Panorama general

La prueba de anticuerpos para COVID-19, que también se conoce como prueba de serología, es un análisis de sangre que se hace para saber si tuviste una infección con SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Una prueba de anticuerpos no puede determinar si en el momento estás infectado con el virus de la COVID-19.

Los anticuerpos son proteínas que produce tu sistema inmunitario como respuesta a una infección. El sistema inmunitario — que implica una compleja red de células, órganos, y tejidos — identifica sustancias extrañas en el cuerpo y ayuda a combatir infecciones y enfermedades. Después de la infección con el virus que causa la COVID-19, puede llevar de dos a tres semanas para desarrollar suficientes anticuerpos como para poder detectarlos en una prueba de anticuerpos, así que es importante que no te hagas la prueba demasiado pronto.

Los anticuerpos pueden detectarse en la sangre por varios meses o más después de que te recuperes de la COVID-19 . Aunque estos anticuerpos pueden proporcionar alguna inmunidad contra la COVID-19, actualmente no hay suficiente evidencia para saber cuánto tiempo duran, o si una infección con el virus en el pasado te protegerá de otra infección. Aunque sean inusuales, hay algunos casos confirmados y sospechados de reinfección. Se continúa haciendo estudios sobre anticuerpos de la COVID-19 así como otros componentes del sistema inmunitario para aprender más sobre la inmunidad.

Las pruebas de anticuerpos quizás detecten ciertos tipos de anticuerpos relacionados con la COVID-19:

  • Anticuerpos de unión. Estas pruebas de anticuerpos, que son fáciles de conseguir, detectan si has desarrollado anticuerpos como respuesta a una infección con la COVID-19. Pero no indican cuán extensa o efectiva es tu respuesta inmunitaria.
  • Anticuerpos neutralizantes. Una prueba más nueva y más sensible, que todavía no es fácil de conseguir, detecta un subgrupo de anticuerpos que pueden inactivar el virus. Esta prueba se puede hacer después de que tengas resultado positivo para anticuerpos de unión. Es otro paso para determinar lo efectivos que son los anticuerpos para bloquear el virus y así ayudar a proteger contra otra infección con la COVID-19.

Por qué se hace

Es posible que te hagas una prueba de anticuerpos para COVID-19 en los siguientes casos:

  • Tuviste síntomas de COVID-19 en el pasado, pero no te hiciste la prueba
  • Estás a punto de someterte a un procedimiento médico en un hospital o una clínica, especialmente si has tenido un diagnóstico positivo de COVID-19 en el pasado
  • Has tenido una infección de COVID-19 en el pasado y quieres donar plasma, un componente de la sangre que contiene anticuerpos que pueden ayudar a tratar a otras personas con casos graves de COVID-19

Si te interesa hacerte una prueba de anticuerpos para COVID-19, comunícate con tu médico o con el departamento de salud local. El hecho de que seas o no elegible para las pruebas puede depender de la disponibilidad de las pruebas en tu área y de las pautas del departamento de salud local o estatal.

Riesgos

Tal vez los resultados de la prueba de anticuerpos para la COVID-19 no siempre sean exactos, especialmente si la prueba se hizo muy pronto después de la infección, o si la calidad de la prueba es cuestionable. Muchos fabricantes diferentes se apresuraron a vender pruebas de anticuerpos con pocos controles. Ahora, la Administración de Alimentos y Medicamentos publica datos en línea sobre el desempeño de algunas pruebas de anticuerpos.

COVID-19 pueden dar resultados que son falso positivo o falso negativo:

  • Resultado falso positivo. El resultado de la prueba es positivo, pero en realidad no tienes anticuerpos y no te infectaste en el pasado. Un resultado falso positivo puede darte el sentido de seguridad falso de que estás protegido y no te infectarás de nuevo con la COVID-19 — pero aún con un resultado positivo real, la inmunidad es cuestionable.
  • Resultado falso negativo. Tienes anticuerpos para el virus de la COVID-19 pero la prueba no los detecta. O te hicieron la prueba demasiado cerca del momento de la infección, y tu cuerpo no ha tenido tiempo de desarrollar anticuerpos.

Cómo prepararte

Tu médico o el centro donde se hacen las pruebas de detección te darán instrucciones para saber dónde ir y cómo se hará la prueba. Planea ponerte una mascarilla para ir al centro donde se hacen las pruebas, y de vuelta a casa. Cualquier persona que venga contigo también necesitará ponerse una.

Qué esperar

Para realizar una prueba de anticuerpos para COVID-19, normalmente un profesional de atención médica toma una muestra de sangre, normalmente mediante un pinchazo en el dedo o sacando sangre de una vena del brazo. Luego la muestra es analizada en un laboratorio para determinar si has desarrollado anticuerpos contra el virus COVID-19.

Los resultados de la prueba de anticuerpos de COVID-19 pueden estar listos el mismo día de la prueba en algunos sitios. Otros lugares pueden tener que enviar muestras de prueba a un laboratorio para su análisis, por lo que es posible que los resultados no estén disponibles hasta dentro de unos días.

Resultados

COVID-19 puede ser:

  • Positivo. Un resultado positivo significa que tienes anticuerpos para la COVID-19 en la sangre, lo que indica que estuviste infectado con el virus en el pasado. Es posible tener un resultado positivo aunque nunca hayas presentado síntomas de la COVID-19. Puede haber un resultado falso positivo. Quizás la prueba detectó anticuerpos a un coronavirus relacionado de modo cercano al virus de la COVID-19 o es posible que la prueba tuviera fallas.
  • Negativo. Un resultado negativo significa que no tienes anticuerpos para la COVID-19, así que probablemente no te infectaste con el virus de la COVID-19 en el pasado. Como lleva un tiempo para desarrollar los anticuerpos, el resultado falso negativo de la prueba puede ocurrir si se toma la muestra de sangre muy pronto después del comienzo de la infección. En algunos casos, la prueba puede tener fallas.

Las personas que han tenido la COVID-19 o que han tenido resultados positivos para anticuerpos no deben suponer que están protegidas contra otra infección con la COVID-19. Los investigadores están tratando de determinar si los anticuerpos ofrecen alguna inmunidad para el virus que causa la COVID-19, cuál es el nivel de la protección, y cuánto dura la inmunidad.

Hasta que se sepa más, aunque los resultados de tu prueba muestran que tienes anticuerpos para la COVID-19, continúa tomando precauciones — que incluyen ponerte una mascarilla en público, lavarte las manos con frecuencia, y practicar distanciamiento físico — para evitar el riesgo de diseminar el virus.