Diagnóstico

Para diagnosticar una candidosis vaginal, es probable que el médico:

  • Haga preguntas sobre tu historia clínica. Esto puede comprender obtener información sobre infecciones vaginales o infecciones de transmisión sexual anteriores.
  • Realice un examen pélvico. El médico controla los genitales externos para comprobar si existen signos de infección. Luego, inserta un instrumento (espéculo) en la vagina para mantener abiertas las paredes vaginales y examinar la vagina y el cuello del útero.
  • Analice una muestra de las secreciones vaginales. Es posible que el médico envíe una muestra de flujo vaginal para su análisis a fin de determinar qué tipo de hongo está causando la candidosis vaginal. Quizás el médico pueda recetar un tratamiento más efectivo para las candidosis vaginales recurrentes si identifica el tipo de hongo que las causa.

Tratamiento

El tratamiento de la candidosis depende de si tienes una infección complicada o no.

Candidosis sin complicaciones

Para los síntomas leves a moderados y para los episodios poco frecuentes de candidosis, es posible que el médico recomiende:

  • Terapia vaginal breve. Los medicamentos antifúngicos están disponibles en forma de cremas, ungüentos, tabletas y óvulos. La candidosis vaginal se cura en general con un régimen antifúngico que dura uno, tres o siete días. Se ha comprobado que una serie de medicamentos son efectivos, entre ellos el butoconazol (Gynazole-1), el clotrimazol (Gyne-Lotrimin), el miconazol (Monistat 3) y el terconazol (Terazol 3). Algunos de ellos solo están disponibles con receta, aunque otros son de venta libre. Los efectos secundarios pueden consistir en un ardor o una irritación leve al momento de la aplicación. Podría ser necesario que uses un método anticonceptivo alternativo. Debido a que los óvulos y las cremas son a base de aceite, pueden llegar a debilitar los preservativos de látex y los diafragmas.
  • Medicamentos orales de dosis única. Es posible que el médico recete una dosis oral única de una sola aplicación del medicamento antifúngico fluconazol (Diflucan). O bien, puedes tomar dos dosis únicas cada tres días para controlar los síntomas intensos.
  • Tratamiento con medicamentos de venta libre. Las cremas y los óvulos antifúngicos de venta libre son efectivos para muchas mujeres y son una elección segura durante el embarazo. El tratamiento suele durar de tres a siete días.

Pide una consulta de seguimiento con el médico si los síntomas no desaparecen después del tratamiento o si vuelven a aparecer a los dos meses.

Candidosis vaginal complicada

El tratamiento para la candidosis vaginal complicada puede comprender:

  • Terapia vaginal prolongada. El régimen de tratamiento de medicamentos con azol durante 7 y 14 días puede curar con éxito la candidosis vaginal. El medicamento se presenta en general como crema vaginal, ungüento, tableta u óvulo.
  • Medicamentos orales en dosis múltiples. Es posible que el médico recete dos o tres dosis de fluconazol que deben tomarse por vía oral en lugar de una terapia vaginal. Sin embargo, esta terapia no se recomienda para mujeres embarazadas.
  • Plan de mantenimiento. Para candidosis vaginales recurrentes, es posible que el médico recomiende una rutina de medicamentos para prevenir el crecimiento excesivo de hongos e infecciones futuras. La terapia de mantenimiento comienza después de que el tratamiento haya curado la candidosis. Es posible que necesites un tratamiento más prolongado de hasta 14 días para curar esta enfermedad antes de comenzar con la terapia de mantenimiento. Las terapias pueden consistir en un régimen de tabletas de fluconazol oral una vez por semana durante seis meses. Algunos médicos recetan un óvulo vaginal con clotrimazol que se usa una vez por semana en lugar de medicamentos por vía oral.

Es probable que tu pareja sexual no necesite tratamiento para la candidosis. Si tienes candidosis recurrente, es posible que el médico recomiende tratar a tu pareja si tiene síntomas de candidosis genital (balanitis) o usar preservativos durante las relaciones sexuales.

Medicina alternativa

Aunque se han efectuado algunos estudios sobre terapias alternativas para la candidosis vaginal, es necesario realizar ensayos bien diseñados y controlados para investigar estas terapias antes de que los expertos hagan recomendaciones.

Por ejemplo:

  • Ácido bórico. El ácido bórico —un medicamento que se inserta en la vagina (supositorio), de venta con receta— se puede considerar como ayuda para tratar las cepas crónicas menos frecuentes de cándida y las cándidas que son resistentes a medicamentos con azol. El tratamiento es solo por vía vaginal y se aplica dos veces por día durante dos semanas. Sin embargo, el ácido bórico puede irritar la piel y puede ser mortal si se ingiere accidentalmente, en especial en el caso de los niños.
  • Yogur. Algunas mujeres sienten alivio de los síntomas de la candidosis vaginal cuando toman yogur o se lo aplican en la vagina, y existen algunas pruebas que respaldan esto. Algunos estudios observaron que el yogur era más eficaz que el placebo o que el clotrimazol. Sin embargo, los estudios solamente comprendieron una cantidad pequeña de mujeres.

Antes de probar una terapia alternativa, consulta con tu médico a fin de evaluar las ventajas y desventajas de acuerdo con tu situación.

Preparación para la consulta

Si anteriormente has recibido tratamiento para una candidosis vaginal, es posible que tu médico no necesite examinarte y pueda recetarte un tratamiento por teléfono. De lo contrario, probablemente consultarás con el médico de familia o con un ginecólogo para recibir tratamiento para tu afección.

Qué puedes hacer

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

  • Haz una lista de los síntomas que has tenido y por cuánto tiempo los has tenido.
  • Haz una lista con tu información médica importante que comprenda otros trastornos para los cuales estás recibiendo tratamiento y los nombres de los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que estás tomando.
  • Evita usar tampones o darte duchas vaginales antes de la consulta así el médico puede acceder a la secreción vaginal que tengas.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico, poniendo las más importantes primero por si el tiempo no alcanza.

En el caso de candidosis vaginal, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son las siguientes:

  • ¿Cómo puedo prevenir la candidosis vaginal?
  • ¿A qué signos y síntomas debo prestar atención?
  • ¿Es necesario que tome medicamentos?
  • ¿Mi pareja también necesita examinarse o tratarse?
  • ¿Hay alguna indicación especial para tomar el medicamento?
  • ¿Hay productos de venta libre para tratar esta enfermedad?
  • ¿Qué puedo hacer si mis síntomas regresan luego del tratamiento?

Durante la consulta, no dudes en hacer otras preguntas a medida que se te ocurran.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Qué síntomas vaginales tienes?
  • ¿Notas un fuerte olor vaginal?
  • ¿Por cuánto tiempo has tenido los síntomas?
  • ¿Te han tratado alguna vez por una infección vaginal?
  • ¿Has probado algún producto de venta libre para tratar tu enfermedad?
  • ¿Has tomado antibióticos últimamente?
  • ¿Eres sexualmente activa?
  • ¿Estás embarazada?
  • ¿Usas jabón perfumado o baños de espuma?
  • ¿Te das duchas vaginales o usas productos en aerosol para la higiene femenina?
  • ¿Qué medicamentos o suplementos de vitaminas tomas regularmente?
Feb. 24, 2018
References
  1. Vaginal yeast infections fact sheet. U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health. http://womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/vaginal-yeast-infections.cfm. Accessed Aug. 20, 2015.
  2. Vaginitis. American College of Obstetricians and Gynecologists. http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq028.pdf?dmc=1&ts=20120924T1249146853. Accessed Aug. 20, 2015.
  3. Hoffman BL, et al. Gynecologic Infection. In: Williams Gynecology. 2nd ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://accessmedicine.com/resourceTOC.aspx?resourceID=768. Accessed July 29, 2015.
  4. Ferri FF. Vaginitis, fungal. In: Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 29, 2015.
  5. Sobel JD. Candida vulvovaginitis. http://www.uptodate.com/home. Accessed July 21, 2015.
  6. Sobel JD. Vaginal yeast infection. http://www.uptodate.com/home. Accessed July 21, 2015.
  7. Iavazzo C, et al. Boric acid for recurrent vulvovaginal candidiasis: The clinical evidence. Journal of Women's Health. 2011;20:1245.
  8. Darvishi M, et al. The comparison of vaginal cream of mixing yogurt, honey and Clotrimazole on symptoms of vaginal candidiasis. Global Journal of Health Science. 2015;6:43971 Accessed July 26, 2015.
  9. Jurden L, et al. Can probiotics safely prevent recurrent vaginitis? The Journal of Family Practice. 2012;61:357.
  10. Centers for Disease Control and Prevention, et al. Sexually transmitted diseases treatment guidelines. MMWR. 2015;64:3. Accessed July 21, 2015.
  11. AskMayoExpert. What is the recommended treatment for vulvovaginal candidiasis? Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  12. Boron. Natural Medicines Comprehensive Database. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com/databases/food,-herbs-supplements/professional.aspx?productid=894. Accessed July 26, 2015.
  13. Lopez J. Candidiasis (vulvovaginal). Clinical Evidence. 2013;vol03:815. Accessed July 26, 2015.