Por lo general puedes quitar sin mayor inconveniente algún objeto extraño pequeño —como una astilla de madera, una espina, fibra de vidrio o una astilla de vidrio— que se encuentre justo por debajo de la superficie de la piel:

  • Lávate las manos y limpia bien la zona con agua y jabón.
  • Para quitar el objeto, usa pinzas higienizadas con alcohol para fricciones. Una lupa puede ser útil para ver mejor.
  • Si el objeto está debajo de la superficie de la piel, esteriliza una aguja limpia y puntiaguda con alcohol para fricciones. Utiliza la aguja con cuidado para levantar o abrir la piel que se encuentra sobre el objeto. Levanta la punta del objeto y tómalo con la pinza.
  • Comprime la herida con cuidado, para permitir que el sangrado elimine los gérmenes.
  • Vuelve a lavar la zona y sécala con golpecitos. Aplica un ungüento antibiótico.

Busca ayuda médica de inmediato si el objeto extraño parece estar más profundo en la piel o en el músculo. Primero sigue estos pasos y medidas de precaución:

  • No intentes sacar el objeto. Intentar quitarlo podría provocar un daño mayor.
  • Si es necesario, controla el sangrado ejerciendo presión firme alrededor del objeto acercando los bordes de la herida y, al mismo tiempo, eleva la herida por sobre la altura del corazón.
  • Coloca una venda sobre la herida. Primero coloca un trozo de gasa sobre el objeto. Después, si parece necesario, coloca una compresa limpia alrededor del objeto antes de unir la herida con una venda o con un trozo de paño limpio. Procura no ejercer demasiada presión sobre el objeto.

Además, pide ayuda médica en los siguientes casos:

  • El objeto no sale con facilidad.
  • La lesión compromete un ojo o está cerca de este.
  • La herida es profunda o está sucia, y la persona lesionada se colocó la vacuna antitetánica por última vez hace más de cinco años. El médico podría recomendar una dosis de refuerzo.
Jan. 24, 2019