Descripción general

La ectasia de los conductos mamarios ocurre cuando un conducto galactóforo debajo del pezón se ensancha, las paredes del conducto se engrosan y el conducto se llena de líquido. El conducto galactóforo puede bloquearse u obstruirse con una sustancia espesa y pegajosa. El trastorno a menudo no causa síntomas, aunque algunas mujeres pueden presentar secreción por el pezón, sensibilidad en la mama o inflamación del conducto obstruido (mastitis periductal).

La ectasia de los conductos mamarios se presenta con mayor frecuencia en mujeres premenopáusicas (entre los 45 y los 55 años), aunque también puede ocurrir luego de la menopausia. En ocasiones, la enfermedad mejora sin tratamiento. Si los síntomas persisten, es posible que necesites antibióticos o una cirugía para extraer el conducto galactóforo afectado.

Si bien es normal preocuparse sobre cualquier cambio en las mamas, la ectasia de los conductos mamarios y la mastitis periductal no son factores de riesgo de cáncer de mama.

Síntomas

La ectasia de los conductos mamarios no suele producir ningún signo ni síntoma. Si experimentas signos y síntomas, puedes notar lo siguiente:

  • Una secreción blanca, gris o negra sucia en un pezón o en ambos
  • Sensibilidad en el pezón o en el tejido que rodea la mama
  • Enrojecimiento del pezón y, en ocasiones, de la región que lo rodea
  • Un nódulo mamario o un engrosamiento cerca del conducto obstruido
  • Un pezón hundido (invertido)

También se puede contraer una infección bacteriana denominada «mastitis» en el conducto galactóforo afectado, que produce sensibilidad en la mama, inflamación alrededor del pezón (areola) y fiebre. Los signos y síntomas de la ectasia de los conductos mamarios pueden mejorar por sí solos.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico para que te evalúe si observas cambios en los pechos (como un nuevo nódulo mamario, la secreción espontánea de un pezón o un pezón invertido) que sean persistentes o que te preocupen.

Causas

Tus mamas están formadas por tejidos conjuntivos que constan de un sistema de conductos mamarios (pequeños conductos que llevan la leche hacia los pezones). La ectasia de los conductos mamarios ocurre cuando un conducto mamario detrás del pezón se ensancha, estos conductos se obstruyen y bloquean con una sustancia pegajosa, y se inflaman.

Los expertos no saben exactamente cuál es la causa de la ectasia de los conductos mamarios. Algunas personas creen que la causa está asociada con lo siguiente:

  • Cambios en el tejido mamario debidos al envejecimiento. A medida que envejeces, la composición del tejido mamario cambia de una mayor proporción de tejido glandular a un predominio de tejido graso. Este proceso se llama «involución». Estos cambios normales de las mamas a veces provocan bloqueos de los conductos mamarios y, a su vez, la inflamación asociada con la ectasia de los conductos mamarios.
  • Tabaquismo. El tabaquismo puede estar asociado con el ensanchamiento de los conductos mamarios, estos pueden producir inflamación y una posible ectasia de los conductos mamarios.
  • Inversión del pezón. Un pezón recientemente invertido puede obstruir los conductos mamarios y causar inflamación e infección. Un pezón que se invirtió recientemente también puede ser un signo de un trastorno no diagnosticado más grave, como cáncer.

Complicaciones

Las complicaciones de la ectasia de los conductos mamarios suelen ser menores y, a menudo, más molestas que graves. Estas pueden ser:

  • Secreción por el pezón. La secreción por el pezón que se produce a causa de la ectasia de los conductos mamarios puede ser frustrante. La pérdida de líquido de los pezones puede causar humedad que resulta vergonzosa y manchas en la ropa.
  • Molestias en las mamas. La ectasia de los conductos mamarios puede generar enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad alrededor de los pezones.
  • Infección. Es posible que se produzca una infección bacteriana (mastitis periductal) en el conducto galactóforo afectado y que esto, a veces, provoque dolor en el pezón o alrededor de este, una sensación de malestar general o fiebre. La infección no tratada podría generar un absceso (acumulación de pus en el tejido mamario), lo cual podría requerir un procedimiento para drenarlo.
  • Preocupación sobre el cáncer de mama. Cuando percibes un cambio en la mama, es posible que te preocupe que sea un signo de cáncer de mama, sobre todo si tienes un bulto duro alrededor del conducto galactóforo afectado por la ectasia de los conductos mamarios. Si bien es importante controlar los signos y síntomas de inmediato, recuerda que la ectasia de los conductos mamarios no aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama.
May 01, 2015
References
  1. Rosai J. Breast (La mama). En: Rosai and Ackerman’s Surgical Pathology (Patología Quirúrgica de Rosai y Ackerman). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2011. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 5 de febrero de 2015.
  2. Onstad M, et al. Benign breast disorders (Trastornos benignos de la mama). Obstetrics and Gynecology Clinics of North America (Clínicas Obstétricas y Ginecológicas de Norteamérica). 2013;3:459.
  3. Non-cancerous breast conditions (Enfermedades mamarias no cancerosas). Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society). http://www.cancer.org/healthy/findcancerearly/womenshealth/non-cancerousbreastconditions/non-cancerous-breast-conditions-duct-ectasia. Último acceso: 5 de febrero de 2015.
  4. Dabbs DJ. Reactive and inflammatory conditions of the breast (Trastornos inflamatorios y reactivos de la mama). En: Breast Pathology (Patologías de las mamas). Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 5 de febrero de 2015.
  5. Diagnosis of breast disease (Diagnóstico de enfermedades de las mamas).  Bloomington, Minn.: Institute for Clinical Systems Improvement (Instituto para la Mejora de los Sistemas Clínicos [ICSI]); 2012. https://www.icsi.org/_asset/v9l91q/DxBrDis.pdf. Último acceso: 5 de febrero de 2015.
  6. Huttunen R, et al. Smoking and the outcome of infection (Tabaquismo y las consecuencias de las infecciones). Journal of Internal Medicine (Revista de Medicina Interna). 2011;3:258. http://onlinelibrary.wiley.com/store/10.1111/j.1365-2796.2010.02332.x/asset/j.1365-2796.2010.02332.x.pdf;jsessionid=7E1BAE92F9DEA056669010BBC8721234.f03t01?v=1&t=i6ify7dg&s=582ed53a179e537e7c6ffffad0230dc4cbc1d013. Último acceso: 5 de febrero de 2015.
  7. Pruthi S (opinión de experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 7 de febrero de 2015.

Ectasia de los conductos mamarios