Fertilidad

Quedar embarazada puede ser un momento emocionante. Para algunas, quedar embarazada parece ocurrir simplemente hablando de ello. Para otras, quedar embarazada requiere paciencia y quizás un poco de suerte.

Entender cuándo eres más fértil puede facilitar el embarazo. También es importante considerar lo que se debe y no se debe hacer en la concepción. Por ejemplo, mantener un peso saludable y tener relaciones sexuales regularmente, en especial cerca del momento de la ovulación. No fumes ni bebas alcohol. Por supuesto, el esperma sano también cuenta.

Con el sexo frecuente sin protección, la mayoría de las parejas sanas conciben en un año. Si tienes problemas para quedarte embarazada, no lo hagas sola. Un especialista en fertilidad u otro proveedor de atención médica podría ayudar. La infertilidad afecta por igual a hombres y mujeres, y existe tratamiento.

La salud de los padres

La salud de los padres es la clave para un embarazo saludable. Después de todo, los padres sanos tienen más probabilidades de tener bebés sanos. Comienza con los aspectos básicos de la salud de los padres, como estar al día con tus vacunas, llevar una alimentación saludable, tomar vitaminas prenatales y hacer ejercicio regularmente.

La salud de los padres adquiere un significado adicional si tienes una afección crónica que pueda afectar tu embarazo. Colabora con tu proveedor de atención médica para controlar tu afección tanto antes como durante el embarazo. Recuerda, cuidarte bien es la mejor manera de cuidar a tu bebé.

La salud de los padres también incluye consideraciones sobre la edad. Si tienes más de 35 años y esperas quedarte embarazada, comprende los problemas a los que se enfrentan las madres mayores y sabe lo que se necesita para tener un embarazo saludable.

Síntomas del embarazo

Si tienes síntomas de embarazo, probablemente estés ansiosa por saber si realmente estás embarazada, ya sea que hayas estado intentando quedar embarazada durante meses o que los síntomas de embarazo te hayan sorprendido.

Los síntomas del embarazo tempranos, como los senos sensibles y la fatiga, a veces indican el embarazo. En otros casos, estos síntomas clásicos del embarazo pueden deberse a otra cosa, como una enfermedad o el comienzo de tu período. A menudo, la forma más fácil de saber qué hay detrás de los síntomas del embarazo es hacerte una prueba de embarazo en casa.

Si la prueba de embarazo en el hogar es positiva, concierta una cita con tu proveedor de atención médica. También es recomendable que utilices una calculadora de fecha de parto. Si estás embarazada, la estimación de la fecha de parto es una parte importante de tu atención prenatal.

May 05, 2020