Fórmula infantil: La respuesta a tus preguntas

Esto es lo que necesitas saber para elegir la mejor fórmula infantil para tu bebé.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si estás planeando alimentar a tu bebé con fórmula infantil, es posible que tengas preguntas. ¿Hay alguna marca de fórmula infantil que sea mejor que otra? ¿Las marcas genéricas son buenas? ¿La fórmula a base de soya es mejor que la de vaca? Esto es lo que necesitas saber sobre la fórmula infantil.

¿Cuáles son los principales tipos de fórmula para lactantes?

Las fórmulas para lactantes comerciales están reguladas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Hay tres tipos principales disponibles:

  • Fórmulas a base de proteínas de leche de vaca. La mayoría de las fórmulas para lactantes se elaboran con leche de vaca que ha sido alterada para parecerse a la leche materna. Esto le da a la fórmula el equilibrio adecuado de nutrientes y hace que la fórmula sea más fácil de digerir. A la mayoría de los bebés les va bien con la fórmula de leche de vaca. Sin embargo, algunos bebés, como los alérgicos a las proteínas de la leche de vaca, necesitan otros tipos de fórmula para lactantes.
  • Fórmulas a base de soja. Las fórmulas a base de soja pueden ser útiles si quieres excluir las proteínas animales de la dieta de tu hijo. Las fórmulas para lactantes a base de soja también pueden ser una opción para los bebés que son intolerantes o alérgicos a la fórmula de leche de vaca o a la lactosa, un carbohidrato que se encuentra naturalmente en la leche de vaca. Sin embargo, es posible que los bebés que son alérgicos a la leche de vaca también lo sean a la leche de soja.
  • Fórmulas de hidrolizado de proteínas. Estos tipos de fórmula contienen proteína que ha sido partida en pedazos más pequeños (hidrolizada), parcial o totalmente, que los que se encuentran en las fórmulas a base de leche de vaca y de soja. Las fórmulas de hidrolizado de proteínas están destinadas a los bebés que no toleran las fórmulas a base de leche de vaca o de soja. Las fórmulas ampliamente hidrolizadas son una opción para los bebés que tienen alergia a las proteínas.

Además, hay fórmulas especializadas disponibles para bebés prematuros y bebés que tienen afecciones médicas específicas.

¿Qué preparaciones de fórmula infantil están disponibles?

Las fórmulas infantiles vienen en tres formas. La mejor opción depende de tu presupuesto y la comodidad deseada:

  • Fórmula en polvo. La fórmula en polvo es la más económica. Cada cucharada de fórmula en polvo se debe mezclar con agua.
  • Fórmula líquida concentrada. Este tipo de fórmula también se debe mezclar con agua.
  • Fórmula infantil lista para tomar. La fórmula lista para tomar es el tipo más conveniente de fórmula infantil. No es necesario mezclarla con agua. También se trata de la opción más costosa.

Asegúrate de lavarte las manos antes de manipular la fórmula y de seguir con cuidado las instrucciones para mezclar y almacenar.

¿Cuál es la diferencia entre la fórmula infantil genérica y la de marca?

Todas las fórmulas para lactantes vendidas en los Estados Unidos tienen que cumplir con los estándares nutricionales establecidos por la FDA. Aunque las recetas de las fórmulas pueden variar según el fabricante, la FDA exige que todas las fórmulas contengan la cantidad mínima recomendada de nutrientes que necesitan los niños.

¿Es importante comprar fórmula infantil fortificada con hierro?

Sí. Tu bebé necesita hierro para crecer y desarrollarse, especialmente durante la infancia. Si no estás amamantando, usar fórmula infantil fortificada con hierro es la forma más fácil de proporcionar estos nutrientes esenciales.

¿Qué hay de la fórmula infantil enriquecida?

Algunas fórmulas para lactantes se enriquecen con ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido araquidónico (ARA). Estos son ácidos grasos omega-3 que se encuentran en la leche materna y ciertos alimentos, como el pescado y los huevos. Algunos estudios dicen que incluir DHA y ARA en fórmulas para lactantes puede ayudar al desarrollo de la visión y el cerebro, pero otros han mostrado que no tiene ningún beneficio.

Además, muchas fórmulas para lactantes tienen prebióticos y probióticos, sustancias que estimulan la presencia de bacterias saludables en los intestinos, con el fin de imitar los beneficios inmunitarios de la leche materna. Los primeros estudios son alentadores, pero los beneficios de estas sustancias a largo plazo no se conocen.

Si tienes dudas acerca de la fórmula para lactantes enriquecida, consulta al médico de tu hijo para que te oriente.

¿Qué tan importante es la fecha de caducidad de la fórmula infantil?

No compres ni uses fórmula infantil caduca. Si ya pasó la fecha de caducidad, no podrás estar segura de la calidad de la fórmula.

¿Por cuánto tiempo debe un niño tomar fórmula infantil?

La fórmula infantil se recomienda, por lo general, hasta 1 año de edad, seguida por leche entera hasta los 2 años — pero habla con el médico de tu hijo para obtener orientación específica. Generalmente, la leche baja en grasa o descremada no es apropiada antes de los 2 años porque no tiene las calorías o la grasa suficiente para fomentar el desarrollo temprano del cerebro.

Nov. 03, 2021 See more In-depth