Descripción general

La queratitis es la inflamación de la córnea, el tejido transparente, con forma de cúpula, ubicado en la parte delantera del ojo, que recubre la pupila y el iris. La causa de la queratitis, a veces, es una infección ocasionada por bacterias, virus, hongos o parásitos. Las causas de la queratitis no infecciosa pueden ser una lesión menor, usar lentes de contacto por demasiado tiempo u otras enfermedades no infecciosas.

Si tienes enrojecimiento en los ojos u otros síntomas de queratitis, pide una consulta para ver al médico. Con la atención oportuna, los casos de leves a moderados de queratitis pueden tratarse de manera eficaz sin pérdida de la visión. Si una infección no se trata o es extensa, la queratitis puede ocasionar complicaciones graves que pueden dañar la vista en forma permanente.

Síntomas

Los signos y síntomas de la queratitis comprenden:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Dolor de ojos
  • Exceso de lágrimas u otra secreción de los ojos
  • Dificultad para abrir el párpado debido al dolor o a la irritación
  • Visión borrosa
  • Disminución de la visión
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Sensación de que tienes algo en el ojo

Cuándo consultar con el médico

Si notas algún signo o síntoma de queratitis, pide una consulta para ver al médico de inmediato. La demora en el diagnóstico y el tratamiento de la queratitis puede dar lugar a complicaciones graves, entre ellas, la pérdida de la visión.

Causas

Las causas de la queratitis son las siguientes:

  • Lesiones. Si un objeto penetra o raya la superficie de una de las córneas, puede producirse una queratitis sin infección. Además, una lesión podría permitir que las bacterias o los hongos accedan a la córnea a través de la superficie lastimada y causar una queratitis infecciosa.
  • Lentes de contacto contaminadas. Las bacterias, los hongos o los parásitos —en especial, los parásitos microscópicos «Acanthamoeba»— pueden vivir en la superficie de una lente de contacto o en el estuche donde se guarda. La córnea puede contaminarse cuando la lente se encuentra en el ojo, lo que ocasiona una queratitis infecciosa.
  • Virus. Los virus, como el virus del herpes (herpes simple y herpes zóster) y el que causa la clamidia, pueden provocar queratitis.
  • Agua contaminada. Los químicos presentes en el agua, como aquellos que se utilizan en las piscinas, pueden irritar la córnea y debilitar el delicado tejido de su superficie (epitelio de la córnea), lo que ocasiona una queratitis química. Por lo general, esta afección se padece por poco tiempo y puede durar solo entre unos minutos y unas horas.

    Las bacterias, los hongos y los parásitos presentes en el agua —en especial, en océanos, ríos, lagos y jacuzzis— pueden ingresar a los ojos cuando estás nadando o bañándote, y ocasionar la queratitis. Si te expones a estos microorganismos, no es probable que la córnea se infecte en caso de que esté saludable. Pero si previamente experimentaste alguna rotura del epitelio de la córnea, por ejemplo, debido al uso prolongado de lentes de contacto, la córnea puede quedar vulnerable a las infecciones.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer queratitis comprenden:

  • Lentes de contacto. Usar lentes de contacto aumenta el riesgo de padecer queratitis infecciosa y no infecciosa. Por lo general, el riesgo proviene de no desinfectar las lentes de manera adecuada, usarlas al nadar, llevarlas puestas durante más tiempo del recomendado o usar agua o soluciones caseras para almacenar y limpiar las lentes.

    La queratitis es más frecuente en quienes usan lentes de contacto para uso prolongado, o las usan de manera continua, que en las personas que usan lentes de contacto durante el día y luego se las quitan por la noche.

  • Inmunidad reducida. Si tu sistema inmunitario se debilita debido a una enfermedad o a algún medicamento, enfrentas un riesgo mayor de padecer queratitis.
  • Clima cálido. Si vives en un clima cálido y húmedo, estás expuesto a un mayor riesgo de padecer queratitis, en especial, si algún material vegetal entra en contacto con los ojos. El material vegetal puede rayar el epitelio de la córnea, y los químicos de las plantas pueden causar una inflamación que luego puede provocar una infección.
  • Corticoesteroides. El uso de gotas para los ojos con corticoesteroides para tratar un trastorno ocular puede aumentar el riesgo de contraer queratitis infecciosa o empeorar una queratitis existente.
  • Lesión ocular. Si se dañó una de las córneas por una lesión que tuviste, es probable que seas más proclive a contraer queratitis.

Complicaciones

Las complicaciones posibles de la queratitis son las siguientes:

  • Inflamación crónica de la córnea
  • Infecciones virales crónicas o recurrentes de la córnea
  • Llagas abiertas en la córnea (úlceras de córnea)
  • Hinchazón y cicatrización de la córnea
  • Disminución temporal o permanente de la visión
  • Pérdida de la visión

Prevención

Cuidados de las lentes de contacto

Si usas lentes de contacto, el uso correcto, la limpieza y la desinfección pueden ayudar a prevenir la queratitis. Sigue estos consejos:

  • Elige lentes de contacto de uso diario, y quítatelas antes de irte a dormir.
  • Lávate, enjuágate y sécate las manos minuciosamente antes de manipular las lentes de contacto.
  • Sigue las instrucciones del profesional de atención ocular para cuidar las lentes.
  • Usa únicamente productos estériles hechos específicamente para cuidar las lentes de contacto. Y usa productos para el cuidado de las lentes que estén fabricados para el tipo de lentes que utilizas.
  • Durante la limpieza, frota suavemente las lentes de contacto mejorar el desempeño de las soluciones de limpieza para lentes de contacto. Evita la manipulación intensa, que puede hacer que las lentes se rayen.
  • Reemplaza las lentes de contacto según las recomendaciones.
  • Reemplaza el estuche de las lentes de contacto cada tres a seis meses.
  • Desecha la solución del estuche de las lentes de contacto cada vez que las desinfectes. No «rellenes» el estuche con más solución si quedaba solución del uso anterior.
  • No uses lentes de contacto cuando vayas a nadar.

Prevención de los brotes víricos

Algunas formas de queratitis vírica, como la queratitis causada por el virus del herpes, no pueden eliminarse por completo. Sin embargo, las siguientes medidas pueden controlar la reaparición de la queratitis vírica:

  • Si tienes un herpes labial o una ampolla por herpes, evita tocarte los ojos, los párpados y la piel que rodea los ojos, a menos que te hayas lavado cuidadosamente las manos.
  • No uses gotas oftálmicas con corticoesteroides a menos que te las haya recetado un especialista que tenga conocimiento en queratitis vírica y en la necesidad de una supervisión cuidadosa. Las gotas con corticoesteroides pueden aumentar el riesgo de desarrollar queratitis vírica y, si se produce una infección vírica, estas gotas pueden agravarla.
  • Si usas lentes de contacto y tienes varias recurrencias de queratitis vírica, suspender el uso de las lentes de contacto puede disminuir el riesgo de recurrencia. Analiza esta opción con el oftalmólogo.
Sept. 10, 2015
References
  1. What is baceterial keratitis? (¿Qué es la queratitis bacteriana?) American Academy of Ophthalmology (Academia Estadounidense de Oftalmología). http://www.geteyesmart.org/eyesmart/diseases/bacterial-keratitis.cfm. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  2. Conceptos básicos de la queratitis bacteriana. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/contactlenses/bacterial-keratitis.html. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  3. Jacobs DS. Evaluation of the red eye (Evaluación de la conjuntivitis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  4. Bacterial keratitis preferred practice pattern — 2013 (Patrón de prácticas preferidas para la queratitis bacteriana, 2013). American Academy of Ophthalmology (Academia Estadounidense de Oftalmología). http://www.aao.org/preferred-practice-pattern/bacterial-keratitis-ppp--2013. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  5. DeLoss KS, et al. Complications of contact lenses (Complicaciones de las lentes de contacto). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  6. Yanoff M, et al. Noninfectious keratitis (Queratitis no infecciosa). En: Ophthalmology (Oftalmología). 4.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  7. Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases (Principios y práctica de enfermedades infecciosas de Douglas y Bennett). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  8. Protect your eyes (Protege los ojos). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/contactlenses/protect-your-eyes.html. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  9. Basics of HSV (Herpes Simplex Virus) Keratitis (Conceptos básicos de la queratitis por virus del herpes simple). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/contactlenses/viral-keratitis.html. Último acceso: 28 de junio de 2015.
  10. What is herpes keratitis? (¿Qué es la queratitis por herpes?) American Academy of Ophthalmology (Academia Estadounidense de Oftalmología). http://www.geteyesmart.org/eyesmart/diseases/herpes-keratitis.cfm. Último acceso: 1 de agosto de 2012.
  11. Robertson DM (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 10 de julio de 2015.