Comprueba cómo la tecnología puede mejorar el cuidado de tu salud.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Cuántas veces has escuchado decir que Internet ha transformado la vida moderna? En efecto, probablemente ha cambiado la forma de comunicarse con familiares y amigos, la compra de bienes y servicios, e incluso la búsqueda de información sobre problemas de salud.

Hay varias herramientas de telesalud disponibles para ayudarte a controlar tu atención médica y recibir los servicios que necesitas. ¿Las estás aprovechando?

La telesalud consiste en el uso de tecnologías informáticas y de comunicación, como computadoras y dispositivos móviles, para acceder a servicios de atención médica de forma remota y controlar la atención médica. Estas pueden ser tecnologías que uses en tu casa o que tu médico use para mejorar o respaldar los servicios de atención médica.

Por ejemplo, piensa en las formas en que podría ayudarte la telesalud si tuvieras diabetes. Podrías hacer lo siguiente:

  • Usar un teléfono celular u otro dispositivo para cargar registros de comidas, medicamentos, dosis y niveles de azúcar en sangre para que el personal de enfermería los revise y pueda responder de manera electrónica.
  • Mirar un video sobre el recuento de carbohidratos y descargar una aplicación para hacerlo en tu teléfono celular.
  • Usar una aplicación para calcular, en función de tu dieta y de tu nivel de ejercicio, cuánta insulina necesitas.
  • Usar un portal en línea para pacientes para consultar los resultados de tus análisis, programar citas médicas, solicitar la renovación de recetas médicas o enviarle correos electrónicos a tu médico.
  • Encargar suministros para análisis y medicamentos en línea.
  • Realizarte una fotodetección retinal con un dispositivo móvil en el consultorio de tu médico, en lugar de pedir una cita con un especialista.
  • Recibir recordatorios por correo electrónico, mensaje de texto o teléfono cuando necesites una vacuna contra la influenza, un examen de los pies u otro cuidado preventivo.

Algunos de los objetivos de la telesalud, también llamada «salud electrónica» o «salud móvil», son los siguientes:

  • Brindarles acceso a la atención médica a personas que viven en comunidades rurales o aisladas.
  • Hacer que los servicios sean más accesibles o convenientes para personas con movilidad limitada, sin tiempo o con escasas opciones de transporte.
  • Brindar acceso a especialistas médicos.
  • Mejorar la comunicación y la coordinación del cuidado médico entre los profesionales de la salud y los pacientes.
  • Brindar apoyo para los autocuidados de la salud.

Los siguientes ejemplos de servicios de telesalud pueden ser útiles para tu atención médica.

Es posible que tu clínica de atención primaria tenga un portal para pacientes en línea. Estos portales ofrecen una alternativa al correo electrónico, que generalmente es un medio inseguro para comunicar información médica confidencial. El portal es una herramienta virtual más segura donde se puede hacer lo siguiente:

  • Comunicarse con el médico o con un miembro del personal de enfermería.
  • Solicitar la renovación de recetas médicas.
  • Revisar los resultados de las pruebas y los resúmenes de consultas anteriores.
  • Programar citas médicas o solicitar recordatorios de citas.

Si tu médico se encuentra dentro de un gran sistema de salud, el portal también puede brindarte un punto de comunicación único para los especialistas a los que consultes.

Es posible que algunas clínicas ofrezcan citas médicas virtuales, las cuales te permiten consultar con tu médico o a un miembro del personal de enfermería a través de una videoconferencia en línea. Estas citas médicas te permiten recibir atención continua de tu médico de cabecera cuando no se requiere o no es posible una consulta en persona.

Otras citas médicas virtuales incluyen «consultas» web con un médico o un miembro del personal de enfermería especializada. Por lo general, estos servicios se ofrecen para tratar enfermedades menores, de forma similar a los servicios disponibles en una clínica que atiende a pacientes sin una cita médica programada. Algunas compañías grandes brindan acceso al consultorio virtual del médico como parte de su oferta de atención médica.

Cuando te registres en un servicio web, deberás responder una serie de preguntas. El médico o los miembros del personal de enfermería especializada pueden recetar medicamentos, sugerir estrategias de cuidados en casa o recomendar atención médica adicional.

De manera similar, el centro de atención de enfermería cuenta con personal de enfermería que utiliza un formato de preguntas y respuestas para brindar asesoramiento sobre los cuidados en casa. El personal del centro de atención de enfermería no diagnostica enfermedades ni receta medicamentos.

A pesar de que estos servicios son convenientes, tienen desventajas:

  • Es posible que el tratamiento no pueda coordinarse con tu médico de cabecera.
  • Es posible que no se tenga en cuenta información fundamental de tu historia clínica.
  • Es posible que el modelo de toma de decisiones por computadora no sea óptimo si presentas una historia clínica compleja.
  • Las consultas virtuales no cuentan con evaluaciones en persona, lo que puede dificultar hacer un diagnóstico preciso.
  • El servicio no permite compartir fácilmente la toma de decisiones sobre los tratamientos entre el médico y el paciente ni desarrollar un plan B si el tratamiento inicial no funciona.

Diversas tecnologías les permiten al médico o al equipo de atención médica controlar tu salud de forma remota. Estas tecnologías comprenden las siguientes:

  • Aplicaciones web o móviles para cargar información, como los valores del nivel de glucosa en sangre, para que la vean el médico o el equipo de atención médica
  • Dispositivos que miden y transmiten de forma inalámbrica información, como la presión arterial, la glucosa en sangre o la función pulmonar
  • Dispositivos portátiles que de forma automática registran y transmiten información, como la frecuencia cardíaca, el nivel de glucosa en sangre, la marcha, el control de la postura, temblores, la actividad física o los patrones de sueño
  • Dispositivos de control en el hogar para personas mayores o personas con demencia para detectar cambios en las actividades normales, como caídas

Los médicos también pueden aprovechar la tecnología para brindarles una mejor atención a sus pacientes. Un ejemplo son las consultas virtuales que permiten que los médicos de atención primaria obtengan el aporte de especialistas cuando tienen preguntas acerca de un diagnóstico o un tratamiento en particular.

El médico de atención primaria envía el informe y los resultados del examen, los antecedentes, las radiografías u otras imágenes al especialista para que los revise. El especialista puede responder por un medio electrónico, llevar a cabo una cita médica virtual contigo en el consultorio del médico o solicitar una reunión presencial.

Estas consultas virtuales sirven para prevenir la derivación presencial innecesaria, reducir el tiempo de espera que supone conseguir la sugerencia del especialista y evitar el viaje innecesario.

Un sistema electrónico de expediente médico personal es una recopilación de información sobre tu salud que puedes controlar y conservar. Hay una aplicación del registro personal de salud a la que puedes acceder en cualquier momento mediante un dispositivo con acceso a Internet, como una computadora de escritorio, una computadora portátil, una tableta o un teléfono inteligente.

En una emergencia, un expediente médico personal puede proporcionarle información vital al personal de emergencias de manera rápida, como los diagnósticos actuales, los medicamentos, las alergias a medicamentos y la información de contacto de tu médico.

Se han creado muchas aplicaciones para ayudar a los consumidores a organizar mejor su información médica en un lugar seguro. Estas herramientas digitales pueden ayudarte a hacer los siguientes:

  • Almacenar información personal de salud.
  • Registrar los signos vitales.
  • Calcular y hacer un seguimiento del consumo de calorías.
  • Programar recordatorios para tomar medicamentos.
  • Registrar la actividad física, como el recuento diario de pasos.

La tecnología tiene el potencial de mejorar la calidad del cuidado de la salud y hacerlo accesible a más personas. La telesalud puede brindar la oportunidad de hacer que el cuidado de la salud sea más eficaz, esté mejor coordinado y más cerca de casa.

La investigación sobre la telesalud aún es relativamente nueva, pero está creciendo. Por ejemplo, en una revisión de estudios de 2016, se concluyó que tanto el apoyo telefónico como el control a distancia de los signos vitales de las personas con insuficiencia cardíaca reducían el riesgo de muerte y hospitalización por insuficiencia cardíaca y, además, mejoraban la calidad de vida.

Si bien la telesalud tiene potencial para ofrecer una atención mejor coordinada, también podría fragmentar la atención médica. Esta fragmentación puede generar brechas en la atención, uso excesivo de la atención médica, uso incorrecto de medicamentos o atención innecesaria o superpuesta.

Los beneficios potenciales de los servicios de telesalud pueden estar limitados por otros factores, como la capacidad de pagar por ellos. El reembolso del seguro por servicios de telesalud aún varía entre estados y entre tipos de seguro. Además, algunas de las personas que podrían beneficiarse más con este acceso mejorado a la atención médica pueden verse limitadas por la disponibilidad de internet en la región o por el costo de los dispositivos móviles.

June 13, 2018