Cirugía estética: qué debes saber de antemano

La cirugía estética puede ayudarte a mejorar el aspecto, pero no es adecuada para todas las personas. Aprende qué debes tener en cuenta antes de la cirugía, cómo encontrar un cirujano y qué preguntas tienes que hacerle.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La cirugía estética, una rama de la cirugía plástica que comprende procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos, podría parecer una manera simple de aparentar menos años o mejorar el físico. Si no estás satisfecho con tu apariencia, la cirugía estética podría ayudarte a verte y sentirte mejor.

No obstante, la cirugía estética tiene riesgos y limitaciones. Si estás pensando en hacerte una cirugía estética, estos son algunos datos que tienes que conocer.

Factores a considerar

La cirugía estética cambia tu aspecto alterando o remodelando partes de tu cuerpo que funcionan bien pero que no tienen la apariencia que deseas. Antes de someterte a una cirugía estética, ten en cuenta lo siguiente:

  • Tus expectativas. Espera una mejoría, no la perfección. Si piensas que la cirugía estética te convertirá en una estrella de cine, seguramente te desilusionarás. No creas que una cirugía pueda salvar una relación inestable, hacer que obtengas un ascenso o mejorar tu vida social.
  • Costos. La mayoría de los planes de seguro médico no cubren las cirugías estéticas. El costo varía según el procedimiento, y van desde cientos hasta miles de dólares. También tienes que tener en cuenta el costo de la atención de seguimiento o algún tipo de procedimiento correctivo adicional.
  • Riesgos. Es posible que no te satisfagan los resultados de cualquier tipo de cirugía estética. También es posible que haya complicaciones quirúrgicas, como un exceso de sangrado o infección en el sitio de la cirugía.
  • Recuperación. Después de una cirugía estética, podrías necesitar días, semanas o incluso meses para recuperarte. Tienes que comprender los efectos físicos que podrían suceder durante la recuperación y de qué manera la cirugía podría afectar ciertos aspectos de tu vida personal y profesional.

Además, si fumas, es posible que el médico te recomiende que dejes el cigarrillo aproximadamente un mes antes de la cirugía y durante la recuperación, para disminuir el riesgo de complicaciones.

Cómo encontrar un cirujano estético calificado

Si decides hacerte una cirugía estética, es probable que tengas tus opciones de cirujanos. Elige un cirujano que se especialice en el procedimiento que quisieras realizarte y que esté certificado en la especialidad por una junta reconocida por el American Board of Medical Specialties (Consejo Estadounidense de Especialidades Médicas). Ten cuidado con las certificaciones engañosas de juntas no reconocidas o autodesignadas.

Si vas a someterte a un procedimiento que requiere anestesia general, asegúrate de que el centro quirúrgico cuente con la certificación de un organismo de acreditación, como The Joint Commission (Comisión Conjunta) o que tenga licencia del estado donde se encuentra el centro.

Reunión con el cirujano

Cuando hayas reducido tus opciones de cirujanos, programa una consulta o varias consultas con distintos cirujanos. El cirujano evaluará la parte del cuerpo que deseas que se trate y tú compartirás tu historia clínica, enumerarás todos los medicamentos que estés tomando y hablarás acerca de tus deseos y tus expectativas. En la consulta inicial, pregúntale al cirujano lo siguiente:

  • ¿Soy un buen candidato para este procedimiento? ¿Por qué sí o por qué no?
  • ¿Hay otros tratamientos además de la cirugía con los que podría obtener los mismos resultados, o mejores?
  • ¿Cuántas veces realizaste este procedimiento? ¿Cuáles fueron los resultados?
  • ¿Puedes mostrarme fotografías o diagramas de antes y después de la cirugía para ayudarme a comprender el procedimiento y los resultados que puedo esperar?
  • ¿Se puede lograr el efecto deseado en un solo procedimiento o se esperan varios procedimientos?
  • ¿Cuáles son las opciones quirúrgicas? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una de ellas?
  • ¿Los resultados serán permanentes?
  • ¿Qué tipo de anestesia se utilizará? ¿Cómo me afectará?
  • ¿Será necesario hospitalizarme? Si es así, ¿por cuánto tiempo?
  • ¿Cuáles son las posibles complicaciones?
  • ¿Cómo se supervisará mi evolución después de la cirugía? ¿Qué atención de seguimiento necesitaré? ¿Qué período de recuperación puedo esperar?
  • ¿Cuánto costará el procedimiento?

Cuanto más estrechamente trabajes con tu cirujano para establecer metas específicas, mensurables y alcanzables antes de la cirugía, más posible será que estés satisfecho con los resultados.

De todos modos, recuerda que aunque te hayas ocupado de encontrar un cirujano que te agrade, y a un precio que puedes pagar, la decisión de someterte a una cirugía estética es pura y exclusivamente tuya. Asegúrate de sentirte cómodo con el cirujano y estar comprometido con tus opciones de tratamiento.

Nov. 20, 2018 See more In-depth