Dejé de fumar hace seis semanas, pero ahora toso muchísimo, cosa que no pasaba cuando fumaba. ¿Qué sucede?

Answers from J. Taylor Hays, M.D.

Si bien no es frecuente, pareciera que algunas personas tosen más de lo habitual al poco tiempo después de que dejan de fumar. La tos suele ser temporal y, de hecho, podría ser un signo de que tu cuerpo está comenzando a sanar.

El humo del tabaco enlentece el movimiento normal de los cabellos microscópicos que recubren los pulmones. Cuando dejas de fumar, los cilios se vuelven activos nuevamente. A medida que los cilios se recuperan y se elimina la mucosidad de tus pulmones, es posible que tosas más de lo habitual, tal vez durante varias semanas. Además de la reducción de la tos, la mayoría de los otros síntomas respiratorios, tales como la producción de flema (mucosidad) y la dificultad para respirar, siguen mejorando durante hasta un año después de dejar de fumar cigarrillos.

Mientras tanto, puedes acelerar el proceso si te mantienes bien hidratado. Bebe abundante líquido, como agua o jugo. También podrías aumentar la humedad del aire con un humidificador o vaporizador.

Consulta con tu médico si la tos dura más de un mes o si toses con sangre.

With

J. Taylor Hays, M.D.

Jan. 16, 2016 See more Expert Answers