Si alguien se está atragantando con un objeto inhalado, actúa rápido.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si tú o tu hijo inhalan un objeto extraño, consulta al médico. Si un producto extraño inhalado provoca atragantamiento, deberás brindar primeros auxilios.

Si la persona puede toser con fuerza, debe seguir tosiendo. Si la persona está atragantándose y no puede hablar, gritar ni reírse con fuerza, la Cruz Roja recomienda un abordaje de cinco golpes y cinco compresiones para brindar primeros auxilios:

  • Dale 5 golpes en la espalda a la persona afectada. Párate al lado y justo detrás de la persona adulta atragantada. Si es un niño, arrodíllate atrás. Coloca un brazo de modo que cruce el pecho de la persona para apoyarte. Inclina a la persona a la altura de la cintura, de manera que la parte superior del cuerpo quede paralela al piso. Dale cinco golpes en la espalda, entre los omóplatos, con la base de la palma de la mano.
  • Realiza 5 compresiones abdominales. Realiza 5 compresiones abdominales (también conocidas como la «maniobra de Heimlich»).
  • Alterna entre 5 golpes y 5 compresiones hasta desplazar la obstrucción.

Si eres el único reanimador, dale golpes en la espalda y realiza compresiones abdominales antes de llamar al 911 o al número local de emergencias para solicitar ayuda. Si hay otra persona disponible, pídele que llame para solicitar ayuda mientras realizas los primeros auxilios.

Si la persona que inhaló un objeto queda inconsciente, recuéstala boca arriba en el suelo. Si ves un objeto en la boca, introduce un dedo y sácalo. Ten cuidado de no empujarlo más hacia adentro de las vías respiratorias. Comienza la reanimación cardiopulmonar (RCP) si el objeto sigue atascado y la persona no responde a tus esfuerzos.

La American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) no enseña la técnica de golpes en la espalda, solo los procedimientos de compresiones abdominales. Está bien que no des los golpes en la espalda si no has aprendido la técnica. Los dos abordajes son aceptables.

Cómo realizar compresiones abdominales (maniobra de Heimlich) en otra persona

  • Párate detrás de la persona. Coloca un pie ligeramente delante del otro para mantener el equilibrio. Envuelve tus brazos alrededor de la cintura de la persona. Inclina a la persona ligeramente hacia adelante. Si un niño se está atragantando, arrodíllate detrás de él.
  • Haz un puño con una mano. Colócalo ligeramente por encima del ombligo de la persona.
  • Agarra el puño con la otra mano. Presiona con fuerza el abdomen con un rápido empuje hacia arriba, como si intentaras levantar a la persona.
  • Realiza entre seis y 10 compresiones abdominales hasta que se desaloje la obstrucción.

En ocasiones, se enseña una versión modificada de la técnica para ser utilizada en personas obesas o en embarazadas. La persona que realiza el rescate coloca su mano en el centro del pecho para comprimir, en vez de hacerlo en el abdomen.

Para realizar la maniobra de Heimlich en ti mismo

Si estás solo y te estás atragantando, llama de inmediato al 911 o al número de emergencias local. No puedes golpearte tú mismo la espalda. Pero puedes hacer compresiones abdominales.

  • Pon un puño ligeramente por encima de tu ombligo.
  • Agarra tu puño con la otra mano e inclínate sobre una superficie dura; una encimera o una silla pueden servir.
  • Empuja tu puño hacia adentro y hacia arriba.

Para prepararte para estas situaciones, aprende la maniobra de Heimlich y RCP en un curso certificado de formación en primeros auxilios.

Oct. 24, 2020