La ooforectomía profiláctica reduce significativamente tus probabilidades de desarrollar cáncer de mama y cáncer de ovario si estás en riesgo. Evalúa las ventajas y las desventajas de esta opción de prevención del cáncer.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las mujeres con mutaciones genéticas BRCA1 o BRCA2 tienen un riesgo considerablemente mayor de desarrollar cáncer de mama y cáncer de ovario. Para estas mujeres hay varias opciones disponibles para reducir el riesgo de cáncer.

Una de ellas es la ooforectomía bilateral (profiláctica) preventiva — la extirpación quirúrgica de los ovarios. Aunque la extirpación de los ovarios generalmente se realiza para reducir el riesgo de cáncer de ovario, la ooforectomía también puede reducir el riesgo de cáncer de mama.

Durante la ooforectomía, un cirujano extirpa tus dos ovarios — los órganos con forma de almendra en cada lado de tu útero. Tus ovarios contienen óvulos y secretan las hormonas que controlan tu ciclo reproductivo.

Extirpar tus ovarios reduce enormemente la cantidad de hormonas de estrógeno y de progesterona que circulan en tu cuerpo. Esta cirugía puede detener o reducir la velocidad del cáncer de mama que necesita de estas hormonas para crecer.

A las mujeres con mutaciones genéticas BRCA generalmente también se les extirpan las trompas de Falopio al mismo tiempo (salpingooforectomía) ya que tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer en ellas.

Generalmente la ooforectomía profiláctica se reserva para mujeres con un riesgo significativamente alto de cáncer de mama o de ovario debido a una mutación heredada en los genes BRCA1 o BRCA2 — dos genes relacionados con el cáncer de mama, el cáncer de ovario y otros tipos de cáncer. Las mujeres que tienen mutaciones heredadas y ya no tendrán más hijos son las mejores candidatas para esta cirugía.

La ooforectomía profiláctica también podría recomendarse si tienes antecedentes familiares importantes de cáncer de mama o cáncer de ovario, pero ninguna alteración genética. También podría recomendarse si tienes altas probabilidades de portar la mutación genética de acuerdo con tus antecedentes familiares, pero decides no someterte a pruebas genéticas.

Si tienes una mutación BRCA, una ooforectomía profiláctica puede reducir tu:

  • Riesgo de cáncer de mama hasta 50 por ciento en mujeres premenopáusicas. Por ejemplo, si una mujer con un riesgo alto de cáncer de mama tenía 60 por ciento de probabilidad de ser diagnosticada con él en algún momento de su vida, la ooforectomía bilateral podría reducir su riesgo hasta 30 por ciento.

    Dicho de otra manera, por cada 100 mujeres como ella, 60 podrían ser diagnosticadas con cáncer de mama sin ooforectomía. Y se esperaría que 30 fueran diagnosticadas con cáncer de mama luego de la ooforectomía.

  • Riesgo de cáncer de ovario en 80 a 90 por ciento. Por ejemplo, si una mujer con un riesgo alto de padecer cáncer de ovario tenía 30 por ciento de probabilidad de ser diagnosticada con él en algún momento de su vida, la ooforectomía bilateral podría reducir su riesgo hasta 6 por ciento, asumiendo una reducción del riesgo de 80 por ciento.

    Visto de otra forma, por cada 100 mujeres como ella, 30 podrían ser diagnosticadas con cáncer de ovario sin ooforectomía. Y se esperaría que seis fueran diagnosticadas con cáncer de ovario luego de la ooforectomía.

En los estudios, el riesgo de cáncer de mama o cáncer de ovario puede variar. Además tus riesgos individuales de cáncer de mama y cáncer de ovario varían dependiendo de muchos factores, incluyendo tus antecedentes familiares, tus elecciones de estilo de vida y otras estrategias que estés utilizando para reducir tu riesgo de tener cáncer. Para algunas mujeres, la ooforectomía puede ofrecer una gran reducción del riesgo. Para otras, los riesgos de la cirugía y los posibles efectos secundarios podrían no valer la reducción en el riesgo de padecer cáncer.

Por lo general la ooforectomía es un procedimiento seguro que conlleva un pequeño riesgo de complicaciones, incluyendo infección, obstrucción intestinal y lesiones en los órganos internos. El riesgo de que ocurran complicaciones depende de la forma en que se realice el procedimiento.

Pero es más preocupante el impacto de perder las hormonas generadas por tus ovarios. La ooforectomía causa menopausia temprana en las mujeres que aún no la presentan. La menopausia temprana conlleva muchos riesgos, incluyendo:

  • Adelgazamiento de huesos (osteoporosis). La extirpación de los ovarios reduce la cantidad de estrógeno que tu cuerpo produce para formar los huesos. Esto puede aumentar tu riesgo de tener una fractura.
  • Molestias de la menopausia. Bochornos, sequedad vaginal, problemas sexuales, alteración del sueño y, en ocasiones, cambios cognitivos son un problema para algunas mujeres durante la menopausia. La extirpación de los ovarios no significa que tendrás estos problemas de inmediato, pero sí que cualquier síntoma de la menopausia que llegues a desarrollar se presentará antes y muy probablemente habrá más propensión a reducir tu calidad de vida que si ocurriera durante la menopausia natural.
  • Mayor riesgo de enfermedad del corazón. Si te extirpan los ovarios tu riesgo de enfermedad del corazón podría incrementar.
  • Riesgo prolongado de padecer cáncer. La ooforectomía profiláctica no elimina por completo tu riesgo de cáncer de mama o cáncer de ovario. Es posible que se desarrolle un tipo de cáncer que se ve y actúa de forma idéntica al cáncer de ovario después de la extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio. El riesgo de este tipo de cáncer, llamado cáncer primario de peritoneo, es bajo — mucho más bajo que el riesgo en toda la vida de cáncer de ovario si éstos permanecen intactos.

La ooforectomía profiláctica podría aliviar gran parte de tu ansiedad por desarrollar cualquiera des estes enfermedades, pero este tipo de cirugía también puede tener un costo emocional para ti. Incluso si no planeas tener hijos, es posible que lamentes la pérdida de tu fertilidad. O podrías, como algunas personas, tener una fuerte sensación de feminidad unida a tu fertilidad y ciclo reproductivo.

El uso de terapia hormonal de dosis baja después de la ooforectomía es controversial. Aunque algunos estudios han demostrado que el tratamiento hormonal después de la menopausia puede incrementar el riesgo de una mujer de tener cáncer de mama, otros estudios sugieren que la menopausia temprana puede causar sus propios riesgos graves.

Las mujeres que se someten a una ooforectomía profiláctica y no usan el tratamiento hormonal hasta los 45 años de edad tienen una tasa más alta de muerte prematura, cáncer, enfermedad del corazón y enfermedades neurológicas. Por esta razón, los médicos generalmente recomiendan que las mujeres más jóvenes con menopausia quirúrgicamente inducida consideren tomar un tratamiento hormonal de dosis baja por un periodo breve y suspenderlo a los 50 o 52 años.

El efecto que el tratamiento hormonal podría tener sobre tu riesgo de tener cáncer no es completamente claro. Diversos estudios han demostrado que el tratamiento hormonal a corto plazo no aumenta el riesgo de cáncer de mama en mujeres con mutaciones BRCA que se han sometido a una ooforectomía profiláctica. Pregunta a tu médico sobre tu situación particular. Si decides tomar una dosis baja de estrógeno, planea descontinuar este tratamiento después de los 50 o 52 años.

Puedes optar por la extirpación de tu útero durante tu cirugía de ooforectomía para que puedas tomar un tipo de tratamiento hormonal (tratamiento hormonal únicamente con estrógeno) que podría ser más seguro para mujeres con un alto riesgo de cáncer de mama. Discute los beneficios y riesgos de la histerectomía con tu cirujano.

Los investigadores están estudiando otras maneras para reducir el riesgo de cáncer de ovario en mujeres que tienen un riesgo alto de desarrollarlo. Pero no se ha comprobado que estas otras maneras de prevenir el cáncer de ovario reduzcan el riesgo tanto como la ooforectomía. Por esta razón, para la mayoría de las mujeres con mutaciones BRCA, los médicos recomiendan la ooforectomía.

Pero este procedimiento no es lo más apropiado para todas las mujeres con un alto riesgo de cáncer de mama o cáncer de ovario. Por lo tanto, habla con tu médico sobre las alternativas para entender mejor cómo podrían afectar tu riesgo. Las opciones incluyen:

  • Un examen de detección más profundo para cáncer de ovario. Puedes decidir realizarte una prueba de detección de cáncer de ovario dos veces al año para buscar signos tempranos de cáncer. Generalmente, el examen de detección incluye un análisis de sangre para antígeno cancerígeno CA 125 y un ultrasonido de los ovarios.

    En teoría, un examen de detección más profundo debería ayudar a los médicos a encontrar el cáncer de ovario en sus etapas más tempranas, pero no está claro si eso es posible con los métodos de detección actuales. Las pruebas de detección no son invasivas, pero no hay evidencia de que salven vidas.

  • Pastillas anticonceptivas. Algunos estudios sugieren que tomar pastillas anticonceptivas reduce el riesgo de cáncer de ovario en mujeres con riesgo promedio. Existe evidencia válida de que las pastillas anticonceptivas pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario en mujeres con alto riesgo así como en las que tienen mutaciones BRCA.

    Hay cierta inquietud de que las pastillas anticonceptivas puedan incrementar el riesgo de cáncer de mama en este grupo de mujeres de alto riesgo. Sin embargo, los beneficios de recudir el riesgo de cáncer de ovario parecen sobrepasar el pequeño riesgo de cáncer de mama.

Sí. Es posible que la cirugía para extirpar las mamas (mastectomía bilateral) reduzca tu riesgo de cáncer de mama en 90 por ciento. Por ejemplo, si tu riesgo de desarrollar cáncer de mama en algún momento de tu vida es de 50 por ciento, una mastectomía podría reducirlo a 5 por ciento.

Visto de otra forma, por cada 100 mujeres que se sometieron a una mastectomía preventiva, 5 podrían ser diagnosticadas con cáncer de mama en algún momento de su vida.

Las razones por las que una mujer podría elegir una ooforectomía en lugar de una mastectomía incluyen:

  • La ooforectomía reduce tu riesgo de los dos cánceres. La ooforectomía reduce tu riesgo tanto de cáncer de mama como de ovario, mientras que la mastectomía reduce únicamente el riesgo de cáncer de mama.
  • No existen muchas opciones para prevenir el cáncer de ovario. En ocasiones el cáncer de ovario se considera como una amenaza superior al cáncer de mama porque no se descubre fácilmente y es posible que se detecte en una etapa más avanzada, cuando se diagnostica. Existen pruebas, como las mamografías (mastografías) o pruebas de resonancia magnética de mama, para detectar el cáncer de mama en etapas tempranas en mujeres de muy alto riesgo.
  • La extirpación de los ovarios no afecta tu apariencia física. A algunas mujeres les preocupa cómo lucirán si se les extirpan las mamas. La ooforectomía no afectará tu apariencia.

Estos beneficios tienen que compararse con los riesgos de la ooforectomía y la menopausia temprana que ocurre como resultado.

La decisión de someterte a una ooforectomía profiláctica es desafiante y difícil, y no hay una respuesta claramente correcta o incorrecta. Se trata de una decisión personal que sólo tú puedes tomar, pero el consejo de un asesor genético, un especialista en salud de mama o un ginecooncólogo puede ayudarte a tomar una decisión más informada.

Las preguntas que debes hacerle a tu médico o a otro proveedor de servicios médicos incluyen:

  • ¿Cuál es mi riesgo de tener cáncer de mama?
  • ¿Cuál es mi riesgo de tener cáncer de ovario?
  • ¿Cuáles son mis opciones para reducir mi riesgo de cáncer de mama?
  • ¿Cuáles son mis opciones para reducir mi riesgo de cáncer de ovario?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de cada opción?
  • ¿Cuáles son algunas buenas fuentes de información sobre la reducción del riesgo de cáncer?
  • ¿Cuánto tiempo puedo tomarme para investigar mis opciones y tomar una decisión?
  • Si decido que la ooforectomía profiláctica no es lo correcto para mí en este momento, ¿puedo cambiar de opinión más adelante?
  • ¿Qué consejo le daría a un amigo o familiar si estuviera en mi situación?

Determinar si la ooforectomía profiláctica es apropiada para ti — y cuándo podría serlo — depende de tu riesgo individual de cáncer y qué tan agresiva quieras ser en tus esfuerzos para su prevención.

April 14, 2014