Enfoque de Mayo Clinic

Colaboración

En Mayo Clinic, un equipo integrado y experimentado de especialistas evalúa y trata a personas que pueden someterse a una cirugía de nariz. Médicos de una o varias áreas —que comprenden un otorrinolaringólogo, un alergólogo, un especialista en piel (dermatólogo), un especialista en pulmones y respiración (neumólogo), un cirujano plástico facial que también sea otorrinolaringólogo, o un cirujano estético y reparador (cirujano plástico)— podrán evaluarte y tratarte.

Experiencia

Te proporcionarán atención cirujanos de Mayo Clinic que tienen la experiencia y los conocimientos necesarios para realizar tu septoplastia.

Atención personalizada

Para las personas con septoplastia y cirugía que modifica la apariencia de la nariz, los cirujanos plásticos faciales o los cirujanos plásticos generales y otros especialistas certificados por un comité de Mayo Clinic personalizan la cirugía nasal de acuerdo con tu estructura facial y tus necesidades.

Experiencia y calificaciones

Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, y Mayo Clinic de Phoenix/Scottsdale, Arizona, se encuentran entre los mejores hospitales especializados en oído, nariz y garganta, según U.S. News & World Report.

Ubicaciones, viajes y alojamiento

Mayo Clinic tiene importantes instalaciones en Phoenix y Scottsdale, Arizona; Jacksonville, Florida; y Rochester, Minnesota. El Sistema de Salud de Mayo Clinic tiene docenas de instalaciones en diversos estados.

Para obtener más información sobre visitas a Mayo Clinic, elija su ubicación en el siguiente menú:

Costos y seguro médico

Mayo Clinic trabaja con cientos de compañías de seguros y es un proveedor de la red para millones de personas.

En la mayoría de los casos, Mayo Clinic no requiere la remisión de un médico. Algunas compañías de seguros requieren remisiones o pueden tener requisitos adicionales para determinados servicios de atención médica. Todas las citas médicas se priorizan en función de la necesidad médica.

Infórmate más sobre citas médicas en Mayo Clinic.

Ponte en contacto con tu compañía de seguros para verificar la cobertura médica y para obtener cualquier autorización que necesites antes de la visita. Muchas veces, el teléfono de atención al cliente de la compañía de seguros se encuentra impreso en el reverso de la tarjeta del seguro.