Descripción general

Una nefrectomía de donante es un procedimiento quirúrgico para extraer un riñón sano de un donante vivo para trasplantarlo a una persona cuyos riñones ya no funcionan normalmente.

Los riñones son dos órganos en forma de frijol que se encuentran a cada lado de la columna vertebral justo debajo de la caja torácica. Cada uno tiene aproximadamente el tamaño de un puño. La función principal de los riñones consiste en filtrar y eliminar los desechos y el exceso de minerales y líquido de la sangre mediante la producción de orina.

Las personas con enfermedad renal en etapa terminal tienen que eliminar los desechos del torrente sanguíneo a través de una máquina (hemodiálisis), mediante un procedimiento de filtración de la sangre (diálisis peritoneal) o un trasplante renal.

El trasplante renal de un donante vivo es una alternativa al trasplante renal de un donante fallecido. Los donantes vivos pueden donar uno de sus dos riñones, y el riñón restante es capaz de realizar las funciones necesarias.

El primer trasplante de órgano exitoso en los Estados Unidos fue posible gracias a un donante vivo de riñón en 1954 y se usó cirugía tradicional (abierta) para la cirugía para donación de riñón. Actualmente, la gran mayoría de las cirugías de donación de riñón se realizan usando técnicas laparoscópicas mínimamente invasivas y, en algunos casos, también se usan tecnologías asistidas por robot.

La donación de riñón en vida por medio de la nefrectomía del donante es el tipo de procedimiento con donante vivo más común. En los Estados Unidos, se realizan aproximadamente 5000 donaciones de riñones de donantes vivos por año.

Por qué se realiza

La donación de riñón de donante vivo mediante una nefrectomía del donante ofrece una alternativa a tener que esperar un órgano proveniente de un donante fallecido para las personas que necesitan un trasplante de riñón.

En comparación con la diálisis de por vida, el trasplante de riñón es usualmente el tratamiento elegido para tratar la insuficiencia renal.

Los trasplantes de riñón de donantes vivos ofrecen varios beneficios al receptor; entre ellos, menos complicaciones y una mayor supervivencia del órgano de un donante en comparación con los trasplantes de riñón de donantes fallecidos.

El uso de la nefrectomía del donante para la donación de riñón de donante vivo ha aumentado en los últimos años, ya que la cantidad de personas que esperan un trasplante de riñón ha aumentado. La demanda de riñones de donantes vivos supera con creces el suministro de riñones de donantes fallecidos, lo que hace que el trasplante de riñón de donante vivo sea una opción atractiva para aquellos que esperan la disponibilidad de un riñón proveniente de un donante fallecido.

Tipos de donación de riñón en vida

Puedes elegir donar un riñón de dos maneras:

  • Donación dirigida: nombras un receptor específico para el trasplante. Este es el tipo más común de donación de órganos de donantes vivos.
  • Donación no dirigida: también conocida como donación del buen samaritano o altruista, no nombras al receptor del órgano donado. El emparejamiento se basa en la necesidad médica y la compatibilidad.

En una donación dirigida, si tú y tu receptor previsto tienen grupos sanguíneos incompatibles o no son un emparejamiento adecuado, puedes optar por la donación de órganos emparejados o los programas de cadena de donaciones.

En la donación cruzada, dos o más parejas de receptores de órganos intercambian donantes para que cada receptor reciba un órgano que sea compatible con su grupo sanguíneo. Un donante vivo no dirigido también puede participar en la donación de órganos cruzados para ayudar a emparejar parejas incompatibles.

Puede vincularse más de una pareja de donantes vivos y receptores incompatibles con un donante vivo no dirigido a fin de formar una cadena de donación para recibir órganos compatibles. En este escenario, se benefician varios receptores a partir de un solo donante vivo no dirigido.

Riesgos

La nefrectomía del donante conlleva ciertos riesgos asociados con la cirugía en sí, la función del órgano restante y los aspectos psicológicos relacionados con la donación de un órgano.

Para el receptor de un riñón, el riesgo de la cirugía de trasplante suele ser bajo, ya que es un procedimiento que potencialmente salva vidas. Sin embargo, la cirugía de donación de riñones puede exponer a una persona saludable al riesgo y la recuperación de una cirugía mayor innecesaria.

Los riesgos inmediatos relacionados con la cirugía de la nefrectomía del donante comprenden:

  • Dolor
  • Infección
  • Hernia
  • Sangrado y coágulos sanguíneos
  • Complicaciones en la herida y, en muy pocos casos, la muerte

El trasplante de riñón de donante vivo es el tipo de donación de órgano en vida más estudiado, y se dispone de más de 50 años de información de seguimiento. En general, los estudios demuestran que la expectativa de vida para las personas que donaron un riñón es la misma que para las personas igualmente compatibles que no lo hicieron.

En algunos estudios, se sugiere que los donantes vivos de riñón podrían tener un riesgo levemente mayor de padecer insuficiencia renal en el futuro. No obstante, el riesgo sigue siendo menor que el riesgo promedio de insuficiencia renal en la población general.

Las complicaciones específicas a largo plazo asociadas con la donación de riñón en vida comprenden presión arterial alta y niveles elevados de proteína en orina (proteinuria).

La donación de un riñón o cualquier otro órgano también puede provocar problemas de salud mental, tales como síntomas de ansiedad y depresión. El riñón donado puede fallar en el receptor y provocar sentimientos de arrepentimiento, enojo o resentimiento en el donante.

En general, la mayoría de los donantes vivos de órganos califican su experiencia como positiva.

Con el fin de minimizar los posibles riesgos asociados con la nefrectomía del donante, tendrás que hacerte numerosos análisis y evaluaciones para garantizar que cumples con los requisitos necesarios para donar.

Cómo te preparas

Cómo tomar una decisión informada

Tomar la decisión de donar un riñón es personal, y se debe reflexionar cuidadosamente y considerar tanto los riesgos graves como los beneficios. Habla sobre tu decisión con tus amigos, familiares u otros consejeros de confianza.

No debes sentirte presionado para donar un órgano y puedes cambiar de opinión en cualquier momento.

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid y la Organ Procurement and Transplantation Network (Red de Adquisición y Trasplante de Órganos) exigen que los centros de trasplante con donante vivo proporcionen un defensor independiente para los donantes vivos, a fin de proteger el proceso del consentimiento informado. Generalmente, este defensor es un trabajador social o asesor que puede ayudarte a analizar tus sentimientos, responder a cualquier pregunta que tengas y ayudarte a proteger tus intereses en todo el proceso de donación.

Criterios generales para la donación de riñón:

  • 18 años de edad o más
  • Buena salud general
  • Dos riñones que funcionen bien
  • Disposición para donar
  • No tener antecedentes de presión arterial alta, enfermedad renal, diabetes, ciertos tipos de cáncer, ni presentar factores de riesgo importantes de enfermedad cardíaca
  • Someterse a una evaluación física y psicológica exhaustiva en el centro de trasplantes

Si cumples con los requisitos para ser donante vivo, el centro de trasplantes debe informarte todos los aspectos y resultados posibles de la donación de órganos y recibir tu consentimiento informado para el procedimiento.

Elección de un centro de trasplantes

Tu médico o el médico de tu receptor de riñón de donante vivo pueden recomendar un centro de trasplante para la nefrectomía del donante.

Tienes la libertad de seleccionar un centro de trasplante por tu cuenta o elegir un centro de la lista de proveedores preferidos de tu compañía de seguro médico.

Al considerar un centro de trasplante, se recomienda que hagas lo siguiente:

  • Infórmate sobre la cantidad y los tipos de trasplantes que hace el centro por año
  • Pregunta sobre los índices de supervivencia de receptores y donantes de órganos del centro de trasplantes
  • Compara las estadísticas del centro de trasplante mediante la base de datos que mantiene el Scientific Registry of Transplant Recipients (Registro científico de receptores de trasplantes)
  • Evalúa el compromiso del centro para mantenerse al día con lo último en tecnología y técnicas de trasplante, lo cual indica que el programa está creciendo
  • Considera los servicios adicionales que presta el centro de trasplante, como grupos de apoyo, organización de traslados y remisiones a otros recursos
  • Averigua si el centro de trasplante participa en donaciones de órganos emparejados o en programas de intercambio de donaciones

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Una vez que hayas pasado por los procesos de cribado, evaluación y consentimiento informado del donante vivo de órganos, el procedimiento de nefrectomía del donante se programará el mismo día que la cirugía de trasplante para el receptor. Normalmente, la cirugía de trasplante de nefrectomía del donante está a cargo de otros equipos médicos y cirujanos, pero trabajan en estrecha relación.

Recibirás instrucciones sobre lo que debes hacer el día antes y el día de la cirugía de donación de riñón. Toma nota de cualquier pregunta que pudieras tener; por ejemplo:

  • ¿Cuándo debo comenzar el ayuno?
  • ¿Puedo tomar mis medicamentos recetados?
  • De ser así, ¿cuán pronto antes de la cirugía puedo tomar una dosis?
  • ¿Qué medicamentos de venta libre debo evitar?
  • ¿Cuándo debo llegar al hospital?

Durante el procedimiento

La nefrectomía del donante se realiza con anestesia general. Esto significa que estarás dormido durante el procedimiento, que suele durar de dos a tres horas. El equipo quirúrgico te controla la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el nivel de oxígeno en sangre durante todo el procedimiento.

Los cirujanos casi siempre realizan una cirugía mínimamente invasiva para extirpar el riñón del donante vivo (nefrectomía laparoscópica) para un trasplante renal. La nefrectomía laparoscópica conlleva menos cicatrices, menos dolor y una recuperación más corta que la cirugía abierta tradicional para extirpar un riñón (nefrectomía abierta).

En una nefrectomía laparoscópica, en general el cirujano hace dos o tres incisiones muy pequeñas cerca del ombligo, que se usan como portales (puertos) para insertar los instrumentos quirúrgicos de fibra óptica. El instrumental consiste en un bisturí pequeño, pinzas y una cámara especial llamada laparoscopio, que se usa para visualizar los órganos internos y guiar al cirujano durante el procedimiento.

Para extirpar el riñón del donante, se realiza una incisión ligeramente más grande por debajo del ombligo.

En la nefrectomía abierta, se hace una incisión de 5 a 7 pulgadas (13 a 18 centímetros) al costado del pecho en la parte superior del abdomen. Se utiliza un instrumento quirúrgico llamado separador costal para separar las costillas y acceder al riñón del donante.

Después del procedimiento

Después de la nefrectomía del donante, es posible que permanezcas en el hospital durante uno o dos días.

Además, puedes esperar lo siguiente:

  • Atención después de la cirugía. Si vives lejos del centro de trasplante, los médicos te recomendarán que te quedes cerca del centro durante unos días después de salir del hospital para que puedan controlar tu salud y la actividad del otro riñón.

    Es posible que después de la cirugía debas regresar varias veces al centro de trasplante para recibir atención de seguimiento, hacerte pruebas y controles. Los centros de trasplante deben presentar datos de seguimiento a los 6, 12 y 24 meses después de la donación. Tu médico puede realizarte los análisis de laboratorio entre uno y dos años después de la cirugía de riñón.

  • Recuperación. Según tu estado de salud general, los médicos te darán consejos específicos acerca de la manera de cuidarte y reducir el riesgo de complicaciones durante la recuperación, como no sentarte ni acostarte en la cama durante períodos largos, no conducir durante una o dos semanas, no levantar objetos de más de 10 libras (4,5 kilogramos) durante un mes, cuidar tu incisión, controlar el dolor y regresar a una dieta normal.
  • Regreso a las actividades normales. Después de la donación de riñón, la mayoría de las personas puede volver a las actividades diarias normales después de dos a cuatro semanas. Pueden aconsejarte que evites los deportes de contacto u otras actividades extenuantes capaces de provocar daño a los riñones.
  • Embarazo. Normalmente, la donación de riñón no afecta la capacidad de quedar embarazada o completar un embarazo y parto seguros. Algunos estudios sugieren que las donantes de riñón pueden tener un pequeño aumento en el riesgo de complicaciones durante el embarazo, tales como diabetes gestacional, hipertensión inducida por el embarazo, preeclampsia y proteínas en la orina.

    Por lo general, se recomienda que, antes de quedar embarazadas, las mujeres esperen al menos de seis meses a un año después de la donación.

Afrontamiento y apoyo

Ser un donante vivo es una decisión profundamente personal que requiere una consideración cuidadosa de los riesgos graves y los beneficios. Recurrir a familiares, amigos, asesores, clérigos o personas que han pasado por este proceso puede ser útil.

El equipo de trasplante también puede ayudarte con otros recursos útiles y estrategias de afrontamiento durante los procesos de donación de riñón y nefrectomía del donante, tales como:

  • Unirte a un grupo de apoyo para donantes de órganos. Hablar con otras personas que han tenido tu misma experiencia puede disipar temores y aliviar la ansiedad.
  • Comparte tus experiencias en las redes sociales. Hablar con otras personas que han tenido una experiencia similar puede ayudarte a adaptarte a la nueva situación.
  • Informarse. Obtén toda la información que puedas sobre la intervención y haz preguntas sobre lo que no entiendas. El conocimiento te hace más fuerte.

Dieta y nutrición

Debes poder volver a tu dieta normal poco después de la cirugía de donación de riñón.

A menos que tengas otros problemas de salud, probablemente no tendrás ninguna restricción dietética específica relacionada con el procedimiento.

El equipo de trasplante incluye un dietista que puede analizar tus necesidades dietéticas específicas y responder a cualquier pregunta que tengas.

Ejercicio

Llevar un estilo de vida saludable mediante dieta y ejercicio es igual de importante para los donantes vivos como para el resto de las personas.

Por lo general, puedes retomar niveles de actividad física normales en unas semanas o meses después de una cirugía de donante vivo.

Es importante hablar con el proveedor de atención médica antes de comenzar cualquier actividad física nueva. El equipo de trasplante puede hablar contigo sobre tus objetivos y necesidades individuales de actividad física.

Algunos médicos recomiendan que los donantes de riñón vivos protejan el riñón restante y eviten deportes de contacto, como fútbol americano, boxeo, hockey, soccer, artes marciales o lucha, y usen equipos protectores como chalecos acolchados bajo la ropa para proteger al riñón de lesiones durante la práctica de deportes.

Nefrectomía de donante - atención en Mayo Clinic

May 05, 2020
  1. Stuart J, et al. Donor nephrectomy. In: Kidney Transplantation Principles and Practice. 8th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 9, 2019.
  2. Living donation. Transplant Living. https://www.unos.org/donation/living-donation/. Accessed Nov. 9, 2019.
  3. Kidney transplant. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/kidney-failure/kidney-transplant. Accessed Nov. 9, 2019.
  4. Become a living donor. Transplant Living. https://transplantliving.org/living-donation/being-a-living-donor/. Accessed Nov. 9, 2019.
  5. Your kidneys and how they work. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/kidneys-how-they-work. Accessed Nov. 10, 2019.
  6. The living donation process. organdonor.gov. https://www.organdonor.gov/about/process/living-donation.html. Accessed Nov. 10, 2019.
  7. Risks. Transplant Living. https://transplantliving.org/living-donation/being-a-living-donor/risks/. Accessed Nov. 10, 2019.
  8. AskMayoExpert. Living donor nephrectomy. Mayo Clinic; 2018.
  9. Office of Patient Education. Donating a kidney for transplant. Mayo Clinic; 2013.
  10. Lentine KL, et al. Evaluation of the living kidney donor candidate. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 9, 2019.
  11. Shapiro R, et al. Benefits and complications of minimally invasive live-donor nephrectomy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 9, 2019.
  12. What to expect after donation. National Kidney Foundation. https://www.kidney.org/transplantation/livingdonors/what-expect-after-donation. Accessed Nov. 9, 2019.
  13. Kidney disease: Causes. National Kidney Foundation. https://www.kidney.org/atoz/content/kidneydiscauses. Accessed Nov. 10, 2019.
  14. Kidney transplant. Scientific Registry of Transplant Recipients. http://www.srtr.org. Accessed Nov 10, 2019.
  15. Helpful tips for living donors and caretakers. National Kidney Foundation. https://www.kidney.org/transplantation/livingdonors/infotips. Accessed Nov. 10, 2019.
  16. Find a transplant hospital. Transplant Living. https://transplantliving.org/before-the-transplant/find-transplant-hospital/. Accessed Nov. 10, 2019.
  17. Kidney transplant. National Kidney Foundation. https://www.kidney.org/atoz/content/kidney-transplant. Accessed Nov. 9, 2019.
  18. About the operation. Transplant Living. https://transplantliving.org/living-donation/about-the-operation/. Accessed Nov. 10, 2019.
  19. Qualifications. Transplant Living. https://transplantliving.org/living-donation/being-a-living-donor/qualifications/. Accessed Nov. 10, 2019.
  20. Hart A., et al. OPTN/SRTR 2017 annual data report: Kidney. American Journal of Transplantation. 2019; doi:10.1111/atj.15274.
  21. History. United Network for Organ Sharing. https://unos.org/transplant/history/. Accessed Nov. 10, 2019.
  22. Yu ASL, et al., eds. Live donor nephrectomy. In: Brenner & Rector's The Kidney. 11th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov 9, 2019.
  23. Shapiro, R. Deceased- and living-donor renal allograft recovery. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 10, 2019.
  24. Types of living donation. Transplant Living. https://transplantliving.org/living-donation/types/. Accessed Nov. 10, 2019.