¿Cuáles son los efectos de beber alcohol mientras se reciben antibióticos?

Respuesta de James M. Steckelberg, M.D.

Los antibióticos y el alcohol causan efectos secundarios similares, tales como malestar estomacal, mareos y somnolencia. La combinación de antibióticos y alcohol puede aumentar estos efectos secundarios.

No se debe mezclar alcohol con algunos antibióticos —por ejemplo, metronidazol (Flagyl), tinidazol (Tindamax) y sulfametoxazol y trimetoprima (Bactrim)— porque esto podría causar una reacción más grave. Beber cualquier cantidad de alcohol con estos medicamentos puede producir efectos secundarios tales como sofocos, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, y frecuencia cardíaca rápida.

Además, el antibiótico linezolid (Zyvox) interactúa con algunas bebidas alcohólicas, como el vino tinto y la cerveza de barril. El consumo de estas bebidas con este medicamento puede provocar un aumento peligroso de la presión arterial.

Recuerda que algunos medicamentos antigripales y enjuagues bucales también contienen alcohol. De modo que deberás revisar la etiqueta y evitar estos productos mientras estés tomando estos antibióticos.

Si bien una cantidad moderada de alcohol no reduce la eficacia de la mayoría de los antibióticos, puede generarte una disminución de la energía y retrasar la recuperación de la enfermedad tratada. Por lo tanto, sería una buena idea evitar el alcohol hasta que termines los antibióticos y te sientas mejor.

June 13, 2018