Aceite del árbol del té

Escrito por personal de Mayo Clinic

Panorama general

El aceite del árbol del té, también conocido como aceite de melaleuca, es un aceite esencial que viene de calentar al vapor las hojas del árbol del té australiano.

Cuando se usa de manera tópica, se cree que es antibacteriano. Se usa comúnmente para tratar el acné, los hongos en los pies, los piojos, los hongos en las uñas, y las picaduras de insectos.

El aceite del árbol del té viene en forma de aceite y en muchos productos para la piel de venta libre, que incluyen jabones y lociones. Pero no debe tomarse por vía oral. Si se traga, puede causar síntomas graves.

Evidencia

La investigación sobre el uso del aceite del árbol del té para trastornos específicos muestra:

  • Acné. La investigación sugiere que un gel para tratamiento que contenga aceite del árbol del té puede ser eficaz para aliviar el acné.
  • Caspa. El uso de un shampoo con aceite del árbol del té por cuatro semanas, ha demostrado ser eficaz para tratar la caspa.
  • Hongos en los pies. Aplicar una crema con aceite del árbol del té dos veces por día por un mes ha demostrado ser eficaz para aliviar los síntomas de los hongos./li>
  • Piojos. Cuando se usa en combinación con aceite de lavanda, el aceite del árbol del té ha demostrado ser eficaz para tratar las liendres.
  • Hongos en las uñas. La investigación no ha demostrado que usar el aceite del árbol del té puro o en combinación con terapias antifúngicas sea eficaz en el tratamiento de los hongos en las uñas de los pies.

Los resultados pueden variar porque no hay métodos generalizados para recolectar el aceite del árbol del té o fabricar productos que contienen el aceite.

Nuestra opinión

En general, es seguro

Cuando se usa de manera tópica, el aceite del árbol del té generalmente es seguro y puede ayudar en el trtamieno de acné y otras infecciones superficiales de la piel.

Se debe evitar el uso oral del aceite del árbol del té, ya que es tóxico cuando se traga.

Seguridad y efectos secundarios

La mayoría de las personas puede usar el aceite del árbol del té de manera tópica sin problemas. Pero el aceite del árbol del té puede provocar:

  • Irritación de la piel
  • Erupción alérgica de la piel (dermatitis)
  • Picazón
  • Urticaria
  • Ardor
  • Escamas
  • Enrojecimiento
  • Sequedad

No uses el aceite del árbol del té si tienes eccema.

El aceite del árbol del té es tóxico si se traga. Puede provocar efectos secundarios graves, incluyendo:

  • Confusión
  • Pérdida de control muscular o de la coordinación de los movimientos voluntarios (ataxia)
  • Reducción de los niveles de consciencia

Un estudio sugiere que la exposición repetitiva al aceite de lavanda y al aceite del árbol del té podría haber provocado la inflamación del tejido mamario (ginecomastia) en niños pequeños.

Interacciones

Aunque el aceite del árbol del té con frecuencia se usa en combinación con otros medicamentos para tratar afecciones bacterianas o fúngicas de la piel, actualmente no hay evidencia que muestre interacciones de los medicamentos.

Oct. 24, 2017