Descripción general

El síndrome de dolor regional complejo es una forma poco frecuente de dolor crónico que afecta por lo general a un brazo o una pierna. El síndrome de dolor regional complejo por lo general se presenta luego de una lesión, una cirugía, un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón, pero el dolor es desmesurado para la gravedad de la lesión inicial.

Esto causa un síndrome de dolor regional complejo que aún no se comprende cabalmente. El tratamiento para el síndrome de dolor regional complejo es más eficaz cuando se inicia en sus primeras etapas. En esos casos, la mejoría e incluso la remisión son posibles.

Síntomas

Los signos y síntomas del síndrome de dolor regional complejo comprenden:

  • Dolor ardiente o pulsátil continuo, por lo general, en el brazo, la pierna, la mano o el pie
  • Sensibilidad al tacto o al frío
  • Inflamación de la zona dolorida
  • Cambios en la temperatura de la piel, en ciertos momentos, la piel puede estar sudorosa y, en otros, fría
  • Cambios en el color de la piel, que puede abarcar de blanca y moteada a roja o azul
  • Cambios en la textura de la piel, que puede volverse sensible, delgada o brillosa en la zona afectada
  • Cambios en el crecimiento del cabello y las uñas
  • Rigidez, inflamación y daño articulares
  • Espasmos, debilidad y disminución musculares (atrofia)
  • Limitación para mover la parte del cuerpo afectada

Los síntomas pueden cambiar con el paso del tiempo y variar según la persona. Con mayor frecuencia, primero aparecen dolor, inflamación, enrojecimiento, cambios notables de la temperatura e hipersensibilidad (especialmente al frío y al tacto).

Con el transcurso del tiempo, el miembro afectado puede ponerse frío y pálido y experimentar cambios en la piel y las uñas, como así también espasmos y endurecimiento musculares. Una vez que suceden estos cambios, la afección a menudo es irreversible.

En ocasiones, el síndrome de dolor regional complejo puede extenderse desde el origen a cualquier otra parte de tu cuerpo, por ejemplo, al miembro opuesto. El dolor puede empeorar debido a estrés emocional.

En algunas personas, los signos y síntomas del síndrome de dolor regional complejo desaparecen por sí solos. En otras, los signos y síntomas persisten durante meses a años. El tratamiento puede ser más efectivo si se inicia al principio de la enfermedad.

Cuándo consultar al médico

Si experimentas un dolor intenso y constante en un miembro que hace que tocarlo o moverlo parezca intolerable, consulta con tu médico para que determine la causa. Es importante tratar el síndrome de dolor regional complejo en forma precoz.

Causas

Existen dos tipos de síndrome de dolor regional complejo, con signos y síntomas parecidos, pero con diferentes causas:

  • Tipo 1. También conocido como «síndrome de distrofia simpática refleja», este tipo se manifiesta después de una enfermedad o lesión que no dañó directamente los nervios del miembro afectado. Cerca del 90 por ciento de las personas con síndrome de dolor regional complejo padece el tipo 1.
  • Tipo 2. Este tipo (que solía denominarse «causalgia») es producto de una lesión nerviosa distinta.

Muchos casos de síndrome de dolor regional complejo suceden después de un traumatismo violento en un brazo o una pierna, como una lesión por aplastamiento, una fractura o una amputación. Otros traumatismos importantes y menores, como una cirugía, ataques cardíacos, infecciones e incluso un esguince de tobillo, también pueden dar lugar al síndrome de dolor regional complejo. El estrés emocional también podría ser un factor precipitante.

No se entiende bien por qué estas lesiones pueden desencadenar el síndrome de dolor regional complejo, pero podría deberse a una interacción disfuncional entre el sistema nervioso central y el periférico, y a respuestas inflamatorias deficientes.

Complicaciones

Si el síndrome de dolor regional complejo no se diagnostica y ni se trata a tiempo, la enfermedad puede causar signos y síntomas más incapacitantes. Estos pueden ser:

  • Desgaste del tejido (atrofia). Si evitas mover un brazo o una pierna a causa del dolor, o si te cuesta mover una extremidad debido a la rigidez, la piel, los huesos y los músculos pueden comenzar a deteriorarse y debilitarse.
  • Endurecimiento muscular (contractura). También puedes experimentar endurecimiento muscular. Esto puede conducir a un trastorno en el que las manos y los dedos de las manos, o los pies y los dedos de los pies, se contraen en una posición fija.

Prevención

Las medidas siguientes pueden ayudarte a reducir el riesgo de padecer el síndrome de dolor regional complejo:

  • Tomar vitamina C después de una fractura de muñeca. Los estudios han demostrado que las personas que tomaron una dosis mínima diaria de 500 miligramos (mg) de vitamina C después de una fractura de muñeca tuvieron un menor riesgo de síndrome de dolor regional complejo en comparación con las que no tomaron vitamina C.
  • Movilización temprana después de un accidente cerebrovascular. Algunas investigaciones sugieren que las personas que se levantan de la cama y caminan poco después de un accidente cerebrovascular (movilización temprana) disminuyen el riesgo de síndrome de dolor regional complejo.

Síndrome de dolor regional complejo care at Mayo Clinic

April 12, 2014
References
  1. McMahon SB, et al. Wall and Melzack’s Textbook of Pain (Manual del dolor de Wall y Melzack). 6.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier. 2013. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 21 de diciembre de 2013.
  2. Ferri FF. Ferri’s Clinical Advisor 2014: 5 books in 1 (Consejos clínicos de Ferri 2014: 5 libros en 1). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 21 de diciembre de 2013.
  3. Borchers AT, et al. Complex regional pain syndrome: A comprehensive and critical review (Síndrome de dolor regional complejo: una revisión crítica e integral). Autoimmunity Reviews (Revisiones sobre autoinmunidad). En prensa. Último acceso: 21 de diciembre de 2013.
  4. Abdi S. Etiology, clinical manifestations, and diagnosis of complex regional pain syndrome in adults (Etiología, manifestaciones clínicas y diagnóstico del síndrome de dolor regional complejo en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 21 de diciembre de 2013.
  5. Complex regional pain syndrome fact sheet (Hoja informativa sobre el síndrome de dolor regional complejo). National Institute of Neurological Disorders and Stroke. http://www.ninds.nih.gov/disorders/reflex_sympathetic_dystrophy/detail_reflex_sympathetic_dystrophy.htm. Último acceso: 21 de diciembre de 2013.
  6. Abdi S. Prevention and management of complex regional pain syndrome in adults (Prevención y tratamiento del síndrome de dolor regional complejo en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 21 de diciembre de 2013.