Atención médica prenatal: visitas en el primer trimestre

El embarazo y la atención médica prenatal van de la mano. Durante el primer trimestre, la atención médica prenatal comprende análisis de sangre, una exploración física, conversaciones sobre el estilo de vida y mucho más.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La atención médica prenatal es una parte importante de un embarazo saludable. Sin importar si eliges un médico de familia, un obstetra, una partera o atención prenatal grupal, esto es lo que debes esperar de las primeras citas médicas prenatales.

Atención médica prenatal: La primera cita médica

No bien pienses que estás embarazada, programa tu primera cita médica prenatal. Resérvate bastante tiempo para la cita. ¡Tu proveedor de atención médica y tú tienen mucho para hablar! Tal vez, quieras que tu pareja también participe en la cita médica.

Historia clínica

Tu proveedor de atención médica te hará muchas preguntas, incluidos los detalles acerca de lo siguiente:

  • Tu ciclo menstrual y tus antecedentes ginecológicos
  • Embarazos previos
  • Tu historia clínica y la de tu familia
  • Los medicamentos que tomas, incluidos los suplementos y los medicamentos recetados y de venta libre
  • Tu estilo de vida, lo que comprende tu consumo de tabaco, alcohol y cafeína

Asegúrate de mencionar incluso los temas sensibles, como el maltrato intrafamiliar, los abortos o el consumo de drogas en el pasado. Recuerda que la información que compartas ayudará al proveedor de atención médica a brindarles la mejor atención posible a ti y tú bebe. Si hay algo de tu historia clínica que no quieras compartir con tu pareja u otro ser querido, háblalo con el proveedor de atención médica en privado.

Fecha prevista de parto

En realidad, muy pocas mujeres dan a luz en la fecha prevista de parto. De todos modos, es importante establecer la fecha prevista de parto, o una fecha estimativa. Una fecha prevista de parto precisa le permite al proveedor de atención médica controlar el crecimiento del bebé y la evolución del embarazo, así como programar ciertas pruebas o procedimientos en los momentos más adecuados.

Para estimar la fecha prevista de parto, el proveedor de atención médica utilizará la fecha de inicio de tu último período menstrual, sumará siete días y contará tres meses para atrás. La fecha prevista de parto será aproximadamente 40 semanas después del primer día de tu último período menstrual. Tu proveedor de atención médica utilizará una ecografía fetal para confirmar la fecha.

Exploración física

Tu proveedor de atención médica te pesará y medirá, y utilizará esta información para calcular tu índice de masa corporal. Usará tu índice de masa corporal para determinar el aumento de peso recomendado que necesitas para tener un embarazo seguro.

El proveedor de atención médica te medirá la presión arterial, la frecuencia cardíaca y respiratoria, y te hará una exploración física completa. También verificará que no tengas enfermedades sin diagnosticar.

Además, el proveedor de atención médica te examinará la vagina y la abertura del útero (cuello uterino). Los cambios en el cuello uterino y el tamaño del útero pueden ayudar a confirmar la etapa del embarazo. Es probable que también debas hacerte un Papanicolaou para detectar cáncer cervicouterino en función del tiempo que haya pasado desde el último análisis de detección.

Análisis de laboratorio

En tu primera cita médica prenatal, es probable que te hagan análisis de sangre para lo siguiente:

  • Verificar tu grupo sanguíneo. Esto comprende la determinación de tu factor Rh. El factor Rhesus (Rh) es una característica hereditaria que hace referencia a una proteína específica que se encuentra en la superficie de los glóbulos rojos. Tu embarazo necesita un cuidado especial si tienes el factor Rh negativo y el padre de tu bebé es Rh positivo.
  • Medir el nivel de hemoglobina. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que se encuentra en los glóbulos rojos y que les permite transportar oxígeno desde los pulmones hacia otras partes del cuerpo y dióxido de carbono desde otras partes del cuerpo hacia los pulmones para exhalarlo. Un nivel de hemoglobina bajo es un signo de anemia, que es una deficiencia de glóbulos rojos sanos.
  • Verificar tu inmunidad a ciertas infecciones. En general, estas comprenden la rubéola y la varicela, a menos que haya constancias de vacunación o de inmunidad natural documentadas en tu historia clínica.
  • Detectar la exposición a otras infecciones. Es probable que el proveedor de atención médica sugiera que te hagas análisis de sangre para detectar otras infecciones, como la hepatitis B, la sífilis, la gonorrea o la clamidia, y el VIH, el virus que provoca el SIDA. También se analizará una muestra de orina en busca de signos de infección.

Exámenes de detección de anomalías fetales

Las pruebas prenatales pueden proporcionar información valiosa sobre la salud de tu bebé. Es probable que el proveedor de atención médica te ofrezca hacerte ecografías, análisis de sangre y otros exámenes para detectar anomalías fetales.

Cuestiones del estilo de vida

El proveedor de atención médica hablará contigo acerca de la importancia de una nutrición adecuada y de las vitaminas prenatales. Tu primera cita médica prenatal es un buen momento para hablar acerca del ejercicio, el sexo y otras cuestiones del estilo de vida durante el embarazo. También puedes hablar sobre tu entorno de trabajo y el uso de medicamentos durante el embarazo.

Si fumas, pídele al proveedor de atención médica sugerencias que te ayuden a dejar de hacerlo.

Molestias habituales del embarazo

Es probable que observes muchos cambios en el cuerpo en las primeras etapas del embarazo. Puedes tener las mamas sensibles o hinchadas. Las náuseas, con vómitos o sin ellos, lo que se denomina «malestar matutino», también son frecuentes. Habla con el proveedor de atención médica si el malestar matutino es grave.

Atención médica prenatal: Otras citas médicas del primer trimestre

Es probable que las consultas prenatales posteriores, que se suelen programar cada cuatro semanas durante el primer trimestre, sean más breves que la primera. El proveedor de atención médica controlará tu peso y presión arterial, y conversará contigo sobre las inquietudes que tengas.

Hacia el final del primer trimestre (aproximadamente entre las nueve y las doce semanas de embarazo), es posible que puedas escuchar el latido del corazón del bebé con un pequeño dispositivo que refleja las ondas sonoras del corazón del bebé (Doppler).

Recuerda que tu proveedor de atención médica está para apoyarte a lo largo de todo el embarazo. Las citas médicas prenatales son el momento ideal para despejar todas tus dudas e inquietudes, incluso las que te causen incomodidad o vergüenza.

Además, averigua cómo puedes comunicarte con el proveedor de atención médica entre cada cita médica. Saber que tendrás ayuda si la necesitas puede darte tranquilidad mental.

June 13, 2018 See more In-depth