Una quemadura es un daño en el tejido a raíz de una escaldadura, la exposición prolongada al sol u otro tipo de radiación, el contacto con llamas, sustancias químicas o electricidad, o la inhalación de humo.

¿Es una quemadura importante o leve?

Llama al 911 o busca atención médica inmediata para las quemaduras importantes que tienen las siguientes características:

  • Son profundas
  • Hacen que la piel esté seca y áspera
  • Pueden parecer carbonizadas o tener manchas blancas, marrones o negras
  • Tienen más de 3 pulgadas (aproximadamente 8 centímetros) de diámetro o cubren las manos, los pies, el rostro, la ingle, las nalgas o una articulación importante

Una quemadura leve que no requiere atención de urgencia puede consistir en lo siguiente:

  • Enrojecimiento superficial similar a una quemadura por el sol
  • Dolor
  • Ampollas
  • Una zona de menos de 3 pulgadas (aproximadamente 8 centímetros) de diámetro

Tratamiento de las quemaduras graves

Hasta que llegue el personal de atención médica de urgencia, haz lo siguiente:

  • Protege a la persona que sufrió una quemadura de otros daños. Si puedes hacerlo de manera segura, verifica que la persona a quien estás ayudando no esté en contacto con lo que le provocó la quemadura. En el caso de las quemaduras eléctricas, asegúrate de que la fuente de alimentación esté desconectada antes de acercarte a la persona quemada.
  • Asegúrate de que la persona quemada esté respirando. De ser necesario y si sabes cómo hacerlo, comienza la respiración de rescate.
  • Quita alhajas, cinturones y otros elementos restrictivos, en especial, de alrededor de las zonas quemadas y del cuello. Las zonas que tienen quemaduras se inflaman rápidamente.
  • Protege la zona de la quemadura. Usa una venda fresca y húmeda o un paño limpio.
  • No sumerjas una quemadura grave y extensa en agua. Esto podría causar una pérdida grave de calor corporal (hipotermia).
  • Eleva la zona que presenta quemaduras. En lo posible, eleva la herida por encima del nivel del corazón.
  • Presta atención a los signos de choque. Los signos y síntomas comprenden desmayos, palidez o respiración poco profunda muy evidente.

Tratamiento de quemaduras leves

En el caso de quemaduras leves:

  • Enfría la quemadura. Coloca la zona afectada por la quemadura bajo agua corriente fresca (no fría) o aplica una compresa húmeda y fresca hasta que se alivie el dolor.
  • Quítate los anillos u otros artículos ajustados de la zona afectada por la quemadura. Intenta hacerlo de manera rápida y cuidadosa, antes de que la zona se hinche.
  • No explotes las ampollas. Las ampollas llenas de líquido brindan protección contra las infecciones. Si se revienta una ampolla, limpia la zona con agua (el uso de un jabón suave es opcional). Aplica un ungüento antibiótico. Pero si aparece un sarpullido, suspende el uso del ungüento.
  • Aplica loción. Una vez que la quemadura se haya enfriado por completo, aplica una loción, como una que contenga aloe vera o un humectante. Esto ayuda a prevenir la sequedad y brinda alivio.
  • Coloca una venda sobre la quemadura. Cubre la quemadura con una venda de gasa estéril (no uses algodón). Envuélvela de manera holgada para evitar ejercer presión sobre la piel quemada. El vendaje evita que la zona entre en contacto con el aire, lo que reduce el dolor y protege la piel ampollada.
  • Si es necesario, toma un analgésico de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), naproxeno sódico (Aleve) o paracetamol/acetaminofeno (Tylenol u otros).
Jan. 24, 2019