Ejercicios de Kegel para hombres: comprende los beneficios

Los ejercicios de Kegel para hombres pueden ayudar a mejorar el control de la vejiga y, posiblemente, a mejorar el desempeño sexual. A continuación, presentamos una guía para realizar los ejercicios de Kegel correctamente.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Piensas que los ejercicios de Kegel son solo para mujeres? Piénsalo de nuevo.

Los ejercicios de Kegel para hombres pueden fortalecer los músculos del suelo pélvico, que sostienen la vejiga y el intestino, y afectan la función sexual. Con la práctica, los ejercicios de Kegel para hombres se pueden hacer en cualquier momento.

Antes de comenzar a hacer los ejercicios de Kegel, debes identificar dónde están los músculos correctos y conocer la técnica adecuada.

Beneficios de los ejercicios de Kegel en hombres

Muchos factores pueden debilitar los músculos del suelo pélvico, incluyendo la extirpación quirúrgica de la próstata (prostatectomía radical) y afecciones como la diabetes y una vejiga hiperactiva.

Podrías beneficiarte de los ejercicios de Kegel si:

  • Tienes incontinencia urinaria o fecal
  • Pierdes unas gotas después de orinar, por lo general después de haber salido del baño

Cómo hacer ejercicios de Kegel para hombres

Para empezar:

  • Encuentra los músculos correctos. Para identificar los músculos del suelo pélvico, detén la micción a mitad de camino o contrae los músculos que impiden la liberación de gases. Estos movimientos utilizan los músculos del suelo pélvico. Una vez que hayas identificado los músculos del suelo pélvico, puedes hacer los ejercicios en cualquier posición, aunque al principio te resultará más fácil hacerlos tumbado.
  • Perfecciona tu técnica. Aprieta los músculos del suelo pélvico, mantén la contracción durante tres segundos y luego relájate durante tres segundos. Inténtalo varias veces seguidas. Cuando tus músculos se fortalezcan, trata de hacer los ejercicios de Kegel mientras estás sentado, de pie o caminando.
  • Mantén la concentración. Para obtener los mejores resultados, concéntrate en tensar solo los músculos del suelo pélvico. Presta atención de no flexionar los músculos del abdomen, los muslos o los glúteos. Evita contener la respiración. Respira de manera normal durante los ejercicios.
  • Repite 3 veces al día. Ten como meta hacer al menos tres series de 10 repeticiones por día.

Cuándo debes realizar los ejercicios de Kegel

Haz que los ejercicios de Kegel sean parte de tu rutina diaria. Por ejemplo:

  • Haz una serie de ejercicios de Kegel cada vez que haces una tarea rutinaria, como lavarte los dientes.
  • Haz otra serie después de orinar, para eliminar las últimas gotas de orina.
  • Contrae los músculos del suelo pélvico justo antes de hacer una actividad que ponga presión en el abdomen, como estornudar, toser, reírte o levantar objetos pesados, y durante estas actividades.

Cuando tienes problemas

Si tienes problemas para hacer los ejercicios de Kegel, no te avergüences de pedir ayuda. El médico u otro proveedor de atención médica pueden hacerte comentarios importantes para que puedas aprender a aislar y a ejercitar los músculos correctos.

En algunos casos, la capacitación en biorretroalimentación puede ser útil. En una sesión de biorretroalimentación, el médico u otro proveedor de atención médica te inserta una pequeña sonda en el recto. A medida que relajes y contraigas los músculos del suelo pélvico, un monitor medirá y mostrará la actividad del suelo pélvico. Las investigaciones indican que la capacitación en biorretroalimentación es más eficaz para tratar la incontinencia fecal.

Cuándo se podrán ver los resultados

Si haces los ejercicios de Kegel regularmente, verás resultados (como que se te escapará la orina con menos frecuencia) dentro de unas pocas semanas a unos pocos meses. Para obtener beneficios continuos, haz que los ejercicios de Kegel sean una parte permanente de tu rutina diaria.

Jan. 24, 2019 See more In-depth