Las semillas de lino (Linum usitatissimum) y el aceite de lino, que se extrae de estas, son fuentes ricas del llamado «ácido alfa linolénico», un ácido graso esencial omega-3 saludable para el corazón. Las semillas de lino tienen un alto contenido de fibra soluble y de lignanos, que contienen fitoestrógenos. De manera similar a la hormona estrógeno, los fitoestrógenos podrían contener propiedades contra el cáncer. El aceite de lino no contiene estos fitoestrógenos.

Las semillas de lino pueden utilizarse enteras, trituradas o en polvo como alimento o como harina. El aceite de lino viene en forma líquida o en cápsulas.

Las personas usan semillas de lino y aceite de lino para reducir el colesterol y el azúcar en sangre, y para tratar afecciones digestivas. Algunas personas también usan semillas de lino para tratar enfermedades inflamatorias.

Las investigaciones sobre el uso de las semillas de lino y del aceite de lino para afecciones específicas demuestran lo siguiente:

  • Enfermedad cardíaca. Algunos estudios sugieren que el ácido alfa linolénico, que está presente tanto en las semillas de lino como en su aceite, podría beneficiar a las personas con enfermedad cardíaca. Las primeras investigaciones también sugieren que las semillas de lino podrían ayudar a bajar la presión arterial alta, la cual influye en la enfermedad cardíaca.
  • Niveles de colesterol. Varios estudios demuestran que tomar semillas de lino a diario puede reducir los niveles del colesterol total y del colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL, o «malo»). Sin embargo, otros estudios resultaron menos favorables.
  • Diabetes. Usar semillas de lino podría reducir el nivel de azúcar en sangre en personas con diabetes de tipo 2. Sin embargo, no se ha comprobado que el aceite de lino tenga el mismo efecto.
  • Síntomas menopáusicos. Los resultados han sido variados con respecto al uso de las semillas de lino para el tratamiento de los síntomas menopáusicos.

Generalmente seguro

Si se las usa en combinación con ejercicios diarios y con una dieta baja en colesterol, las semillas de lino podrían ayudar a controlar los niveles de colesterol. Estas también pueden ser útiles para controlar la diabetes y para disminuir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Cuando se consumen según las cantidades recomendadas, el uso de las semillas de lino y del aceite de lino es, por lo general, seguro. Sin embargo, cuando se consumen en grandes cantidades y con muy poca agua, las semillas de lino pueden ocasionar lo siguiente:

  • Hinchazón
  • Gases
  • Diarrea

Evita usar semillas de lino y aceite de lino durante el embarazo.

En ocasiones, las semillas de lino y el aceite de lino pueden provocar una reacción alérgica.

No comas semillas de lino crudas o no maduras.

Debido a que el aceite de lino podría disminuir la coagulación de la sangre, deja de usarlo dos semanas antes de someterte a una cirugía optativa.

Existen pruebas dispares en cuanto a si las semillas de lino o el aceite de lino tienen algún efecto en la próstata o en el riesgo de contraer cáncer de próstata.

Algunas de las posibles interacciones son las siguientes:

  • Anticoagulantes y medicamentos antiagregantes plaquetarios, medicamentos herbarios y suplementos. Estos tipos de medicamentos, medicamentos herbarios y suplementos reducen la coagulación de la sangre. El aceite de lino también podría disminuir la coagulación de la sangre. Es posible que su consumo pueda aumentar el riesgo de sufrir sangrado.
  • Medicamentos para la presión arterial, medicamentos herbarios y suplementos. El aceite de lino podría reducir la presión arterial. Tomarlo junto con fármacos, medicamentos herbarios y suplementos que reducen la presión arterial podría bajarla demasiado.
  • Medicamentos para la diabetes. Las semillas de lino podrían reducir el nivel de azúcar en sangre. Su consumo junto con medicamentos para la diabetes, medicamentos herbarios o suplementos con potencial hipoglucémico podría bajar demasiado el nivel de azúcar.
  • Estrógenos. Las semillas de lino podrían tener un efecto antiestrógeno. Su consumo podría disminuir los efectos de los anticonceptivos orales y de las terapias de reemplazo de estrógeno.
  • Medicamentos orales. Consumir semillas de lino podría disminuir la absorción de los medicamentos administrados por vía oral. Considera usar los medicamentos orales y las semillas de lino con una o dos horas de diferencia.
June 13, 2018