Quemaduras: primeros auxilios

Escrito por personal de Mayo Clinic

En el caso de quemaduras leves:

  • Enfría la quemadura para ayudar a aliviar el dolor. Coloca la zona afectada por la quemadura bajo el agua corriente fresca (no fría) durante 10 a 15 minutos o hasta que se alivie el dolor. O bien, coloca una toalla limpia humedecida con agua fría del grifo.
  • Quítate los anillos u otros artículos ajustados de la zona afectada por la quemadura. Intenta hacerlo de manera rápida y cuidadosa, antes de que la zona se hinche.
  • No revientes las ampollas pequeñas (no más grandes que la uña del dedo meñique). Si se revientan las ampollas, limpia con cuidado la zona con jabón suave y agua, aplica un ungüento antibiótico y tapa con un vendaje de gasa antiadherente.
  • Aplica una crema hidratante o una loción o gel de aloe vera, lo cual puede dar alivio en algunos casos.
  • Si es necesario, toma un analgésico de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), naproxeno sódico (Aleve) o paracetamol (Tylenol u otros).
  • Considera la vacuna contra el tétanos. Asegúrate de tener la última vacuna de refuerzo contra el tétanos. Los médicos recomiendan vacunarse contra el tétanos al menos cada 10 años.

Consulta con tu médico si se forman ampollas grandes. Es mejor eliminar las ampollas grandes, ya que raramente seguirán estando intactas por sí solas. También busca atención médica si la quemadura abarca una zona grande del cuerpo o si notas signos de infección, como supuración de la herida y aumento del dolor, enrojecimiento e hinchazón.

Para los casos de quemaduras importantes, llama al 911 o a un servicio de emergencia médica. Hasta que llegue un equipo de urgencias, toma estas medidas:

  • Protege a la persona que sufrió una quemadura de otros daños. Si puedes hacerlo de manera segura, asegúrate de que la persona a quien estás ayudando no esté en contacto con materiales incandescentes ni expuesta al humo o al calor. No le quites la ropa que esté adherida a la piel.
  • Controla los signos de circulación. Presta atención a la respiración, la tos o el movimiento. Inicia el procedimiento de RCP si fuera necesario.
  • Quita alhajas, cinturones y otros elementos restrictivos, en especial, de alrededor de las zonas quemadas y del cuello. Las zonas que tienen quemaduras se inflaman rápidamente.
  • No sumerjas las quemaduras graves extensas en agua fría. Esto podría causar una pérdida del calor corporal grave (hipotermia) o un descenso de la presión arterial y una disminución del flujo sanguíneo (choque).
  • Eleva la zona que presenta quemaduras. En lo posible, eleva la herida por encima del nivel del corazón.
  • Protege la zona de la quemadura. Usa una venda fresca y húmeda, o un paño limpio.

Si no tienes claro el nivel de atención necesaria, intenta juzgar la extensión del daño en los tejidos en función de las siguientes categorías de quemaduras:

Quemadura de primer grado

Una quemadura de primer grado es el tipo menos grave y afecta únicamente a la capa externa de la piel. Puede causar lo siguiente:

  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Dolor

Por lo general, puedes tratar una quemadura de primer grado como una quemadura leve. Si afecta una parte considerable de las manos, los pies, el rostro, la ingle, los glúteos o una articulación principal, busca atención médica de urgencia.

Quemadura de segundo grado

Una quemadura de segundo grado es más grave. Puede causar lo siguiente:

  • Piel roja, blanca o manchada
  • Hinchazón
  • Dolor
  • Ampollas

Si la quemadura de segundo grado tiene menos de 3 pulgadas (7,6 centímetros) de diámetro, trátala como una quemadura leve. Si la zona quemada es más grande o afecta las manos, los pies, el rostro, la ingle, los glúteos o una articulación principal, trátala como una quemadura importante y busca asistencia médica de inmediato.

Quemaduras de tercer grado

Las quemaduras más graves afectan todas las capas de la piel y la grasa que se encuentra debajo. También pueden verse afectados los músculos e incluso los huesos. Las zonas quemadas pueden quedar de color negro carbonizado o blanco. La persona puede sentir lo siguiente:

  • Dificultad para respirar
  • Intoxicación con monóxido de carbono
  • Otros efectos tóxicos, si también inhala humo
July 10, 2015