¿Existen cambios alimentarios que puedo realizar para controlar una vejiga hiperactiva?

Respuesta de Jennifer K. Nelson, R.D., L.D.

La alimentación puede desempeñar un papel de apoyo al ayudar con los síntomas de la vejiga hiperactiva, como la necesidad de orinar con urgencia y con más frecuencia. En ocasiones, la vejiga hiperactiva está acompañada de la pérdida de orina (incontinencia urinaria).

Primero, habla con tu médico sobre tus síntomas. Probablemente se te haga un examen completo y se te proporcionen recomendaciones específicas, que pueden incluir ejercicios para entrenar la vejiga. En algunos casos, se pueden recetar medicamentos.

Además, los siguientes cambios alimentarios pueden ayudarte a controlar la urgencia para orinar y la frecuencia:

  • Controla tu ingesta de líquidos. Comienza por llevar un diario de líquidos. Anota cuánto líquido bebes y cuándo lo haces durante el día. La mayoría de los expertos recomienda reducir la ingesta de líquidos total un 25 %. En particular, se recomienda reducir los líquidos antes de irse a acostar. Sin embargo, no bebas menos de 1 litro por día (aproximadamente 34 onzas o un poco más de cuatro tazas de 8 onzas).
  • Reduce las bebidas carbonatadas (agua común, dietética, sin cafeína, gasificada). Existe documentación que afirma que las bebidas carbonatadas están relacionadas con la vejiga hiperactiva.
  • Reduce el consumo de cafeína. Existe evidencia contradictoria sobre el efecto de la cafeína en la urgencia urinaria. Los expertos han determinado que algunas personas que reducen o evitan la cafeína presentan una mejoría de sus síntomas.
  • Limita el consumo de alcohol. Hay discrepancias en cuanto a la evidencia de una relación entre el alcohol y la urgencia urinaria. Los expertos pueden recomendar reducir o evitar el alcohol para determinar si los síntomas mejoran.
  • Evita los edulcorantes artificiales (en bebidas y en alimentos). Los edulcorantes artificiales (acesulfamo-k, aspartamo, sacarina sódica) parecen aumentar la frecuencia y la urgencia urinaria.
  • Mantén una alimentación rica en vitaminas. La vitamina C procedente de las frutas y las verduras está relacionada con una menor urgencia urinaria. Sin embargo, la vitamina C suplementaria, especialmente en niveles altos, se relaciona con el agravamiento de los síntomas. Según estudios, la deficiencia de vitamina D está relacionada con una mayor micción. Entonces, consumir suficiente vitamina D puede ser una protección. Entre las fuentes adecuadas de vitamina D se incluyen el pescado (pez espada, salmón, atún y sardinas), la leche y el yogurt fortificados y el huevo.
July 29, 2021 See more Expert Answers

Ver también

  1. La dieta MIND puede reducir el riesgo de padecer enfermedad de Alzheimer
  2. 3 cambios en la dieta que las mujeres mayores de 50 años deben hacer ahora mismo
  3. Tres cambios clave en la nueva etiqueta de información nutricional
  4. Bayas de acaí
  5. Azúcar agregada
  6. Consumo de alcohol
  7. Agua alcalina
  8. ¿Las bebidas energizantes son realmente eficaces?
  9. Edulcorantes artificiales y otros sustitutos del azúcar
  10. El trastorno del espectro autista y los síntomas digestivos
  11. ¿Tienes malos hábitos en el trabajo? Vuelve a encaminarte en 5 pasos
  12. ¿Cuál es el mejor aceite para cocinar?
  13. Pautas alimentarias
  14. Nutrición para la lactancia: consejos para las mamás
  15. Cafeína: ¿qué cantidad es excesiva?
  16. ¿La cafeína es deshidratante?
  17. Calorie calculator
  18. El papel de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer
  19. ¿Los alimentos con cereales integrales reducen la presión arterial?
  20. Carbohidratos
  21. Tabla de alimentos con alto contenido de fibra
  22. Colesterol: Los principales alimentos que mejorarán tus niveles
  23. Agua de coco: ¿es súper hidratante?
  24. El café y la salud
  25. Refresco dietético: ¿cuánto es demasiado?
  26. Grasas alimenticias
  27. Fibra alimentaria
  28. Nopal
  29. ¿La soja afecta realmente el riesgo de cáncer de mama?
  30. No te dejes engañar por estos 3 mitos sobre la salud del corazón.
  31. No pierdas la cabeza por el agua de coco
  32. Come más de estos nutrientes clave
  33. Huevos: ¿aumentan el colesterol?
  34. Fibra: ¿soluble o insoluble?
  35. El pescado y los bifenilos policlorados
  36. Agrega más fibra a tu alimentación
  37. Conoce la nueva etiqueta de información nutricional
  38. Beneficios del jugo de uva para la salud
  39. Pautas para una buena dieta de ileostomía
  40. Consejo de alimentación saludable: no olvides la fibra
  41. Fuentes ocultas de sodio
  42. Jarabe de maíz con alto contenido de fructosa
  43. Dietas con alto contenido de proteínas
  44. Cómo controlar las grasas saturadas
  45. Recipientes de comida comprada
  46. ¿Hay algo más para la hidratación aparte del agua?
  47. Los jugos no sustituyen a los alimentos integrales
  48. Jugos
  49. Limita las grasas malas de a poco
  50. Haz que leer las etiquetas de los alimentos sea obligatorio
  51. Glutamato monosódico
  52. Ácidos grasos monoinsaturados
  53. ¿Necesitas un refrigerio? ¡Opta por los frutos secos!
  54. ¿Necesitas más fibra? Sigue estos 3 pasos
  55. Reglas de nutrición que potenciarán tu entrenamiento
  56. Los frutos secos y el corazón: comer frutos secos para la salud del corazón
  57. Omega-3 del pescado
  58. Ácidos grasos omega 6
  59. Fenilalanina
  60. Apuesta a lo seguro cuando le lleves comida a un ser querido que está internado
  61. Proteínas: fuentes saludables para el corazón
  62. Alimentos saludables
  63. Control de las porciones
  64. Planificación de comidas saludables
  65. Dieta con alto contenido de fibra
  66. Sodio
  67. Aléjate del salero
  68. Stevia
  69. Taurina en las bebidas energizantes
  70. ¿Es hora de reducir el consumo de cafeína?
  71. Grasas trans
  72. Peso insuficiente: suma libras de manera saludable
  73. ¿Quieres una cena más saludable? La ciencia dice que cambies el espacio donde comes
  74. Requisito diario de consumo de agua
  75. Alimentos funcionales
  76. ¿Qué es la alimentación limpia?
  77. ¿Qué se considera un consumo moderado de alcohol?
  78. ¿Cuál es la diferencia entre exprimir y licuar?
  79. ¿Por qué importa la alimentación después de una cirugía bariátrica?
  80. ¿Estás entrenando? Recuerda beber líquidos
  81. Yerba mate