Las vacunas ofrecen protección de las enfermedades infecciosas. Infórmate sobre cómo tener actualizadas las vacunas que se recomiendan para los adultos.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Ya no eres un niño, así que no tienes por qué preocuparte de las vacunas, ¿verdad? No es así. Descubre cómo estar actualizado con tus vacunas.

Las vacunas para adultos se recomiendan según la edad, las vacunas previas, la salud, el estilo de vida, la ocupación y hacia dónde viajes.

El programa de vacunación se actualiza cada año, y los cambios varían desde la incorporación de una nueva vacuna a modificaciones en las recomendaciones actuales. Para determinar exactamente qué vacunas necesitas ahora y cuáles puedes necesitar más adelante, mira el sitio web de los Centros para Prevención y Control de Enfermedades.

Varios factores pueden afectar si deberías ponerte algunas vacunas o esperar antes de hacerlo. Asegúrate de decirle a tu doctor si:

  • Planeas viajar al extranjero
  • Te han quitado la vesícula
  • Trabajas en ciertas ocupaciones donde podrías estar expuesto a enfermedades
  • Estás o puedes estar embarazada
  • Estás amamantando
  • Estás moderada o severamente enfermo o tienes una enfermedad crónica.
  • Tienes cualquier alergia seria, incluyendo una reacción alérgica seria a una dosis previa de una vacuna
  • Tuviste un trastorno en el que el sistema inmunológico de tu cuerpo atacara a los nervios, como el síndrome Guillain-Barre.
  • Tienes un sistema inmunológico débil o estás siendo tratado con inmunosupresores
  • Te dieron otra vacuna recientemente
  • Te hicieron recientemente una transfusión de sangre o recibiste otros productos relacionados a la sangre
  • Tienes un historial personal o familiar de epilepsia

Tu doctor también puede recomendar ciertas vacunas basándose en tu actividad sexual. Las vacunas pueden protegerte de la hepatitis A y la hepatitis B, serias infecciones del hígado que pueden contagiarse por contacto sexual. La vacuna contra el VPH se recomienda para los hombres de hasta 21 años, y para las mujeres hasta los 26.

Los adultos de cualquier edad pueden beneficiarse de las vacunas. No obstante, algunas enfermedades, como la influenza, pueden ser particularmente serias en adultos de más de 65 años o para aquellos que viven con ciertas enfermedades crónicas.

Para recolectar información sobre tu estado de vacunación, habla con tus padres u otros cuidadores. Infórmate con el consultorio de tu doctor, así como con cualquier doctor previo, escuelas y empleadores. Algunos estados también tienen registros civiles que incluyen inmunizaciones de adultos. Para informarte, contacta con el departamento de salud de tu estado.

Si no puedes encontrar tus récords, habla con tu doctor. Podrá hacerte análisis de sangre para ver si eres inmune a ciertas enfermedades que se pueden prevenir con vacunas. También podrías necesitar volver a ponerte algunas vacunas.

Para estar informado sobre tus vacunas, pídele a tu doctor una forma para récords de inmunización. Llévala contigo a todas las visitas con el doctor y pídele que firme y feche para todas las vacunas que recibas.

Sept. 20, 2016