Replies Thu, Feb 29, 2024

weebiscuit
When will food taste good again after chemo and radiation?

28 Replies Wed, Feb 28, 2024

difabio3
Anyone diagnosed with Hemangiopericytoma (solid fibrous tumor)?

8 Replies Wed, Feb 28, 2024

See more discussions
  1. Souter C, et al., eds. Actinic keratosis, basal cell carcinoma, and squamous cell carcinoma. In: Clinical Dermatology: Diagnosis and Management of Common Disorders . 2nd ed. McGraw Hill; 2022. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Feb. 21, 2023.
  2. AskMayoExpert. Squamous cell carcinoma of the skin. Mayo Clinic; 2022.
  3. Alam M, et al. Guidelines of care for the management of cutaneous squamous cell carcinoma. Journal of the American Academy of Dermatology. 2018; doi:10.1016/j.jaad.2017.10.007.
  4. Lim JL, et al. Cutaneous squamous cell carcinoma (cSCC): Clinical features and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 21, 2023.
  5. Squamous cell skin cancer. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/guidelines/guidelines-detail?category=1&id=1465. Accessed Feb. 21, 2023.
  6. Sunscreen FAQs. American Academy of Dermatology. https://www.aad.org/media/statssunscreen. Accessed Jan. 30, 2023.
  7. AskMayoExpert. Sunburn. Mayo Clinic; 2022.
  8. Hogue L, et al. Basal cell carcinoma, squamous cell carcinoma and cutaneous melanoma in skin of color patients. Dermatologic Clinics. 2019; doi:10.1016/j.det.2019.05.009.