Descripción general

La cirugía de la válvula cardíaca es un procedimiento para tratar la enfermedad de las válvulas cardíacas. En la enfermedad de las válvulas cardíacas, al menos una de las cuatro válvulas cardíacas que mantienen el flujo de sangre en la dirección correcta a través de su corazón no funciona correctamente.

Estas son las válvulas mitral, tricúspide, pulmonar y aórtica. La válvula mitral, la válvula tricúspide, la válvula aórtica y la válvula pulmonar tienen aletas llamadas «valvas». Estas aletas se abren y se cierran una vez por cada latido del corazón. A veces, las válvulas no se abren ni se cierran adecuadamente, lo cual altera el flujo de sangre que pasa por el corazón hacia el resto del cuerpo.

En la cirugía de la válvula cardíaca, el médico repara o reemplaza las válvulas cardíacas afectadas. Se pueden utilizar muchos procedimientos quirúrgicos para reparar o reemplazar las válvulas cardíacas, como la cirugía a corazón abierto o la cirugía cardíaca mínimamente invasiva.

El tratamiento depende de varios factores, entre los que se encuentran la edad, la salud, el estado de la válvula cardíaca afectada y la gravedad de la enfermedad.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

Es posible que necesites cirugía de válvulas cardíacas si tu enfermedad es grave o empeora, o si presentas signos y síntomas de una disfunción valvular.

El médico podría evaluarte para determinar cuál es el tratamiento más adecuado para tu enfermedad. Si no presentas signos o síntomas, o si tu afección es leve, es posible que el médico primero sugiera controlar tu enfermedad con el tiempo. Es posible que te recomiende cambios de estilo de vida saludables. Podría recetarte medicamentos para controlar los síntomas.

Sin embargo, es posible que, tarde o temprano, necesites una reparación o un reemplazo de la válvula. En algunos casos, los médicos te pueden recomendar la reparación o el reemplazo de la válvula cardíaca, incluso si no tienes síntomas. Si necesitas someterte a una cirugía cardíaca por una afección distinta, los médicos pueden realizar la cirugía para reparar o reemplazar la válvula cardíaca afectada al mismo tiempo.

El médico conversará contigo para determinar si es más adecuado realizar la reparación o el reemplazo de la válvula cardíaca para tu enfermedad. Por lo general, los médicos te recomiendan reparar la válvula cardíaca cuando sea posible, dado que este procedimiento preserva dicha válvula y puede preservar el funcionamiento del corazón. En algunos casos, es posible que necesites un reemplazo de válvula cardíaca.

Los médicos pueden evaluar si eres candidato para someterte a una cirugía cardíaca mínimamente invasiva. Tu médico hablará sobre los beneficios y los riesgos de cada procedimiento.

A menudo, la cirugía de la válvula cardíaca debe hacerse en un centro médico con personal que tenga experiencia en la realización de dicha cirugía y que haya llevado a cabo una gran cantidad de cirugías de este tipo.

Riesgos

Los riesgos de la cirugía de la válvula cardíaca pueden comprender los siguientes:

  • Sangrado
  • Ataque cardíaco
  • Infección
  • Disfunción valvular en la válvula de reemplazo
  • Ritmo cardíaco irregular (arritmia)
  • Accidente cerebrovascular
  • Muerte

Cómo prepararse

Antes de la cirugía para reparar o reemplazar la válvula cardíaca, el médico y el equipo de tratamiento te explicarán qué cosas te sucederán antes, durante y después de la cirugía, así como los posibles riesgos que esta conlleva.

El médico y el equipo hablarán contigo acerca de las dudas que tengas sobre la cirugía de la válvula cardíaca. Habla con tu médico y tu equipo de tratamiento sobre cualquier inquietud que puedas tener acerca del procedimiento.

Es necesario que te rasures el vello en el sitio del cuerpo donde se realizará el procedimiento.

Antes de ingresar al hospital para la cirugía, habla con un familiar acerca de la estancia hospitalaria y coméntale sobre la ayuda que podrías necesitar al volver a casa. El médico y el equipo de tratamiento podrían darte instrucciones específicas que deberás seguir durante la recuperación, al volver a casa.

Alimentos y medicamentos

Habla con tu médico sobre lo siguiente:

  • Cuándo puedes tomar tus medicamentos habituales y si puedes tomarlos antes de la cirugía
  • Cuándo debes dejar de comer o beber la noche antes de la cirugía

Ropa y elementos personales

Tu equipo de tratamiento puede recomendarte que traigas distintos elementos al hospital, entre ellos:

  • Una lista de tus medicamentos
  • Anteojos, audífonos o dentadura postiza
  • Elementos de cuidado personal, como cepillo, peine, elementos para afeitarse y cepillo de dientes
  • Ropa suelta y cómoda
  • Copia de tu directiva anticipada
  • Elementos que te ayuden a relajarte, como reproductores de música portátiles o libros

Durante la cirugía, evita usar lo siguiente:

  • Joyas
  • Anteojos
  • Lentes de contacto
  • Dentadura postiza
  • Esmalte de uñas

Precauciones en cuanto a medicamentos y alergias

Habla con tu médico sobre lo siguiente:

  • Cualquier medicamento que hayas traído al hospital y cuándo debes tomarlo el día del procedimiento
  • Las alergias o reacciones que hayas tenido a los medicamentos

Lo que puedes esperar

Si tienes la enfermedad de las válvulas cardíacas, es posible que, con el tiempo, necesites una reparación o un reemplazo de la válvula cardíaca para tratar tu afección. Los médicos conversarán contigo para determinar si es más adecuado realizar la reparación o el reemplazo de la válvula cardíaca, según tu enfermedad.

Durante el procedimiento

Te administrarán anestésicos, y es posible que estés inconsciente durante el procedimiento. Estarás conectado a un sistema de circulación extracorporal que mantiene la sangre circulando por el cuerpo durante el procedimiento.

La cirugía de las válvulas cardíacas se puede realizar durante una cirugía a corazón abierto, lo que supone realizar un corte (incisión) en el tórax. A veces, los médicos pueden realizar una cirugía cardíaca mínimamente invasiva que supone realizar incisiones más pequeñas que las de una cirugía a corazón abierto.

La cirugía cardíaca mínimamente invasiva comprende una cirugía en la cual se usan instrumentos largos que se colocan a través de una o más incisiones pequeñas en el pecho (cirugía toracoscópica), la cirugía que se realiza a través de una pequeña incisión en el pecho o la cirugía en la cual el cirujano usa brazos robóticos (cirugía cardíaca asistida por robot).

Las cirugías cardíacas mínimamente invasivas pueden suponer estancias hospitalarias más breves, tiempos de recuperación más rápidos y menos dolor que una cirugía a corazón abierto. Por lo general, la cirugía cardíaca mínimamente invasiva debe realizarse en centros médicos con un equipo médico que tenga experiencia en la realización de estos tipos de procedimientos.

Reparación de la válvula cardíaca

Por lo general, es posible que el médico te recomiende reparar la válvula cardíaca cuando sea posible, dado que este procedimiento preserva dicha válvula y puede preservar el funcionamiento del corazón. La cirugía de reparación de la válvula cardíaca puede consistir en lo siguiente:

  • Emparchar los orificios de una válvula
  • Volver a conectar las aletas de la válvula (valvas)
  • Extirpar el exceso de tejido para que las valvas puedan cerrarse con firmeza
  • Reemplazar los cordones que soportan la válvula para reparar el soporte estructural
  • Separar las válvulas que se fusionaron
  • Apretar o reforzar el anillo que rodea la válvula (anillo mitral)

Algunos procedimientos de reparación de válvulas cardíacas pueden realizarse con un tubo largo y delgado (catéter), así como grapas, tapones u otros dispositivos, pero la mayoría de estos continúan en investigación.

Los médicos pueden tratar una válvula con una abertura estrechada a través de un procedimiento con catéter denominado «valvuloplastia con balón». En este procedimiento, el médico inserta un catéter con un balón en la punta dentro de una arteria del brazo o de la ingle y lo guía hasta la válvula afectada. Luego, el balón se infla y, de este modo, expande la abertura de la válvula cardíaca. A continuación, los médicos desinflan el balón y se retira junto con el catéter.

Reemplazo de válvula cardíaca

Si la válvula cardíaca no puede repararse, el médico puede recomendarte un reemplazo. Para remplazar una válvula cardíaca, el médico extrae la válvula y la reemplaza por una válvula mecánica o de tejido de corazón humano, de vaca o de cerdo (válvula de tejido biológico).

Las válvulas biológicas deben reemplazarse con frecuencia, dado que se deterioran con el tiempo. Si te colocan una válvula mecánica, deberás tomar anticoagulantes por el resto de tu vida para prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Los médicos hablarán contigo acerca de los riesgos y los beneficios de cada tipo de válvula y analizarán qué válvula puede ser adecuada para ti.

Un procedimiento con catéter mínimamente invasivo se puede llevar a cabo para reemplazar ciertas válvulas cardíacas. Por ejemplo, puede realizarse un procedimiento con catéter para insertar una válvula de reemplazo en una válvula biológica en el corazón cuando ya no funciona de manera adecuada.

Después del procedimiento

Por lo general, después de someterte a la cirugía de válvulas cardíacas, deberás pasar un día o más en la unidad de cuidados intensivos. Te suministrarán líquidos, alimentos y medicamentos a través de vías intravenosas (i.v.). Con otros tubos, drenarán la orina de la vejiga, y líquidos y sangre del corazón y del tórax. Es posible que te den oxígeno.

Después de la estancia en la UCI, te trasladarán a una habitación de hospital normal, donde pasarás varios días. El tiempo que pases en la UCI y en el hospital puede variar, según tu estado y la cirugía.

El equipo de tratamiento puede controlar tu estado y prestar atención a signos de infección en los sitios de las incisiones. El equipo te revisará para controlar la presión arterial, la respiración y la frecuencia cardíaca. El equipo de tratamiento también trabajará contigo para controlar el dolor que sientas después de la cirugía.

El equipo de tratamiento te indicará que camines regularmente para aumentar tu actividad de manera gradual y que hagas ejercicios de respiración durante tu recuperación.

El médico te dará instrucciones que deberás seguir durante tu recuperación, por ejemplo, prestar atención a signos de infección en los sitios de las incisiones, cuidar dichos sitios de manera adecuada, tomar medicamentos, así como controlar el dolor y otros efectos secundarios después de la cirugía.

Resultados

Después de una cirugía de válvulas cardíacas, es posible que puedas volver a tus actividades diarias, como trabajar, conducir y hacer ejercicio. El médico conversará contigo acerca de cuándo puedes retomar tus actividades. Probablemente, tendrás que seguir tomando ciertos medicamentos.

Deberás asistir a consultas de seguimiento regulares con el médico. Es posible que debas realizarte varias pruebas para evaluar y controlar tu estado.

El médico puede indicarte que hagas cambios para tener un estilo de vida saludable, como actividad física, una dieta saludable, control del estrés y evitar el consumo de tabaco.

El médico puede recomendarte que participes en rehabilitación cardíaca, un programa de educación y ejercicio diseñado para ayudarte a mejorar tu salud y a recuperarte después de la cirugía cardíaca.