Tragarse objetos extraños: primeros auxilios

Escrito por personal de Mayo Clinic

En general, si tragas un objeto extraño, este pasa por el aparato digestivo sin inconvenientes. Sin embargo, algunos objetos pueden atascarse en el esófago, el tubo que conecta la garganta con el estómago. Si un objeto queda atascado en el esófago, es posible que deban extraerlo, especialmente si es:

  • Un objeto puntiagudo, el cual debe extraerse cuanto antes para evitar que dañe el revestimiento del esófago
  • Una pila de botón como la de una calculadora o de un reloj pequeño, que puede dañar rápidamente el tejido cercano y debe extraerse del esófago de inmediato

Si una persona que ha tragado un objeto está tosiendo con fuerza, aliéntala a que siga tosiendo y no la detengas. Si el objeto que se tragó bloquea las vías respiratorias y el estado de la persona empeora (la tos se vuelve silenciosa o la respiración se hace más difícil), la Cruz Roja Americana recomienda el enfoque de primeros auxilios de cinco golpes y cinco compresiones:

  • Dar 5 golpes en la espalda. Primero, dale a la persona cinco golpes en la espalda, entre los omóplatos, con la base de la palma de la mano.
  • Realizar 5 compresiones abdominales. Realiza cinco compresiones abdominales (también conocidas como la «maniobra de Heimlich»). Las compresiones abdominales podrían dañar a los bebés. En lugar de eso, realiza compresiones en el pecho.
  • Alterna entre 5 golpes en la espalda y 5 compresiones abdominales hasta desplazar la obstrucción.

Si eres el único reanimador, da golpes en la espalda y realiza compresiones abdominales antes de llamar al 911 o al número local de emergencias para solicitar ayuda. Si hay otra persona disponible, pídele que llame para solicitar ayuda mientras realizas los primeros auxilios.

Si la persona afectada queda inconsciente, recuéstala en el suelo y comienza a hacerle reanimación cardiopulmonar (RCP). Después de haber proporcionado respiraciones de rescate, examina la boca en busca de un objeto extraño y, si puedes verlo, extráelo. No intentes quitar el objeto si no lo puedes ver, ya que podrías empujar el objeto hacia las vías respiratorias.

La American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) no enseña la técnica de golpes en la espalda, solo los procedimientos de compresiones abdominales. Está bien que no des los golpes en la espalda si no has aprendido la técnica. Los dos enfoques son aceptables.

  • Colócate detrás de la persona. Rodéale la cintura con los brazos. Inclina a la persona ligeramente hacia adelante.
  • Cierra el puño de una mano. Colócalo apenas encima del ombligo de la persona.
  • Toma el puño con la otra mano. Presiona fuerte el abdomen con una compresión rápida y ascendente como si intentaras levantar a la persona.
  • Realiza un total de 5 compresiones abdominales si fuera necesario. Si la obstrucción no se desplaza, repite el ciclo de cinco golpes y cinco compresiones.

En ocasiones, se enseña una versión modificada de la técnica para usarla con embarazadas o con personas obesas. El reanimador coloca la mano en el centro del pecho para realizar la compresión, no en el abdomen.

Si te encuentras solo y te estás ahogando, llama al 911 o al número local de emergencias de inmediato. No puedes darte golpes en la espalda solo. No obstante, puedes realizarte compresiones abdominales.

  • Coloca un puño apenas por encima del ombligo.
  • Sujétalo con la otra mano y apóyate sobre una superficie dura: una mesada o una silla servirán.
  • Empuja el puño hacia adentro y hacia arriba.
Sept. 20, 2014