Folato (ácido fólico)

Descripción general

El folato (vitamina B-9) es importante para la formación de los glóbulos rojos, así como para el normal crecimiento y funcionamiento de las células. Este nutriente es fundamental durante las primeras etapas del embarazo para reducir el riesgo de que el bebé tenga defectos congénitos en el cerebro y la columna vertebral.

El folato se halla principalmente en los vegetales de hoja verde oscuro, los frijoles, los guisantes (arvejas, chícharos) y los frutos secos. Las frutas ricas en folato son las naranjas, los limones, las bananas, los melones y las fresas. La forma sintética del folato es el ácido fólico. Es un componente fundamental de las vitaminas prenatales y se encuentra en muchos alimentos fortificados, como los cereales y las pastas.

Una dieta que carece de alimentos ricos en folato o ácido fólico puede provocar deficiencia de folato. La deficiencia de folato también puede producirse en personas con afecciones, como la enfermedad celíaca, que impiden que el intestino delgado absorba los nutrientes de los alimentos (síndromes de absorción insuficiente).

La cantidad diaria recomendada de folato para los adultos es de 400 microgramos (μg). Se debe recomendar a las mujeres adultas que están planificando un embarazo o que podrían estar embarazadas que tomen de 400 a 800 μg de ácido fólico por día.

Evidencia

Las investigaciones sobre el uso del folato y de los suplementos orales de ácido fólico para afecciones específicas demuestran lo siguiente:

  • Defectos congénitos. Las investigaciones han demostrado que los suplementos de ácido fólico pueden prevenir los defectos congénitos del tubo neural. Tomar una vitamina prenatal a diario, idealmente comenzar la toma tres meses antes de la concepción, puede ayudar a que la mujer obtenga la cantidad suficiente de este nutriente esencial.
  • Insuficiencia de ácido fólico. La insuficiencia nutricional de folato se trata con suplementos orales de ácido fólico. Este tipo de insuficiencia ya no es un problema en muchos países que fortifican los alimentos, como los cereales y las pastas, con ácido fólico.
  • Enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, y accidente cerebrovascular. El ácido fólico, en combinación con las vitaminas B-6 y B-12, controla los niveles altos de homocisteína en la sangre. Los niveles elevados de homocisteína podrían aumentar el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos (enfermedad cardiovascular).
  • Cáncer. Algunas investigaciones sugieren que el folato puede reducir el riesgo de varios tipos de cáncer.
  • Depresión. Hay evidencia que indica que el ácido fólico puede ser útil para tratar la depresión.
  • Demencia. No existen pruebas suficientes que respalden el uso de suplementos de ácido fólico para prevenir la demencia.

Nuestra recomendación

Green light: Generally safe

Generalmente seguro

Para la mayoría de las personas, lo mejor es obtener folato de los alimentos. En general, puedes obtener la cantidad necesaria con una alimentación equilibrada. Sin embargo, se recomiendan suplementos de ácido fólico a las mujeres que planean quedar embarazadas, las que podrían quedar embarazadas y las que están embarazadas o amamantando.

Los suplementos de ácido fólico también pueden ayudar a las personas que tienen una mala alimentación o afecciones que interfieren en la capacidad del cuerpo para absorber folato.

Seguridad y efectos secundarios

Cuando se usa por vía oral según las dosis adecuadas, el ácido fólico es seguro.

El uso de ácido fólico por vía oral puede causar lo siguiente:

  • Sabor desagradable en la boca
  • Náuseas
  • Pérdida de apetito
  • Confusión
  • Irritabilidad
  • Alteraciones en el patrón de sueño

Las personas con alergia podrían tener una reacción a los suplementos de ácido fólico. Las señales de alerta de una reacción alérgica comprenden las siguientes:

  • Erupción cutánea
  • Picazón
  • Enrojecimiento
  • Dificultad para respirar

El ácido fólico excedente se elimina en la orina.

El consumo elevado de folato podría ocultar una insuficiencia de vitamina B-12 hasta que los efectos neurológicos se vuelven irreversibles. En general, esto puede solucionarse tomando un suplemento que contiene 100 por ciento del valor diario tanto de ácido fólico como de vitamina B-12.

Interacciones

Algunas de las posibles interacciones son las siguientes:

  • Anticonvulsivos. Tomar ácido fólico con fosfenitoína (Cerebyx), fenitoína (Dilantin, Phenytek) o primidona (Mysoline) puede disminuir la concentración del medicamento en la sangre.
  • Barbitúricos. Tomar ácido fólico con un medicamento que actúa como depresor del sistema nervioso central (barbitúrico) podría disminuir la eficacia de dicho medicamento.
  • Metotrexato (Trexall). Tomar ácido fólico con este medicamento que se utiliza para tratar el cáncer puede afectar su eficacia.
  • Pirimetamina (Daraprim). Tomar ácido fólico con este fármaco antipalúdico podría reducir la eficacia del medicamento.
June 03, 2018