Descripción general

Una cirugía estética de senos, también conocida como «mastopexia», es un procedimiento quirúrgico para modificar la forma de los senos. Durante una cirugía estética de senos, se elimina el exceso de piel y el tejido mamario se remodela para restaurar la firmeza y levantar los senos.

Si tienes los senos caídos o si los pezones apuntan hacia abajo, tal vez elijas someterte a la cirugía estética de senos. Una cirugía estética de senos también puede mejorar tu autoimagen y la confianza en ti misma.

Esta cirugía no modificará de manera significativa el tamaño de los senos. Sin embargo, se puede realizar una cirugía estética de senos combinada con un aumento o una reducción del volumen de los senos.

Por qué se realiza

A medida que envejeces, los senos cambian, y pierden elasticidad y firmeza. Puede haber muchas causas para este tipo de cambios en los senos, entre ellos:

  • Embarazo. Durante el embarazo, los ligamentos que sostienen los senos pueden estirarse, ya que los senos se vuelven más llenos y pesados. El estiramiento puede contribuir a la flacidez de los senos después del embarazo, tanto si amamantas a tu bebé o no.
  • Variaciones en el peso. Los cambios en tu peso pueden hacer que la piel de los senos se estire y pierda elasticidad.
  • Gravedad. Con el tiempo, la gravedad hace que los ligamentos de los senos se estiren y queden flácidos.

La cirugía estética de senos puede reducir la flacidez y elevar la posición de los pezones y el área oscura que rodea los pezones (areolas). El tamaño de las areolas también puede reducirse durante el procedimiento para mantener la proporción con los senos recientemente reconstruidos.

Puedes considerar someterte a una cirugía estética de senos en los siguientes casos:

  • Los senos se ven flácidos: han perdido su forma y volumen, o se han vuelto más planos y alargados
  • Cuando no se sujetan los senos, los pezones caen debajo del pliegue de cada seno
  • Los pezones y las areolas apuntan hacia abajo
  • Las areolas se han estirado y son desproporcionadas con respecto a los senos
  • Uno de los senos se encuentra más abajo que el otro

La cirugía estética de senos no es para cualquiera. Si estás pensando en quedar embarazada en el futuro, puedes postergar la cirugía estética de senos. Durante el embarazo, los senos pueden estirarse y modificar los resultados de la cirugía estética.

También debe tenerse en cuenta el amamantamiento. A pesar de que, por lo general, es posible amamantar después de una cirugía estética de senos (ya que no se separan los pezones del tejido subyacente de las mamas) algunas mujeres pueden experimentar dificultades para producir la cantidad suficiente de leche.

Si bien la cirugía estética de senos puede realizarse en mamas de cualquier tamaño, las mujeres con senos flácidos más pequeños probablemente obtendrán resultados más duraderos. Los senos más grandes son más pesados, lo que hace que sea más probable que se vuelvan flácidos nuevamente.

Riesgos

Una cirugía estética de senos presenta varios riesgos, como los siguientes:

  • Cicatrices. Si bien las cicatrices son permanentes, se suavizarán y desaparecerán al cabo de uno a dos años. Por lo general, las cicatrices de la cirugía estética de senos se pueden esconder debajo del sostén o del traje de baño. En raras ocasiones, una cicatrización deficiente puede hacer que las cicatrices se vuelvan gruesas y anchas.
  • Cambios en la sensibilidad de los pezones o los senos. Si bien la sensibilidad generalmente se recupera al cabo de varias semanas, podría perderse algo de sensibilidad de forma permanente. Por lo general, la sensibilidad erótica no se ve afectada.
  • Irregularidades o asimetría en la forma y el tamaño de los senos. Esto puede ocurrir como resultado de los cambios durante el proceso de cicatrización. Además, es posible que la cirugía no logre corregir con éxito la asimetría preexistente.
  • Pérdida parcial o total de los pezones o areolas. En raras ocasiones, el suministro de sangre a los pezones o a las areolas se interrumpe durante una cirugía estética de senos. Esto puede dañar el tejido de la mama en la zona y provocar la pérdida parcial o total del pezón o de la areola.
  • Dificultad para amamantar. Aunque la lactancia suele ser posible después de una cirugía estética de senos, algunas mujeres pueden tener dificultades para producir la leche suficiente.

Al igual que cualquier cirugía mayor, la cirugía estética de senos implica riesgo de sangrado, infección y reacciones adversas a la anestesia. También es posible tener una reacción alérgica a la tela adhesiva o a otros materiales usados durante el procedimiento o después de él.

Cómo prepararse

Al principio hablarás con un cirujano plástico acerca de la cirugía estética de senos. Durante la primera visita, es probable que el cirujano plástico:

  • Revisa tu historia clínica. Prepárate para responder preguntas sobre enfermedades actuales y pasadas. Dile al médico si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama.

    Comparte los resultados de las mamografías o de las biopsias mamarias. Habla acerca de cualquier medicamento que estés tomando o hayas tomado recientemente, así como también cualquier cirugía a la que te hayas sometido.

  • Hace una exploración física. Para determinar las opciones de tratamiento, el médico te examinará las mamas, incluida la posición de los pezones y las areolas.

    También tendrá en cuenta la calidad del tono de la piel. La piel de las mamas que tenga un buen tono sostendrá las mamas en una mejor posición después de una cirugía estética de senos. El médico también podrá tomar fotografías de las mamas para tu expediente médico.

  • Conversa sobre tus expectativas. Explica por qué quieres una cirugía estética de senos y qué deseas obtener en términos del aspecto después del procedimiento. Asegúrate de comprender los riesgos y los beneficios, como también las cicatrices y los cambios en la sensibilidad de los pezones o los senos.

Antes de la cirugía estética de senos, tal vez debas realizar lo siguiente:

  • Programar una mamografía. Es posible que el médico recomiende una mamografía inicial antes del procedimiento y otra mamografía unos meses después. De este modo, el equipo médico podrá ver los cambios en el tejido mamario e interpretar futuras mamografías.
  • Deja de fumar. Fumar reduce el flujo sanguíneo en la piel y puede disminuir el proceso de curación. Si fumas, el médico recomendará que dejes de fumar antes de la cirugía.
  • Evita ciertos medicamentos. Probablemente debas evitar tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios y suplementos herbarios, que pueden incrementar el sangrado.
  • Organízate para recibir ayuda durante la recuperación. Coordina con otra persona para que te lleve a tu casa después de la cirugía y se quede contigo mientras te recuperas. Es posible que necesites que alguien te ayude con las actividades diarias, como lavarte el cabello, durante la recuperación inicial.

Lo que puedes esperar

Una cirugía estética de senos puede realizarse en un hospital o en un centro quirúrgico ambulatorio. En ocasiones, el procedimiento se realiza con sedación y anestesia local, donde solamente se anestesia una parte del cuerpo. En otros casos, se recomienda anestesia general, donde el paciente estará inconsciente.

Durante el procedimiento

Las técnicas usadas para eliminar la piel del seno y remodelar el tejido mamario varían. La técnica específica que elija el cirujano plástico determinará la ubicación de las incisiones y las cicatrices resultantes.

El médico puede realizar incisiones:

  • Alrededor de la areola (el área más oscura alrededor de los pezones)
  • Que se extiendan hacia abajo, desde la areola hasta los pliegues del seno
  • De manera horizontal, a lo largo de los pliegues del seno

El médico puede hacer puntos en lo profundo del seno para remodelar el tejido mamario y, de ser necesario, reducir el tamaño de la areola. El médico eliminará el exceso de piel del seno y desplazará los pezones hacia una posición más elevada. Luego, unirá la piel del seno y cerrará las incisiones con puntos, tela adhesiva o adhesivos cutáneos.

El procedimiento, por lo general, lleva de dos a tres horas, y podrás regresar a tu casa el mismo día.

Después del procedimiento

Luego de una cirugía estética de senos, es probable que te cubran los senos con gasa y un sujetador quirúrgico. Es posible que te coloquen pequeños tubos en los lugares de la incisión en los senos para drenar cualquier exceso de sangre o líquido.

Durante dos semanas aproximadamente, los senos estarán inflamados y presentarán hematomas. Es posible que sientas dolor y molestias alrededor de las incisiones, las cuales serán de color rojo o rosa durante unos meses. El entumecimiento en los pezones, la areola y la piel del seno puede durar alrededor de seis semanas.

Durante los primeros días después de una cirugía estética de senos, toma analgésicos según lo recomendado por el médico. Evita hacer esfuerzos, agacharte y levantar objetos. Duerme boca arriba o de costado para evitar ejercer presión sobre los senos.

Evita la actividad sexual de una a dos semanas luego del procedimiento. Pregúntale al médico cuándo puedes retomar tus actividades diarias, como lavarte el pelo, ducharte o tomar un baño.

Los tubos de drenaje colocados cerca de las incisiones, por lo general, se retiran en unos pocos días. Cuando el médico retire los tubos, también puede que cambie o elimine los vendajes.

Consulta con el médico cuándo te quitarán los puntos (o si lo harán). Algunos puntos se disuelven solos. Otros se deben quitar en el consultorio del médico, a menudo una o dos semanas después del procedimiento.

Continúa usando el sujetador quirúrgico las 24 horas durante tres o cuatro días. Luego, usarás un sujetador de soporte suave de tres a cuatro semanas. El médico puede sugerirte que uses cinta de silicona o gel en las incisiones para propiciar la curación.

Mientras te estés recuperando, protege los senos del sol. Luego, ten cuidado de proteger las incisiones durante la exposición al sol.

Resultados

Observarás un cambio inmediato en la apariencia de tus mamas, aunque su forma continuará cambiando y se asentará en los próximos meses.

Inicialmente, las cicatrices aparecerán rojas y con bultos. Si bien las cicatrices son permanentes, se suavizarán y serán más delgadas y blancas al cabo de uno a dos años. Por lo general, las cicatrices de la cirugía estética de senos se pueden esconder debajo del sostén o el traje de baño.

Podrías observar que el tamaño de sostén que necesites sea un poco más pequeño después de una cirugía estética de senos, aunque no te hayan hecho una reducción de mamas en combinación con el procedimiento. Esto es simplemente porque las mamas se vuelven más firmes y redondeadas.

Ten en cuenta que los resultados de la cirugía estética de senos podría no ser permanente. A medida que envejezcas, la piel se volverá naturalmente menos elástica y podría producirse cierta flaccidez, en especial si tienes senos más grandes y más pesados. Mantener un peso estable y saludable puede ayudarte a conservar tus resultados.

June 13, 2018
References
  1. Neligan PC, et al. Mastopexy. In: Core Procedures in Plastic Surgery. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed May 16, 2015.
  2. Neligan PC. Mastopexy. In: Plastic Surgery. Vol. 7. 3rd ed. London, England: Elsevier Saunders; 2013. http://www.clinicalkey.com. Accessed May 16, 2015.
  3. Breast lift surgery. American Society of Plastic Surgeons. http://www.plasticsurgery.org/cosmetic-procedures/breast-lift.html. Accessed May 17, 2015.
  4. Gabbe SG, et al. Lactation and breastfeeding. In: Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Accessed May 16, 2015.
  5. Arroyave E. Breast-lift mastopexy. In: Understanding Cosmetic Procedures: Surgical and Nonsurgical. Clifton Park, N.Y.: Thomson Delmar Learning; 2006:159.
  6. Disa JJ, et al. Breast lift and other procedures. In: 100 Questions & Answers About Breast Surgery. Sudbury, Mass.: Jones & Bartlett Learning; 2005:167.

Cirugía estética de senos