Las quemaduras son daños en los tejidos producidos por líquidos calientes, el sol, llamas, sustancias químicas, electricidad, vapor y otras causas. Las lesiones relacionadas con la cocina a causa de bebidas calientes, sopas y alimentos calentados en el microondas son comunes en los niños.

Las quemaduras importantes requieren atención médica de emergencia. Por lo general, las quemaduras leves se pueden tratar con primeros auxilios.

Cuándo buscar atención de emergencia

Llama al 911 o busca atención médica de inmediato si tienes quemaduras importantes con las siguientes características:

  • Son profundas; afectan a todas las capas de la piel
  • Provocan que la piel se ponga seca y áspera
  • Pueden tener un aspecto carbonizado o tener manchas blancas, marrones o negras
  • Son más grandes que 3 pulgadas (aproximadamente 8 centímetros) de diámetro
  • Abarcan las manos, los pies, la cara, la ingle, los glúteos o una articulación principal, o rodean un brazo o una pierna
  • Están acompañadas de inhalación de humo
  • Comienzan a hincharse muy rápido

Las quemaduras eléctricas, incluidas las que causaron rayos, y las quemaduras químicas importantes requieren atención médica de emergencia. Una quemadura leve podría requerir atención de emergencia si afecta a los ojos, la boca, las manos o las zonas genitales. Los bebés y los adultos mayores también pueden necesitar atención de emergencia por quemaduras leves.

Tratamiento de quemaduras graves

Hasta que llegue la ayuda de emergencia:

  • Protege a la persona que se quemó para que no sufra otros daños. Si puedes hacerlo de forma segura, asegúrate de que la persona a la que ayudas no esté en contacto con la fuente de origen de la quemadura. En el caso de las quemaduras eléctricas, comprueba que la fuente de energía esté desconectada antes de acercarte a la persona que sufrió la quemadura. No intentes quitar la ropa que esté pegada a la quemadura.
  • Asegúrate de que la persona que sufrió la quemadura esté respirando. En caso de ser necesario, comienza con la respiración de rescate si sabes cómo hacerla.
  • Quítale las joyas, los cinturones y otros elementos ajustados, especialmente de la zona afectada por la quemadura y del cuello. Las zonas quemadas se hinchan rápidamente.
  • Cubre la quemadura. Cubre la zona, sin apretar, con una gasa o un paño limpio.
  • Eleva la zona quemada. Eleva la herida por encima de la altura del corazón, en la medida de lo posible.
  • Presta atención a los signos de choque. Los signos y síntomas incluyen piel fría y húmeda, pulso débil y respiración superficial.

Tratamiento de quemaduras leves

Pasos a seguir en caso de quemaduras leves:

  • Refresca la quemadura. Sumerge la zona en agua corriente fresca (no fría) durante aproximadamente 10 minutos. Si la quemadura es en la cara, aplica un paño húmedo y fresco hasta que el dolor se alivie. Para una quemadura en la boca por alimentos o bebidas calientes, colócate un trozo de hielo en la boca durante unos minutos.
  • Quítate los anillos u otros elementos ajustados de la zona afectada por la quemadura. Intenta hacerlo rápida y suavemente, antes de que se hinche la zona.
  • No rompas las ampollas. Las ampollas ayudan a protegerse contra las infecciones. Si se rompe una ampolla, limpia suavemente la zona con agua y aplica un ungüento antibiótico.
  • Aplica loción. Una vez que la quemadura se haya refrescado, aplica una loción, como alguna con aloe vera o manteca de cacao. Esto ayuda a prevenir la sequedad y proporciona alivio.
  • Venda la quemadura. Cubre la quemadura con un vendaje limpio. Envuélvela holgadamente para evitar ejercer presión en la piel quemada. Los vendajes mantienen el aire fuera del alcance de la zona, alivian el dolor y protegen la piel con ampollas.
  • De ser necesario, toma un analgésico de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), naproxeno de sodio (Aleve) o acetaminofén (Tylenol, otros).
Feb. 16, 2022