Descripción general

La crioterapia para el cáncer de próstata es un procedimiento que congela el tejido prostático y provoca que las células cancerosas mueran. Durante la crioterapia, se insertan sondas de metal delgadas a través de la piel hasta la próstata. Las sondas contienen un gas que congela el tejido prostático cercano.

La crioterapia se puede usar para tratar el cáncer de próstata en estadio temprano que se limita a una parte de la próstata si otros tratamientos no funcionarían en tu caso. La crioterapia para el cáncer de próstata también se puede usar en caso de que el cáncer haya regresado después del tratamiento inicial.

En el pasado, la crioterapia para el cáncer de próstata se asociaba con más efectos secundarios a largo plazo que otros tratamientos para el cáncer de próstata. Los avances en la tecnología han reducido estos efectos secundarios. Sin embargo, la disfunción sexual a largo plazo sigue siendo una preocupación con este tratamiento.

Por qué se realiza

La crioterapia congela el tejido dentro de la glándula prostática. Esto hace que las células cancerosas de la próstata mueran.

Tu médico puede sugerirte la crioterapia para el cáncer de próstata como una opción en diferentes momentos durante el tratamiento oncológico y por diferentes razones. Podría recomendarse la crioterapia:

  • Como tratamiento oncológico inicial si tu cáncer se limita a la próstata y otros tratamientos no funcionarían en tu caso
  • Como tratamiento para el cáncer de próstata que reaparece después del tratamiento inicial

La crioterapia para el cáncer de próstata generalmente no se te recomendará en los siguientes casos:

  • Te has sometido previamente a una cirugía para el cáncer rectal o anal
  • Tienes una afección que dificulta o imposibilita controlar la próstata con una sonda ecográfica durante el procedimiento
  • Tienes un tumor grande que no puede tratarse con crioterapia sin dañar los tejidos y órganos que los rodean, como el recto o la vejiga

Los investigadores están estudiando si la crioterapia para tratar una parte de la próstata podría ser una opción para el cáncer que se limita a la próstata. Llamada terapia localizada, esta estrategia identifica el área de la próstata que contiene las células cancerosas más agresivas y trata solo esa área. Algunos estudios han determinado que la terapia localizada reduce el riesgo de efectos secundarios. Pero no está claro si ofrece los mismos beneficios de supervivencia que el tratamiento para toda la próstata.

Riesgos

Los efectos secundarios de la crioterapia para el cáncer de próstata pueden comprender los siguientes:

  • Disfunción eréctil
  • Dolor e hinchazón del escroto y el pene
  • Sangre en la orina
  • Pérdida del control de la vejiga
  • Sangrado o infección en el área tratada

En raras ocasiones, los efectos secundarios pueden comprender:

  • Lesión en el recto
  • Obstrucción la vía (uretra) que expulsa la orina fuera del cuerpo

Cómo te preparas

El médico puede recomendarte una solución líquida (enema) para vaciar el colon. Es posible que recibas un antibiótico para evitar infecciones durante el procedimiento.

Lo que puedes esperar

Durante la crioterapia para el cáncer de próstata

La crioterapia para el cáncer de próstata se realiza en el hospital. Es posible que te administren un medicamento llamado anestesia general para ponerte en un estado similar al del sueño. A veces se utiliza anestesia regional para que permanezcas consciente del entorno, pero no sientas nada en el área de tratamiento.

Una vez que la anestesia hace efecto, tu médico:

  • Coloca una sonda ecográfica en el recto.
  • Coloca un catéter dentro de la sonda (uretra) que expulsa la orina fuera del cuerpo. Llena el catéter con una solución templada para evitar que la uretra se congele durante el procedimiento.
  • Inserta varias sondas de metal o agujas finas por la zona entre el escroto y el ano (perineo) en la próstata.
  • Observa las imágenes generadas por la sonda ecográfica para asegurar la correcta colocación de las agujas.
  • Libera un gas para que circule por las sondas o agujas que provoca la congelación del tejido prostático.
  • Supervisa y controla la temperatura de las agujas y el nivel de congelación en el interior de la glándula prostática.
  • Puede que coloque un catéter en la vejiga por la parte inferior del abdomen para ayudar a drenar la orina después de la crioterapia.

Después de la crioterapia para el cáncer de próstata

Podrás regresar a tu casa el mismo día del procedimiento o quizás tengas que permanecer en el hospital por una noche. El catéter deberá permanecer en el lugar durante aproximadamente dos semanas para permitir la cicatrización. Podrías recibir también un antibiótico para prevenir el riesgo de infección.

Después del procedimiento, podrás experimentar:

  • Dolor y moretones durante varios días donde se colocaron las sondas o agujas
  • Sangre en la orina durante varios días
  • Dificultades para vaciar la vejiga y los intestinos, lo que se soluciona con el tiempo

Resultados

Después de la crioterapia para el cáncer de próstata, tendrás exámenes de seguimiento periódicos, así como también exploraciones por imágenes periódicas y análisis de laboratorio para controlar cómo responde el cáncer al tratamiento.

Sept. 29, 2021
  1. Cryotherapy. RadiologyInfo.org. https://www.radiologyinfo.org/en/info.cfm?pg=cryo. Accessed April 2, 2021.
  2. Pisters LL, et al. Cryotherapy and other ablative techniques for the initial treatment of prostate cancer. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 2, 2021.
  3. Castilho Borges R, et al. Impact of focal versus whole gland ablation for prostate cancer on sexual function and urinary continence. The Journal of Urology. 2021; doi:10.1097/JU.0000000000001327.
  4. Cryotherapy for prostate cancer. American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/prostate-cancer/treating/cryosurgery.html. Accessed April 2, 2021.
  5. Partin AW, et al., eds. Focal therapy for prostate cancer. In: Campbell-Walsh-Wein Urology. 12th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 2, 2021.

Crioterapia para el cáncer de próstata